Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Representantes del Gobierno y del PSOE negociarán este lunes en una reunión de urgencia un acuerdo para la paralización de los desahucios. El juez decano de Valencia Pedro Viguer, uno de los magistrados que viene pidiendo públicamente la reconsideración de la actual ley hipotecaria española, afirma que propuestas hay muchas, casi todas válidas, pero lo principal, insiste, es cambiar la ley de ejecución hipotecaria. "Nos encontramos en una situación de un proceso sumamente rígido, estricto, insensible, donde el deudor prácticamente no puede efectuar ningún tipo de alegación ni se le admite", explica (12/11/12).

La consulta de este juez al Tribunal de Justicia europeo ha abierto un resquicio legal para la paralización de las ejecuciones hipotecarias. Por ahora se trata de un dictamen no vinculante pero en tres meses, recuerda el juez, el tribunal dictará una sentencia que sí será de obligado cumplimiento por los jueces españoles.

El Ministerio de Economía ha pedido esta semana a bancos y cajas datos sobre sus procesos de desahucio. Los únicos oficiales son los del Consejo General del Poder Judicial, que ha registrado desde 2007 casi cuatrocientas mil ejecuciones hipotecarias. Un drama ante el que muchos afectados han decidido buscar sus propias soluciones.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Juan Luis Ibarra, afirma que los afectados por desahucios deberían tener asistencia letrada obligatoria. En una entrevista a Televisión Española, Ibarra ha dicho que el suceso de Barakaldo, donde una mujer se ha suicidado cuando iba a perder su casa, no puede repetirse.

El líder de UGT, Cándido Méndez, ha resaltado que es "urgente, desde ya" arbitrar "medidas para paralizar todos los desahucios en marcha" y "frenar en seco" para, posteriormente, "buscar alternativas". Después de que una mujer de 53 años falleciese ayer en Barakaldo (Vizcaya) tras precipitarse al vacío desde su vivienda cuando iba a ser desahuciada, Méndez ha declarado a los periodistas en Vigo que los propios jueces españoles reconocen que están aplicando "una ley hipotecaria muy dura".

El Gobierno estudia fórmulas para paralizar temporalmente los desahucios de las familias más vulnerables. Lo ha anunciado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, después de que una mujer se suicidara en Barakaldo minutos antes de ser desahuciada. Rajoy cree que las medidas podrían empezar a concretarse el lunes en la reunión que el ejecutivo mantendrá con el Partido Socialista.

La situación apremia y hoy mismo ha habido una reunión técnica en Moncloa. Para el Ejecutivo lo más urgente es frenar los desahucios de las familias más vulnerables, con una o varias personas en paro y menores a su cargo. Para evitar que se queden en la calle plantea un periodo de carencia en la ejecución de los desahucios. Es la propuesta que han perfilado hoy en Moncloa los ministerios de Presidencia y de Economía, y es la que llevarán a la reunión del lunes con el PSOE.