Anterior Esta semana en Historia de nuestro cine 'Escritores en el cine' Siguiente Carlos y Claudia, muy tensos tras conocer el resultado de la prueba de ADN Arriba Ir arriba
Crónicas - Lita Cabellut: el lenguaje de los colores

Lita Cabellut: El lenguaje de los colores

  • Es la pintora española más cotizada del mundo

  • El museo del Prado le cambió la vida

  • Desde los 19 años vive en Holanda

  • #CRlita

|

Ficha técnica

  • GUION TERESA GRAY 
  • REALIZACIÓN ÁNGEL NAVARRO GÓMEZ 
  • IMAGEN ALEJANDRO COVES 
  • SONIDO JUAN LAGE 
  • MONTAJE QUINO ALONSO
  • PRODUCCIÓN LOURDES CALVO Y ANA PASTOR

Lita Cabellut no es, de momento, profeta en su tierra. Se le conoce más fuera que dentro. Sus cuadros se exhiben y se venden en Dubái, Nueva York, Singapur, Londres...En España apenas se sabe de ella porque hasta ahora no ha habido una gran exposición de su obra. Si la habrá a partir del próximo otoño, serán dos: una en Barcelona y otra en A Coruña.

Un referente para la mujer gitana

Lita se crió en las calles de Barcelona. Su madre la abandonó y su abuela se hizo cargo de ella. Pero murió pronto y la niña con diez años fue recluida en un orfanato. A los trece fue adoptada por una familia acaudalada de Cataluña. Con ella visitó el museo del Prado. Los cuadros que vio en la pinacoteca, especialmente “Las tres gracias de Rubens”, le abrieron las puertas a otro mundo que ella se empeñó en franquear. A base de un esfuerzo sin tregua aquella adolescente gitana ha conseguido, en el transcurso de los años, convertirse en la pintora española más vendida según Art Price, la base de datos más importante del mercado del arte.

Diego Fernández, director Instituto Cultura Gitana

Antón Castro, critico de arte

El craquelado

Lita ha creado su propia técnica de pintura. Es el craquelado. Con él traza los poros y las líneas de la piel del ser humano. Está especializada en el retrato de grandes dimensiones. Para pintarlos utiliza un caballete electrónico que sube y baja según sus necesidades. La idea del tablero fue suya, se le ocurrió un día que paseaba por la calle y vio como unos obreros usaban un andamio que ascendía y descendía. Ni corta ni perezosa habló con el jefe de la obra y a los pocos días tenía en su estudio una tabla especial.

Lita se atreve con todo. Ahora está preparando los decorados y el vestuario de una ópera de Rossini. El encargo se lo ha hecho Carlus Padrissa uno de los directores artísticos de La Fura dels Baus.

Carlus Padrissa, director artístico La Fura del Baus

El cuadro sin acabar

Lita trabaja todos los días, incluidos sábados y domingos. Sólo descansa un mes al año. Su producción es extensísima. Aunque a su alrededor tiene un equipo de cinco personas a la hora de enfrentarse al lienzo está ella sola.

Lita Cabellut