arriba Ir arriba

Al menos 120 personas han muerto y al menos 75 han resultado heridas de gravedad por la explosión de un camión cisterna cargado de gasolina en una carretera del este de Pakistán.

El vehículo volcó, al parecer por la velocidad, sobre las 6:30 de la mañana del domingo, hora local, cerca de la localidad de Bahawalpur, en la provincia de Punyab, según ha informado a Efe un portavoz de la policía local, Fida Hussain.

Tras el accidente, mucha gente se acercó hasta el camión accidentado para recoger la gasolina que se estaba filtrando. Algunas de esas personas fumaban en el momento de la explosión, según asegura la BBC.

Las autoridades consideran que la causa del deslizamiento de tierra han sido las fuertes lluvias de estos días, típicas en estas fechas y que también otros años han causado catástrofes. En dos provincias también del Sur, cercanas a Sichuan han tenido que evacuar a unas 9000 personas después de que sus casas quedaran totalmente inundadas.

Un deslizamiento de tierra ocurrido este sábado en la provincia de Sichuan, en el suroeste de China, ha sepultado 46 casas y ha enterrado a más de un centenar de personas, según la agencia oficial china Xinhua.

Una avalancha de piedras y lodo ha caído montaña abajo a las seis de la mañana, hora local, sobre la aldea de Xinmo, en el condado de Maoxian (provincia de Sichuan, cerca del Tibet). Al menos 46 casas han quedado sepultadas, y hay 141 desaparecidos. Los equipos de rescate y voluntarios sólo han podido rescatar de momento a una pareja y a su hijo de pocos meses.

Las imágenes difundidas por la televisión oficial CCTV muestran a los soldados desplazados al área y a los vecinos levantando pesadas rocas, y a varias excavadoras trabajando en la zona donde estaba el pueblo.

El deslizamiento ha bloqueado unos dos kilómeros de un río cercano y una carretera. Las autoridades han cerrado al tráfico, salvo para los equipos de emergencia, todas las carreteras de la zona.

Un deslizamiento de tierra ocurrido este sábado en la provincia de Sichuan, en el suroeste de China, ha sepultado 46 casas y ha enterrado a más de un centenar de personas, según la agencia oficial china Xinhua.

Una avalancha de piedras y lodo ha caído montaña abajo a las seis de la mañana, hora local, sobre la aldea de Xinmo, en el condado de Maoxian (provincia de Sichuan, cerca del Tibet). Al menos 46 casas han quedado sepultadas, y hay 141 desaparecidos. Los equipos de rescate y voluntarios sólo han podido rescatar de momento a una pareja y a su hijo de pocos meses.

Las imágenes difundidas por la televisión oficial CCTV muestran a los soldados desplazados al área y a los vecinos levantando pesadas rocas, y a varias excavadoras trabajando en la zona donde estaba el pueblo.

El deslizamiento ha bloqueado unos dos kilómeros de un río cercano y una carretera. Las autoridades han cerrado al tráfico, salvo para los equipos de emergencia, todas las carreteras de la zona.

El Estado Islámico (EI) ha destruido la mezquita Al Nuri, donde el líder del grupo terrorista, Abu Bakr al Bagdadi, proclamó el "califato" el 29 de junio de 2014, situada en Mosul, en el norte de Irak, según informaron fuentes oficiales.

Los combatientes del EI pusieron explosivos en el templo del siglo XII en su huida, según portavoces de las Fuerzas Armadas en un comunicado. El comandante de las Operaciones Conjuntas, el general Abdelamir Yarala, calificó la detonación de la mezquita como "otro crimen histórico", según un comunicado oficial.

El estudiante estadounidense Otto Warmbier, que estuvo preso en Corea del Norte durante más de un año y fue entregado la semana pasada en coma a su familia, ha fallecido en su Ohio natal, ha informado su familia. "Con tristeza debemos informarles de que nuestro hijo, Otto Warmbier, ha completado su viaje a casa", explica la familia en un comunicado, en el que detalla que el joven, de 22 años, murió rodeado de sus seres queridos.

En el comunicado, los padres, Fred y Cindy Warmbier, agradecen a los doctores del hospital de Cincinnati al que llegó Warmbier el 13 de junio por hacer todo lo posible por salvarle, tras haber sido entregado por las autoridades norcoreanas en coma y con serios daños cerebrales.