arriba Ir arriba

Este lunes se cumplen 16 años de los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos. Unos ataques terroristas, perpetrados por 19 miembros del grupo Al Qaeda, que conmocionaron al mundo, y que han sido los peores vividos en la historia del país norteamericano. Casi 3.000 personas fallecieron y otras 6.000 resultaron heridas.

Los informativos internacionales emitieron en directo el desplome de los dos gigantescos rascacielos.
102 minutos desde el impacto del primer avión hasta el derrumbe de ambas torres.

Casi dos horas después, un tercer vuelo se estrellaba contra la fachada del Pentágono, sede del Departamento de Defensa estadounidense.

Y en medio de la desesperación y el caos, un cuarto avión se estrellaba en campo abierto en Shanksville, Pensilvania, aunque su objetivo era el Capitolio de los EEUU. Los terroristas perdieron el control de la nave después de mantener un enfrentamiento con los pasajeros que intentaron evitar el choque.
En total, casi 3.000 personas perdieron la vida y otras 6.000 resultaron heridas.

El Congreso de Estados Unidos ha propinado este miércoles hoy un fuerte revés al presidente, Barack Obama, al anular por primera vez uno de sus vetos sobre una ley que permite a los estadounidenses demandar al Gobierno de Arabia Saudí por su supuesto papel en los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Republicanos y demócratas, entre los que se encuentran fieros defensores de Obama en el Congreso, han reunido en el Senado y en la Cámara de Representantes la mayoría necesaria de dos tercios en cada cámara para revocar el veto del mandatario, un fenómeno inusual y que Obama no había sufrido aún. Con esta invalidación del veto, entra en vigor automáticamente y sin la firma de Obama la conocida como "Ley de Justicia contra Promotores del Terrorismo", que permite a los familiares de víctimas del 11S demandar al Gobierno saudí por su supuesto apoyo a los terroristas que perpetraron los atentados.

Tras conocer la noticia, Obama ha calificado de "error" y "peligroso precedente" la decisión del Congreso, pues "si eliminamos esta noción de inmunidad soberana, entonces nuestros hombres y mujeres de uniforme en todo del mundo podrían empezar a verse sujetos a leyes recíprocas". "La preocupación que tengo no tiene nada que ver con Arabia Saudí en concreto, o mi compasión por las familias del 11 de septiembre. Tiene que ver con que no quiero una situación en la que de manera súbita nos veamos expuestos a responsabilidades por el trabajo que hacemos en todo el mundo", ha subrayado Obama.

 El informe del Comité de Inteligencia del Senado estadounidense revelado hoy sobre las técnicas de interrogatorio de la CIA asegura que los agentes actuaron de una manera "más brutal" de lo que indicaron a los legisladores y a los estadounidenses y que, además, sus métodos no fueron efectivos. El informe, publicado hoy tras cinco años de recopilación de documentos e investigaciones, aborda el uso de controvertidos métodos de interrogatorio a sospechosos y miembros de Al Qaeda retenidos en instalaciones secretas en Europa y Asia en los ocho años posteriores a los atentados del 11 de septiembre de 2001.