arriba Ir arriba

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha vuelto por primera vez en siete meses al Congreso de los Diputados para mantener una reunión con la dirección del partido y establecer unas directrices para el futuro de la formación, un día después de pedir al portavoz socialista dimitido, Antonio Hernando, que permanezca en la dirección hasta el Congreso Federal. A su llegada, ha asegurado: "Vengo a trabajar". Sánchez, que no es diputado desde finales de octubre, cuando renunció a su escaño para no abstenerse y facilitar la investidura de Rajoy, ni para contradecir a lo convenido por la gestora, ha entrado en el edificio poco antes que el portavoz provisional del grupo parlamentario socialista, José Luis Abalos, que sustituye interinamente al dimitido Antonio Hernando.

Dos ministros han sido reprobados por el parlamento antes que Catalá: Magdalena Álvarez lo fue por el pleno del Senado, y Jorge Fernández Díaz por la comisión de Interior del Congreso. Pero las peticiones de reprobación, una figura que no se recoge en la Constitución, han sido muchas y variadas desde 1981.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha afirmado, horas después de ser reprobado por el Congreso de los Diputados, que él cumple "con responsabilidad" su labor y ha arremetido contra el PSOE, al que, a su juicio, no le importa la verdad, solo "la falacia, el ruido, el humo".

Previamente, el diputado socialista Luis Carlos Sahuquillo había acusado al ministro de ser el "abogado defensor de los delincuentes del PP", de "atacar la credibilidad y la independencia de la justicia" y de llevar a cuestas "el cartel de reprobado".

A jucio del PSOE, Catalá "le sirve a Rajoy", como le sirvió José Ignacio Wert, Ana Mato, Alberto Ruiz Gallardón o Jorge Fernández, y le ha acusado de "urdir un plan para tapar la corrupción en el PP".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha subrayado este miércole que mantiene su "plena confianza" en el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y en el fiscal general del Estado y el fiscal Anticorrupción pese a la reprobación que los tres recibieron ayer por parte del pleno del Congreso. Un día después de la reprobación de la Cámara Baja a Catalá, José Manuel Maza y Manuel Moix, Rajoy ha confirmado que no piensa cesarlos, mientras el portavoz socialista, Antonio Hernando, le ha acusado de "vivir en vilo a merced de la corrupción" y le ha exigido que acuda en persona a declarar en el juicio por el caso Gürtel. "Olvídese del plasma", le ha pedido Hernando al presidente del Gobierno, quien por su parte ha replicado al portavoz del PSOE aludiendo a las primarias de su partido, y ha señalado que espera que el próximo domingo llegue "su Pentecostés" y los socialistas "dejen de hacer méritos para que gane uno y no pierda otro".

El fiscal general del Estado, José Manuel Mazaha rechazado dimitir en Las mañanas de RNE. Considera que sería irresponsable porque condicionaría de forma grave a su sucesor. Se ha mostrado tranquilo con su trabajo y ha asegurado que nadie le ha aclarado las acusaciones. Además, insiste en que la Fiscalía es independiente también del Congreso.

"Me parece que es grave y preocupante que el Congreso de los Diputados adopte una decisión que no está prevista en la ley, que quienes reclaman autonomía para el fiscal respecto al Ejecutivo piensen que se puede cesar a un fiscal desde el poder legislativo, que es otro poder distitnto pero diferente también del judicial", ha explicado.

El fiscal general del Estado, José Manuel Mazaha rechazado dimitir en Las mañanas de RNE. Considera que sería irresponsable porque condicionaría de forma grave a su sucesor. Se ha mostrado tranquilo con su trabajo y ha asegurado que nadie le ha aclarado las acusaciones. Además, insiste en que la Fiscalía es independiente también del Congreso.

"Me parece que es grave y preocupante que el Congreso de los Diputados adopte una decisión que no está prevista en la ley, que quienes reclaman autonomía para el fiscal respecto al Ejecutivo piensen que se puede cesar a un fiscal desde el poder legislativo, que es otro poder distitnto pero diferente también del judicial", ha explicado.

El Pleno de Congreso ha reprobado esta tarde con el apoyo unánime de todos los grupos del arco parlamentario, salvo el PP, al ministro de Justicia, Rafael Catalá; al fiscal general del Estado, Jose Manuel Maza; y al fiscal jefe de Anticorrupción, Manuel Moix. Ante la presencia del propio Catalá, quien ha asistido desde su escaño a todo el debate, la Cámara ha avalado la moción de reprobación presentada por los socialistas contra él por su "responsabilidad política directa" en el caso Lezo y en los nombramientos "a dedo" de Maza y Moix, así como por "poner el Ministerio de Justicia al frente de una estrategia de defensa de los corruptos del PP". Por su parte, el ministro de Justicia ha asegurado que sólo el presidente del Gobierno puede nombrar y cesar ministros.