Anterior Llévate un póster firmado por los protagonistas de 'The Challengers' Siguiente Ruth Lorenzo, Maldita Nerea y Alejandro Parreño, invitados en la Gala 4 de OT Arriba Ir arriba
El escarabajo verde - Lindano maldito

Lindano maldito

  • Los vertidos de lindano de Inquinosa la convierten en uno de los casos de contaminación más graves y desconocidos de Europa y sus ruinas son como el “Chernóbil” químico español.

  • Las filtraciones de residuo líquido libre, lleno de organoclorados de alta toxicidad, han llegado al río Gállego y obligado a suspender el suministro de agua de boca en diversas ocasiones.

  • El lindano es un potente pesticida prohibido en Europa desde mediados de los noventa

|

Lindano maldito
Un documental de Mario de la Mano y Eduardo Laplaza
Imagen y Sonido: Cristian Marín 
Montaje: Enric Ferrés
Sonorización: Fernando Pequeño

El Escarabajo verde es el programa semanal de documentales de medio ambiente de La 2 de TVE que dirige y presenta Mario de la Mano, realiza Eduardo Laplaza y produce Luisa Miranda.

En 1975, la empresa Inquinosa instala una fábrica en Sabiñánigo, Huesca, para dedicarse a la producción de un organoclorado conocido con el nombre comercial de lindano, de potente acción pesticida. Años después, tras el cierre de la empresa a mediados de los 90 y la prohibición del producto en España, los efectos de una penosa gestión de los residuos altamente tóxicos que generaba lo han convertido en uno de los casos de contaminación más graves de Europa.

Durante años, los responsables de Inquinosa arrojaron los residuos de lindano regularmente y de forma incontrolada en sendos vertederos de la localidad”

 

Los responsables de Inquinosa arrojaron los residuos de lindano de forma regular e incontrolada en sendos vertederos de la localidad, ambos muy cercanos al río Gállego. En primera instancia, fue el vertedero municipal de Sardas el que acogió los restos del proceso de fabricación del pesticida, una mezcla de organoclorados de elevada toxicidad que se mezclaban, además, con los residuos sólidos urbanos. Con posterioridad, éstos pasaron a depositarse en el vertedero de Bailín, que tampoco reunía las condiciones para acoger este tipo de materiales de desecho. En ambos casos se han producido peligrosas filtraciones que han acabado afectando a las aguas del Gállego y al suministro de agua de boca de los pueblos aledaños.

 

El episodio más grave sucedió este verano pasado cuando el Gobierno de Aragón decidió trasladar los residuos de lindano de Bailín a una celda de confinamiento en el mismo vertedero para empezar así a resolver los problemas de contaminación. Sin embargo, la complejidad de los trabajos y otros factores que ahora se están investigando provocaron que el tóxico fluyera hasta el río Gállego, de ahí a los grifos de cientos de vecinos que se abastecen del mismo y que tuviera que cortarse el agua durante días. A pesar de instalar filtros de carbono más potentes en las depuradoras como medida provisional, a día de hoy el Instituto Aragonés del Agua estudia habilitar abastecimientos alternativos que eludan las aguas del Gállego.

Con el vertido de un solo litro se puede llegar a contaminar hasta mil millones de litros de agua para consumo humano

 

El llamado residuo líquido libre es el resultado del proceso de fabricación del lindano y con el vertido de un solo litro se puede llegar a contaminar hasta mil millones de litros de agua para consumo humano. Por otro lado, aunque el Gobierno de Aragón ha señalado que se trata estrictamente de un problema medioambiental, organizaciones ecologistas y otros insisten en el aspecto sanitario ya que se trata de una sustancia persistente en el medio, pero también tóxica, bioacumulativa y con indicios de causar transtornos endocrinos.