Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Rasha es una de las miles de niñas afectadas por el terrorismo del autodenominado Estado Islámico. La pequeña vivía en Mosul, al norte de Irak, un enclave que estuvo durante años controlado por el grupo yihadista, y quedó traumatizada por toda la violencia que presenció, incluida la muerte de su tío. Gracias a la ayuda de MSF, la pequeña se está recuperando del trauma de la guerra.

Cuando se cumplen ocho años de la guerra en Siria, cinco millones de refugiados siguen desamparados, buscando un lugar seguro donde vivir. La mayoría están en campos de refugiados en países limítrofres como Turquía, Líbano y Jordania. Otros seis millones de sirios han tenido que desplazarse dentro del país huyendo de la guerra. El Comité Español de Ayuda al Refugiado denuncia que la Unión Europea ha incumplido reiteradamente sus compromisos de asistencia, así como el acuerdo firmado con Turquía en 2016 por el que se frenó la llegada de migrantes a las costas griegas. Ahora la ruta de entrada a Europa se ha trasladado al Mediterráneo central y a las costas españolas.

En Siriala guerra está a punto de cumplir ocho años y acumula más de 350.000 muertos, seis millones de desplazados y cinco de refuguados en lo que la ONU califica como la mayor tragedia humanitaria del siglo XXI. Iniciada al calor de la primera árabe, la represión del régimen pronto condujo a una militarización de las revueltas que también ha servido de campo de batalla para grupos yihadistas. Primero la rama regional de Al-Qaeda, después el Estado Islámico, que llevó a EE.UU. a implicarse al frente de una coalición internacional. Sin embargo, han sido las grandes potencias regionales las que han marcado el devenir del conflicto. Rusia, Irán y Hizbolá han dado un apoyo militar al régimen sirio que parece haber decantado la guerra a su favor.

Un joven rodeado de humo con una honda que lucha. La imagen tomada en las protestas palestinas contra Israel en la Franja de Gaza se viralizó en seguida, casi 130.000 'me gusta' en menos de cuatro horas. Espoleados por las imágenes de activistas como Aed, muchos jóvenes palestinos acuden los viernes a las manifestaciones en la frontera que están a punto de cumplir un año.

Más de 250 palestinos han muerto en casi un año en estas protestas, Israel asegura que no tolerará asaltos a su frontera, que entre los manifestantes hay integrantes de grupos terroristas considerados así por EE.UU y la Unión Europea.