Curro Jiménez, el 'Águila Roja' de los 70

  • Antonio Larreta, autor y guionista, se inspiró en un bandolero sevillano para crear a Curro Jiménez
  • El héroe de la serranía de Ronda conectó rápidamente con el espectador
  • La serie fue un éxito de audiencia a finales de los 70
VICKY BOLAÑOS - Madrid 

La serie Curro Jiménez, emitida por primera vez en TVE entre 1976 y 1978, fue lo que el Águila Roja a nuestros tiempos. Un héroe popular televisivo que defendía a los desfavorecidos frente a los abusos de los que ostentaban el poder. Los domingos por la noche España se paralizaba para disfrutar de las aventuras por el monte de Curro Jiménez y del resto de personajes que completaban el grupo de bandoleros: El Algarrobo, El Estudiante, El Fraile y más tarde El Gitano.

El dramaturgo uruguayo Antonio Larreta fue el creador y guionista de esta serie. Se inspiró en una historia real, en la figura de Andrés López (1819-1849), conocido como el barquero de Cantillana. Es la historia de un honrado trabajador al cual despojan de su medio de vida, una barca, que acaba en manos de un "despótico noble local". Ante esa injusticia, el barquero se tira al monte y comienza una carrera como bandido.

Curro Jiménez es la historia de un barquero que, ante la injusticia, se tira al monte

En televisión vimos, a lo largo de los 40 capítulos que duró la serie, cómo Curro y sus bandoleros rescatan un tesoro escondido para entregarlo a las tropas españolas en su lucha contra los franceses, venganzas por injusticias, robos de fortunas de nobles con fines varios -ayudar al pueblo y continuar con sus fechorías- o cómo salen al rescate de ciudadanos débiles. Estas historias estaban salpicadas de acción, tramas amorosas y humor.

El auténtico Curro Jiménez

Sin embargo, según afirma Antonio Gómez López-Quiñones en su texto "Bandoleros de la Transición" (Historias de la pequeña pantalla, ed. Vervuert Iberoamericana, 2009), el Curro Jiménez televisivo poco tiene que ver con el personaje real y cuenta un tiempo histórico distinto. Andrés López nació en 1819, por lo que no luchó contra las tropas francesas, ya que la Guerra de la Independencia española se libró entre 1808 y 1814.

Además, se cree que el exbarquero fue abatido por el teniente de la Guardia Civil Francisco del Castillo, "por cometer actos de bandolerismo que nunca tuvieron como objetivo favorecer a una clase desfavorecida".

Curro Jiménez, a juicio de Gómez López-Quiñones, Curro Jiménez, más que una recreación fidedigna del pasado, busca recrear las preocupaciones del presente de los años 70, los años de Transición.

El bandolero que conectó con el pueblo

Curro Jiménez fue un éxito de audiencia en la época. Según recoge un reportaje de marzo de 1977 de la revista Teleradio, la serie de TVE tenía todos los "elementos imprescindibles" para triunfar: gente guapa, aventura, "exquisita planificación del relato", división entre buenos y malos, protagonismo del pueblo, valentía "a la española" y rebeldía frente a la injusticia.

La serie del bandolero tenía todos los elementos para triunfar

"Curro Jiménez es uno de los personajes más recordados de la década y sex symbol para muchas y muchos", afirma el experto en las imágenes de archivo de TVE, Raül Díaz. En su blog, Díaz sentencia que este Robin Hood de los 70 "se ganó la simpatía de toda una generación" y dejó en la retina de los telespectadores las imágenes de bandoleros con frondosas patillas, estudiados vestuarios y lozanas jóvenes que protagonizarían más tarde las portadas de revistas del país.

 

Comentarios

Espacio reservado para promoción
cid:56871