Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La candidata a presidir el PP, Soraya Sáenz de Santamaría, ha dicho este domingo que acepta el debate que le ha propuesto el también aspirante a liderar el partido, Pablo Casado, pero le ha advertido de que es preferible el "diálogo sincero para el acuerdo". En un acto público con militantes en el municipio madrileño de Coslada, Sáenz de Santamaría se ha referido así al guante lanzado por el vicesecretario de Comunicación en una entrevista en ABC, publicada este domingo.

La exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, que ha ganado la primera vuelta de las primarias del PP, ha pedido al segundo candidato en esta carrera, Pablo Casado "integración y unidad", y ha prometido "generosidad" con todos en el partido.

En rueda de prensa tras conocerse los resultados, Sáenz de Santamaría ha señalado que los militantes "quieren y merecen" ese "esfuerzo" por la integración y la unidad para llegar al congreso, y ha asegurado que también piensa hablar con las otras candidaturas, en las que hay, ha subrayado, personas "extraordinarias".

Ha añadido que en cualquier caso se dejará la piel por ganar el congreso del partido y ser la próxima presidenta del PP y del Gobierno.

Pablo Casado, que ha quedado este jueves segundo en la primera vuelta del proceso interno del PP para elegir al nuevo líder del partido, ha asegurado que quiere seguir planteando su proyecto "hasta el final" y que en su candidatura "cabe todo el mundo".

Casado ha recalcado que su resultado está "muy igualado" con el de la candidata que ha quedado primera, la de Soraya Sáenz de Santamaría, y ha añadido que se siente "muy identificado" con otros aspirantes que han quedado fuera como María Dolores de Cospedal, que tiene, ha dicho, una forma de hacer política "muy parecida" a la suya.

Ha insistido por tanto en que el partido se ha dado unas normas, según las cuales los compromisarios deciden en la segunda vuelta y han insistido en que quiere cumplir con su compromiso de liderar un proyecto en el que todo el mundo se puede incorporar.

María Dolores de Cospedal ha pedido que el PP abra "un periodo de reflexión" tras la primera vuelta para la elección de su líder y ha asegurado que no aspira a "ninguna responsabilidad ni cargo", pero que el 26 por ciento de los apoyos que ha obtenido "no puede quedar fuera".

En su comparecencia tras conocerse los resultados de la primera vuelta del proceso de elección del sustituto de Mariano Rajoy, que no ha pasado al quedar tercera, Cospedal ha dicho que hay que abrir ese periodo de reflexión "entre todos" para acordar "lo que sea mejor para el PP", que será, ha dicho, "lo mejor para España".

Ha insistido en que éste es un sistema de doble vuelta y que "hay muchos votos que no están integrados" en ninguna de las dos candidaturas que ha pasado a la segunda ronda, y de ahí la necesidad de abrir esta "reflexión".

La exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría ha ganado la primera vuelta del proceso interno para elegir al líder del PP y pasa a la segunda ronda junto a Pablo Casado, mientras que la secretaria general del partido, Dolores de Cospedal, ha obtenido el tercer lugar y queda fuera de la carrera.

Según los datos provisionales que ha comunicado en rueda de prensa el presidente de la Comisión Organizadora del Congreso del partido, Luis de Grandes, Sáenz de Santamaría ha conseguido 21.513 votos, seguido de Pablo Casado, con 19.967 sufragios.

En tercer lugar, Cospedal ha obtenido 15.090 papeletas, mientras que José Manuel García-Margallo, se ha quedado con 680 votos.

A muy corta distancia, José Ramón García Hernández ha conseguido 668 apoyos, y en último lugar Elio Cabanes se ha quedado en 185 papeletas.

Los candidatos a presidir el PP, María Dolores de Cospedal, Pablo Casado, Soraya Sáenz de Santamaría, José Manuel García-Margallo, Elio Cabanes y José Ramón García-Hernández,  han coincidido en hacer un llamamiento a la "unidad" en la jornada electoral de primarias. Las urnas instaladas en un total de 1.096 sedes del Partido Popular repartidas por toda España han quedado cerradas pasadas las 20:30 horas, momento en el que ha comenzado el recuento de las papeletas del proceso de primarias para elegir al sucesor de Mariano Rajoy al frente del partido.