Enlaces accesibilidad

El PP presiona a Cs para formar una alianza electoral y muestra su enfado por el rechazo de Rivera

  • El PP cree que es tiempo de "soldar" la fractura en el voto del centro derecha y arrebatar el poder a Sánchez
  • El partido no oculta su disgusto con Albert Rivera por haber rechazado la posible coalición y arremeter contra el PP 

Por
El PP intenta convencer a Cs para formar 'España Suma': "¿Queremos que gobierne Sánchez?"

El líder del PP, Pablo Casado, entre otros barones ‘populares’, han presionado este lunes a Ciudadanos con la posibilidad de aliarse en caso de que haya repetición de electoral para "soldar", dicen, la fractura que sufre el centro-derecha. Sin embargo, la formación naranja ha vuelto a asegurar que concurrirían en solitario y rechazan aliarse con partidos que arrastran "mochilas de corrupción".

"Si fuimos capaces de unirnos en torno a nuestras ideas y programas en Andalucía contra una mala gestión, ¿cómo no vamos a hacerlo ahora frente al sectarismo y al radicalismo de los mismos?", se ha preguntado Casado ante la posibilidad de finalmente PSOE y Podemos no logren desbloquear la investidura de Pedro Sánchez.

Lo ha hecho durante el Nueva Economía Fórum, donde ha presentado una conferencia del presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, a quien ha puesto como "ejemplo" de la capacidad para lograr acuerdos de gobernabilidad en el ámbito del centro derecha.

Esa estrategia aplicada en Andalucía es la que Casado propone trasladar al Gobierno de España, convencido de que los españoles "premian el acuerdo".

"Soldar" la "fractura" del centro-derecha

En su intervención, Casado ha argumentado una vez más las ventajas de una unión de las fuerzas de centro-derecha como ya hicieron en Andalucía, para defender la "moderación, la unidad y la prosperidad" de España.

"Si el PSOE ha sido capaz de entenderse con Bidlu y ERC, cómo no vamos a ponernos de acuerdo los que defendemos España", ha apostillado, para añadir después que "es tiempo de soldar ya" la "fractura" del centro-derecha.

Por esa razón, ha subrayado que si finalmente los españoles vuelven a estar convocados a unas elecciones generales en noviembre, el PP estará dispuesto “a sumar” y preparados “para desbloquear la situación” y romper “el círculo vicioso” de la izquierda.

También este lunes la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha defendido “una suerte de unión”, entre fuerzas de derecha, pero ha ido un paso más allá al incluir a Vox en ese triángulo que constituiría la posible alianza.  

Ayuso apuesta por sumar a Vox en la posible alianza

"Cuando partidos como Ciudadanos, Vox y PP, UpN, etcétera, nos hemos presentado juntos y nos hemos unido, hemos conseguido grandes cosas. Si así lo hubiéramos hecho en el Senado, ahora mismo el PSOE y los independentistas no tendrían la mayoría tan peligrosa que tienen", ha expuesto Díaz Ayuso al ser inquirida por la iniciativa 'España Suma' que propugna Pablo Casado para unos eventuales comicios en noviembre.

Aunque PP, Ciudadanos y Vox sean formaciones diferentes, ha recalcado Díaz Ayuso, comparten “un proyecto de país” basado en la “libertad y la igualdad”.

Por su parte, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, ha defendido del mismo modo la idea genérica de una coalición de centro-derecha bajo la fórmula de 'España Suma' y ha emplazado a concretar sus detalles cuando se sepa si hay o no elecciones.

Tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP, Montesinos ha comparecido en una rueda de prensa donde ha ratificado los argumentos esgrimidos por el líder del partido: "La pregunta clave es si queremos que gobierne el señor Sánchez o no", ha repetido insistentemente el dirigente del PP, que no ha concretado si Pablo Casado ha hablado personalmente con Albert Rivera de su apuesta por esa fórmula.

El PP muestra su disgusto con las declaraciones de Rivera

La dirección del PP no oculta, no obstante, su disgusto con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, por haber arremetido el pasado domingo en una entrevista con la posibilidad de concurrir a las elecciones en coalición con el PP bajo la marca 'España Suma' y por haber aireado pasados casos de corrupción en el partido que dirige Pablo Casado.

Fuentes de la dirección del PP consideran que el presidente de Ciudadanos "no ha sido respetuoso" con Casado, aunque al mismo tiempo han asegurado que no quieren ahondar públicamente en estas diferencias porque la "pelea" en el centro derecha, creen, "se paga en las urnas".

Rivera rechazó al diario El Mundo la coalición de centro derecha por la que apuesta el PP bajo el modelo de Navarra Suma y llegó a afirmar que "si el PP se piensa que gobernar en coalición con Cs es taparle su basura, se equivoca", haciendo además referencia a la necesidad de "limpiar" la corrupción en Madrid.

Para el Partido Popular, Rivera ha sido "muy injusto" con la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. También apuntan que la dirección del partido está convencida de que los ciudadanos en ningún caso identifican a Pablo Casado con la corrupción.

Sin embargo, la portavoz de Ciudadanos, Lorena Roldán, ha señalado este lunes que afrontan una eventual repetición electoral como "una segunda oportunidad para echar a Pedro Sánchez" y ha recalcado que el partido naranja concurrirá en solitario sin aliarse con el PP.

En el caso de que haya que volver a las urnas, se presentarán con su propio proyecto, subrayando que "a nadie se le escapa que "España suma pero la corrupción resta", un mensaje que llevan repitiendo en los últimos días ante la oferta del PP.

"Ciudadanos no va a ir con partidos que arrastran mochilas de corrupción", ha afirmado Roldán en una rueda de prensa en la sede de Cs después de la reunión de la Ejecutiva al asegurar además que esta coalición sería "el sueño perfecto de Sánchez", que, según ella, está deseando volver "a la España de rojos y azules".

Cree que lo hay que hacer es "sumar con inteligencia" después de las elecciones, como han hecho en Madrid o Andalucía.

Noticias

anterior siguiente