Enlaces accesibilidad

"Cifu, la persona más sabia de jazz en España"

  • Fallece a los 74 años Juan Claudio Cifuentes 'Cifu'
  • Presentaba A todo Jazz en Radio 3 y Jazz porque sí de Radio Clásica.

Por
Juan Claudio Cifuentes rne

Juan Claudio Cifuentes era la persona más sabia de jazz en España y de los que más sabían en Europa. Su figura es irremplazable. No solo era sabio sino que además contaba esa sabiduría incuestionable.

Él mismo decía que era “Cifu” para los amigos y tenía muchos, no solo entre los grandes artistas del género, también entre sus compañeros de la radio, en los festivales, en multitud de jurados, en los restaurantes de Ezcaray o en las bodegas de la Rioja alavesa. De forma inaudita en el mundo del jazz dispuso y dispone de un Club de Fans muy activo en las redes sociales.

Respetado y querido. Delegaba y pedía ayuda cuando no podía llegar, sobre todo en sus últimos años. Su labor en pro de la difusión del jazz es inconmensurable. Se le reconoció en vida con los premios más importantes. Alcanzó gran popularidad con un programa de televisión Jazz entre amigos pero previamente había estado en la radio divulgando el jazz y dentro de la industria discográfica, bien como mero “promocionero” o como A & R y Director Internacional. Acudía allá donde se le llamara siempre que el jazz fuera sujeto principal.

Su pérdida deja un hueco imposible de llenar. No llegó a escribir un libro, “solo” dirigió la Guía profesional del jazz en España pero completó y engrandeció obras enciclopédicas de otros autores, principalmente franceses. En cambio sí que escribió notables notas para las contraportadas de cientos de discos, algo usual en los sesenta. Ahí es donde estableció su forma literaria, que desarrolló en la radio, explicando las canciones, la sucesión de solos o los detalles de la grabación. 

Conoció a los más grandes artistas de jazz y contó sus impresiones sobre ellos. Información de primera mano que relataba en los programas radiofónicos.

Siempre le gustó el bop, estilo del que era una enciclopedia andante. Sus numerosos alumnos le reverenciaban y tomaban nota de cada uno de sus comentarios con la seguridad de que eran auténticos. Supo mantener un equilibrio perfecto entre industria, independencia y objetividad. Me apena profundamente su muerte porque ya no nos podremos encontrar en la Casa de la Radio para intercambiar puntos de vista sobre esta nueva pianista o ese vibrafonista clásico que por fin vuelve a estar en forma.

Un aviso suyo era suficiente para llenar una sala donde se preveía una noche floja. No me hago a la idea. Han sido 42 años de contacto pausado que se incrementó notablemente cuando recaló, al fin de su carrera, en RNE. ¡Qué gusto haberle tenido de compañero y amigo y qué disgusto perderle!. Utilizaba una sintonía que le parecía única: “Milestones” de Miles Davis. Esa seguirá siendo nuestra referencia.

Radio

anterior siguiente