Anterior Risotto de verduras Siguiente La 1 estrena el próximo miércoles 'Doctor Romero' Arriba Ir arriba
Teaser de 'La promesa digital'

TVE preestrena en Cineteca Madrid el documental 'La promesa digital'

  • Repasa el impacto de la cibercultura en las dos últimas décadas

  • Dirigido por José Manuel Pinillo, se estrena el 27 de noviembre en Cineteca

  • Posteriormente se emitirá en La 2, el lunes 1 de diciembre a las 21:00 horas

|

La promesa digital, coproducido por TVE, es un interesante documental en el que se repasa el impacto de la cibercultura en las dos últimas décadas. Podrá verse el 27 de noviembre en Cineteca y tras la proyección habrá coloquio con el director, José Manuel Pinillo, y en el que también aprticiparán Pepa Rojo, Ricardo Echevarría Maria Pallier, directora del programa Metrópolis de TVE. La entrada es libre hasta completar aforo.

Posteriormente se emitirá en La 2, el lunes 1 de diciembre a las 21:00 horas

El documental

Hace ahora 25 años que la revolución cibernética prometía un mundo nuevo y una realidad alternativa de posibilidades infinitas. ¿Cuáles han sido los cambios reales en estos años? ¿En qué dirección vamos o creemos ir? Hubo una promesa de un mundo nuevo, de una realidad alternativa con infinitas posibilidades basada en la revolución cibernética. 25 años después, ¿qué queda de aquel sueño?

La revolución digital que está teniendo lugar ¿responde a lo que sus impulsores y defensores esperaban de ella? La promesa ¿se ha cumplido o es una decepción? Este documental propone recorrer nuestra historia digital, desde que a principios de los 90 no usábamos el móvil ni el fax a la permanente conexión y presencia de la tecnología actuales; repasar lo que se vaticinaba y contrastarlo con lo acontecido.

El documental analiza estos aspectos y los paralelismos entre el desarrollo de la cultura digital y las 25 ediciones de ArtFutura a través de la experiencia de expertos de la talla de Nicholas Negroponte (fundador y director del Instituto de Tecnología de Massachusetts Media Lab), Clay Shirky (profesor de la Universidad de Nueva York y experto en redes sociales), Sherry Turkle (psicóloga y socióloga del Instituto de Tecnología de Massachusetts), William Gibson (escritor de ciencia ficción), o Montxo Algora (director de ArtFutura).

Unas palabras de su director

José Manuel Pinillo describe así el documental: "En 1990 si querías informarte sobre algo ibas a la biblioteca, si querías ver algo era en la televisión o en el cine: no había más acceso que el presencial. La tecnología no formaba parte de nuestras vidas. Sin embargo, en el aire flotaba una promesa, la idea de que algo iba a cambiar gracias a los ordenadores. Una promesa de libertad, de vida alternativa, de colaboración e intercambio sin límites ni fronteras, de muchas posibilidades la mayoría de las cuales aún estaban por descubrir.

Timothy Leary anunciaba que los ordenadores ocupaban el lugar que habían tenido las drogas en los 60 como propulsores de la expansión de la mente. Un futuro descarnado, hiperconectado, desencantado y a la vez fascinante se abría ante nosotros. Había una gran efervescencia en torno a ese nuevo mundo, un ciberespacio que ninguno conocíamos todavía, la interactividad e interconexión global, la generación de imágenes y sonidos digitales, la posibilidad de superar los límites del cuerpo

La utopía de los 60 parecía reencarnarse en los 90 -después de unos entre esteticistas y desencantados 80’s- de una manera menos naíf, pero fue igualmente devorada por la lógica comercial. Lo que debía servir para liberarnos en muchos sentidos nos encadena y aunque es inimaginable una vuelta atrás creo que no soy el único que a veces la desea. Cuando nadie puede escapar ya a las consecuencias de una de las revoluciones más relevantes de la historia, en retrospectiva se ve cumplido aquello de que todo debe cambiar para que todo siga igual.

En ese 1990 tuve la oportunidad de escribir una canción para un espectáculo de La Fura inspirada en la novela Neuromante de William Gibson y a partir de ahí me sentí “abducido” con la fortuna de asistir a muchos de los acontecimientos ligados a esta transformación desde la producción, autoría y comisariado de piezas audiovisuales e interactivas de diversa índole.

Y llegó lo que resume muy bien Clay Shirky cuando dice que el verdadero cambio llega una vez que la herramienta es “tecnológicamente aburrida”, cuando está plenamente asumida y se utiliza cotidianamente sin darle importancia al hecho tecnológico.

¡Hacer balance! Podría haber ocupado una enorme serie documental pero más que la imposibilidad económica, que también, se impuso el deseo, quizás algo narcisista, de explicarlo a mi manera. Y opté por el discurso ligado a mi experiencia personal, arbitrario y nada exhaustivo, sumando capas de lo que uno ha ido destilando a lo largo del tiempo confrontado con una realidad que todos conocemos y que ocupa diarios y noticiarios de televisión cada día. Lo que me atraía era esa conexión entre la promesa y su quiebra, la nueva bancarrota de las buenas intenciones, la historia de la historia.

Ahora que la tecnología se ha tornado invisible cuando más presente está, la pregunta de partida de este documental, qué queda de la “promesa digital”, se ha contestado ella sola por el propio peso del tiempo, por aquello que nos ha traído y, sobre todo, por lo que se ha llevado.

La segunda pregunta, la de salida, ¿y ahora qué nos espera tras este imponente Cisne Negro? ha tenido tantas respuestas que, aunque sólo sea por estadística, alguna acertará.