La doctora Vidales: "Podemos comer legumbres en invierno y en verano"

Ampliar fotoLa doctora Conchita Vidales

La doctora Conchita Vidales en el encuentro digital que concedió a RTVE.es para presentar su libro ’Cocina que cura’tve

Ángela Pérez 

¿Sabes qué es "el caldo que resucita"? Conchita Vidales nos revela cómo se elabora y por qué es una tradición en su familia. Además, en esta época del año surge la duda de cómo comer variado sin sentirse pesado y sin pasar mucho calor, por ello la doctora nos da algunos consejos para comer ligero y responde algunas dudas sobre nutrición.

La mejor opción para alimentarse sano en verano son las frutas, las verduras o las hortalizas frescas sin cocinar en ensalada, por ejemplo. Estos alimentos aportan muchas vitaminas y agua.

“En España tenemos una dieta mediterránea que hace que podamos comer las legumbres en invierno y en verano”, afirma la doctora Vidales, quien sugiere que se puede cocinar en forma de estofado y de ensalada, a gusto del consumidor.

Otro de los ingredientes que aconseja Conchita Vidales es el pescado, un alimento muy sano, más consumido en verano ya que la gente suele ir a veranear a la costa.

Alimentos funcionales

Un alimento funcional es aquel que por sí solo tiene una determinada función en el organismo pero que, cuando es mejorado, suele ser más efectivo en esa función. En el mercado se encuentran alimentos enriquecidos con calcio, vitamina D o probióticos.

La nutricionista comenta que el estrés que tienen las personas hacen que se alimenten mal en muchas ocasiones: “Hay que recurrir a estos alimentos en los casos de enfermedades carenciales -dolencias por falta de algún nutriente- o épocas de crecimiento, por ejemplo”.

Intolerancia a la lactosa

El número de personas que sufren de intolerancia a la lactosa ha aumentado considerablemente en los últimos años, afirma la doctora. No pueden consumir leche en su día a día, por lo que tienen que buscar otros productos con alto contenido en calcio. Vidales recomienda la soja como una buena alternativa, así como los alimentos funcionales enriquecidos con calcio; también todas las verduras de hojas verdes.

“El yogur puede ser un buen aliado ya que la lactosa está tratada, con lo cual no es lo mismo que tomar leche”, asegura la nutricionista. Por otro lado, los frutos secos también son ricos en calcio, y aconseja comer un puñado de nueces o dos al día.

Regulación del tránsito intestinal

¿Cómo afecta al organismo el consumo de productos para regular el tránsito intestinal? Conchita Vidales explica que los yogures probióticos, por ejemplo, en cantidades normales, no tendrían por qué dificultar la generación de la flora intestinal y afirma que este tipo de productos “no dejan de ser un alimento funcional, que aportan beneficios a la flora intestinal porque proporcionan bacterias buenas”.

Sin embargo, advierte de que el uso de laxantes puede crear dependencia. La doctora recomienda consultar a un médico y vigilar las dosis que se toma, porque pueden hacer que el intestino se haga vago.

"El caldo que resucita"

En Cocina que cura, Vidales reserva unas páginas para desvelar la receta estrella de su familia: "El caldo que resucita". “Lo llevamos tomando en mi casa toda la vida. Viene de mis bisabuelas, mis abuelas… Es un caldo que leyendo en la literatura, vimos que se prepara desde la época de los musulmanes”, asegura la nutricionista.

El caldo que resucita
Ingredientes Preparación
  • 1 punta de jamón
  • 1 rama de apio
  • 1 ó 2 zanahorias
  • 1 puerro o cebolla
  • 1 pechuga o muslo de pollo
  • Aceite
  • Sal
  1. Poner todos los ingredientes en la olla express o dejarlo cocer durante toda una mañana, haciendo que los ingredientes se vayan disolviendo en el agua.
  2. Se puede tomar como un caldo o como una sopa si se trocean los ingredientes en el caldo resultante.

Este caldo es hidratante, aporta vitaminas y minerales que se sueltan de los componentes indicados y es muy depurativo y diurético, gracias al apio. La zanahoria aporta mucha vitamina A, betacaroteno, igual que el puerro, y también vitamina C.

Una de las propiedades que lo caracterizan es que el pollo, en la cocción, desprende una sustancia que se llama acetilcisteína, muy parecida a la acetilcolina. Se trata de una sustancia que está relacionada con la depuración, con la descongestión en general de los órganos, con lo cual tiene una propiedad descongestiva para el aparato respiratorio, genitourinario, para infecciones y en general para todo.

 
Espacio reservado para promoción
cid:55433