arriba Ir arriba

La capital china, Pekín, y otras partes del norte y sur del país se preparan para vivir un pico de contaminación con niveles en algunos puntos hasta veinte veces superiores a los recomendados por la Organización Mundial de la Salud y una visibilidad que se verá reducida a menos de 200 metros.

En Pekín y otras zonas del norte como la ciudad de Tianjin y la provincia de Hebei, las autoridades han decretado la alerta naranja, la segunda de mayor gravedad en una escala de cuatro colores, pero la contaminación afectará también a otras partes del norte, noreste y sur del país como las provincias de Shanxi, Shandong y Henan.

A un mes y medio de que asuma la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump hay provocado la primera crisis diplomática con China. El gigante asiático ha presentado una protesta formal después de que el futuro inquilino de la casa Blanca mantuviera una conversación telefónica con la presidenta de Taiwán. Pekín considera la isla una provincia separatista y exige ser el único interlocutor.

Siria se ha convertido en un auténtico infierno. En los últimos días, 20.000 civiles que vivían en las zonas del Este de la ciudad de Alepo han huido y buscan refugio desesperadamente. En la última jornada, 29 personas han muerto por los bombardeos del Ejército de Damasco y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas celebra este miércoles una reunión de urgencia convocada a petición de Francia y Reino Unido. Abordamos la situación con Ignacio Álvarez Ossorio, profesor e investigador de asuntos árabes e islámicos de la Universidad de Alicante; David del Campo, director de Cooperación Internacional de Save the Children, y Esther Campo, de la ONG Proactiva Open Arms (30/11/16).