arriba Ir arriba

Rosa María Payá, hija del disidente fallecido Oswaldo Payá, ha lamentado este lunes que el Gobierno español no haya respondido a sus peticiones de una investigación internacional sobre la muerte, y en cambio dé crédito a las conclusiones de la justicia cubana sobre el caso.

La activista cubana ha lamentado durante una entrevista en Los desayunos de TVE que el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, haya pedido pruebas al único condenado por el caso, el dirigente de las Nuevas Generaciones del PP Ángel Carromero, de que otro vehículo embistió al que él conducía. En el siniestro murió también el dirigente opositor juvenil Harold Cepero.

"Me parece sorprendente que le exija pruebas o presentarse a los tribunales a un muchacho que es inocente. El Gobierno español tiene constancia de que es inocente porque tiene acceso a estos mensajes de texto". Payá se refiere a los mensajes supuestamente enviados por Carromero y por otro de los ocupantes del vehículo, el sueco Jens Aron Modig, en los que informaban a sus familiares del accidente y mencionaban al coche que supuestamente les sacó de la carretera.

"Es sorprendente que estén dando crédito a la justicia cubana como si fuera un estado de derecho", ha añadido.

Rosa María Payá ha asegurado que la familia estudia presentar una querella ante la Audiencia Nacional, ya que su padre tenía nacionalidad española.

En su primer viaje fuera de Cuba desde que las autoridades le concedieran el pasaporte, la portavoz de la organización disidente Damas de Blanco, Berta Soler, ha visitado Madrid. Soler ha participado en un acto en la Casa de América de Madrid, que se ha visto interrumpido cuando un grupo de castristas han sacado una pancarta increpando a los opositores. Soler ha manifestado su convicción de que la muerte del opositor Oswaldo Payá, por la que fue condenado el popular Ángel Carromero, no fue un accidente.

Mª Dolores de Cospedal habló sobre el tercer grado que la junta de vigilancia penitenciaria ha concedido a Ángel Carromero . Ha dicho que se alegra de la decisión y que habrá que esperar e ir paso a paso en este caso. También ha abogado porque el dirigente de nuevas ganeraciones del PP se recupere de la presión a la que ha estado sometido.

La junta de tratamiento de la cárcel de Segovia estudia hoy la posibilidad de conceder el tercer grado penitenciario o régimen abierto al dirigente de Nuevas Generaciones del PP, Ángel Carromero, han dicho a Efe fuentes cercanas al caso.

El político fue condenado en Cuba a cuatro años de prisión por el accidente de tráfico del pasado 22 de julio que costó la vida a los miembros de la oposición en Cuba Oswaldo Payá y Harold Cepero, aunque en virtud de un convenio bilateral se acordó que Carromero cumpliera el resto de su condena en España.