Anterior Bueno, mejor, ¿vegano? Siguiente Ruth Lorenzo, Maldita Nerea y Alejandro Parreño, invitados en la Gala 4 de OT Arriba Ir arriba
Crónicas - Esto es un barrio
Redes vecinales y de participación

Lavapiés: Esto es un barrio

  • Barrios céntricos de las grandes ciudades sufren procesos de transformación

  • Lavapiés es uno de los barrios más populares y multiculturales de Madrid

  • El turismo y la subida en los precios de la vivienda apuntan nuevos cambios

  • El lunes, 12 de septiembre, a las 23:25 horas, en La 2 de TVE #CRlavapiés

|

FICHA TÉCNICA: 

GUIÓN Carmen Bonet
REALIZACIÓN Arturo Villacorta
IMAGEN Silvia Acebes
SONIDO Irene Martín
MONTAJE Quino Alonso
SONORIZACIÓN Isabel Arribas
POSTPRODUCCIÓN Alfredo Frutos
DOCUMENTACIÓN SS.II. TVE
AMBIENTACIÓN MUSICAL Ángeles Rodríguez
PRODUCCIÓN Ana Pastor, Lourdes Calvo

En la mayoría de las grandes ciudades se viene produciendo en las últimas décadas un proceso con un nombre que dice poco a primera vista: “gentrificación”. Detrás de ese término, adoptado del inglés, se esconden una serie de transformaciones que afectan a los barrios más populares y céntricos. Un proceso que, a la larga, para sus detractores, acaba con el desplazamiento de las poblaciones tradicionales de esos barrios y la pérdida de identidad de sus comercios y calles; para dar paso a la especulación inmobiliaria, las franquicias, los hoteles de lujo, y otros intereses económicos.

En Madrid, este fenómeno se puede observar ya en algunos barrios como el llamado Triball o el mismo Chueca; y se está produciendo en algunos otros, como el de Lavapiés, hasta hoy caracterizado por una población diversa donde se juntan viejos habitantes, inmigrantes de distintas nacionalidades, y jóvenes estudiantes o trabajadores con pocos recursos.

Crónicas - Lavapiés: Esto es un barrio - Jorge Sequera, sociólogo, nos explica el proceso que se vive en Lavapiés

El barrio, un reflejo del mundo

Los procesos de “gentrificación” en las grandes ciudades son contemplados por algunos como procesos naturales; por otros, como un mal que hay que atajar. En el término medio, algunas voces defienden los cambios, pero de una manera controlada y tranquila, y defendiendo siempre las necesidades de los barrios y de quienes los ocupan. Y en algunos de ellos, como el madrileño de Lavapiés, el barrio es también un reflejo del mundo.

En las calles de Lavapiés se juntan vecinos de más de 80 nacionalidades distintas. Una variedad de culturas y países que no se encuentra en ningún otro lugar de la ciudad. Lavapiés es uno de los barrios más antiguos de Madrid, que se fue formando y aún sigue haciéndolo, con oleadas de inmigración. De aquí, de más lejos, de algunos que regresaron, y de otros que se sienten atraídos por un lugar en el que conviven muchos barrios distintos.

Lavapiés, siempre un lugar de acogida

El barrio de Lavapiés no es en realidad un barrio administrativamente hablando, sino parte de otro, el de Embajadores. Antes, los arrabales de la ciudad. Hoy, en pleno centro de Madrid, es el lugar con una mayor densidad de población. Y un tercio de sus habitantes son de origen extranjero. Aunque, hoy, con los precios en alza, y convertido también en un lugar de interés para turistas, la población inmigrante parece estar descendiendo, para dar paso a otros nuevos pobladores.

Lavapiés fue siempre un lugar de acogida. Primero, de aquella inmigración rural que buscaba suerte en la ciudad. Y aún hoy, de una población inmigrante con pocos recursos, que abre tiendas o restaurantes en sus calles. Los primeros años fueron difíciles. Pero hoy, nadie se extraña al oír hablar otras lenguas o vestir otros colores.

Crónicas - Lavapiés: Esto es un barrio - Amalia franco y Vicente Maroto, nacidos y criados en Lavapiés, nos cuentan cómo se vivió y se vive con la inmigración

Cuna de asociaciones y movimientos sociales

Uno de los problemas que siempre ha tenido Lavapiés ha sido y sigue siendo el de la vivienda. Poco espacio para mucha gente. Y las corralas, fueron una solución. La mayoría de los inmigrantes de otros países tuvieron que adaptarse a vivir en pequeños espacios, de no más de 25 metros cuadrados. Infraviviendas o, como se les llamó después, “pisos patera”. Aún hoy siguen existiendo.
Pero, en la década de los 90, con la gran oleada de inmigrantes al centro de Madrid, Lavapiés empezó a estar en el punto de mira de las distintas Administraciones; se declara como Área de Rehabilitación Preferente y se decidió poner en marcha un Plan para rehabilitar viviendas e infraestructuras.
Mientras, las redes vecinales de Lavapiés, seguían creciendo. Porque Lavapiés es y ha sido siempre un barrio cuna de asociaciones y movimientos sociales. Desde las primeras asociaciones de vecinos allá por los 70 hasta los movimientos culturales y de autogestión que hoy conviven en sus calles.
El primer centro social “okupado” de Madrid, estuvo en Lavapiés. Corría 1985…Y aquí se concentraron en los años siguientes la mayor parte de esas “okupaciones” madrileñas. Hoy, quedan algunos de ellos, pero pocos…algunos transformados ya en Centros Sociales Autogestionados… Y el tema de la vivienda fue una reivindicación y también lo sigue siendo.

Crónicas - Lavapiés: Esto es un barrio - Gonzalo Maestro, Plataforma de Afectados por la Hipoteca, (distrito centro)


Hay quien asegura que el entramado social, las redes sociales y vecinales en el barrio, han sido el sujeto de cambio en Lavapiés. Hoy, este céntrico y popular lugar de Madrid, se enfrenta a otros “cambios” bajo el nombre de “gentrificación”.
Aún así, Lavapiés sigue resistiendo…