arriba Ir arriba

Cientos de personas se han manifestado en las cercanías de la embajada de Estados Unidos en Beirut, en contra de la decisión del presidente norteamericano, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como la capital de Israel.

Las fuerzas de seguridad han lanzado gases lacrimógenos y los equipos de Defensa Civil han empleado cañones de agua para dispersar a los manifestantes, que han respondido lanzando botellas y quemando neumáticos y contenedores de basura en la zona de Aukar, próxima a la sede diplomática.

El primer ministro de Irak, Haidar al Abadi, ha anunciado el final de la guerra contra el Estado Islámico (EI) después de que el Ejército se hiciera con el control de toda la frontera con Siria, el último reducto que el grupo terrorista yihadista mantenía en el país. El subcomandante de las fuerzas iraquíes conjuntas Abdelamir Yarala ha anunciado la recuperación de los últimos territorios que los yihadistas controlaban junto a la frontera siria, en las provincias occidentales de Nínive y Al Anbar, con lo que retomaron el control de 90 pueblos y más de 16.000 kilómetros cuadrados.

Estamos muy pendientes de lo que ocurre en Jerusalén, 24 horas después de que Donald Trump anunciara que Estados Unidos considera que es la capital de Israel. Hoy, el líder de Hamas, que controla la franja de Gaza, ha reclamado que los palestinos lancen a partir de mañana una jornada de la ira y una nueva 'intifada'. El profesor de Estudios árabes de la Universidad de Alicante, Ignacio Álvarez-Ossorio nos da algunas claves para entender el contexto regional, y contactamos con un grupo de cirujanos de Médicos del Mundo que participan en una misión sanitaria en la franja de Gaza. Además, seguimos recorriendo la frontera entre Estados Unidos y México, hoy centrándonos en el muro que ya existe, y en el que quiere construir Trump.

El presidente de Estados Unidos ha anunciado este miércoles que reconoce "oficialmente" a Jerusalén como capital de Israel, y que trasladará la embajada estadounidense de Tel Aviv a la ciudad. Trump ha explicado en su discurso que su país hará todo lo posible por mantener "la paz y la estabilidad" y ha pedido a todos los líderes que preserven el statu quo en la región.