Enlaces accesibilidad

Gibraltar deja marchar al petrolero iraní pese a la petición de EE.UU. para retenerlo

  • La Justicia de la colonia británica ha dejado de investigar oficialmente a la tripulación del barco
  • Teherán ha confirmado oficialmente y por escrito que el Grace 1 no descargará petróleo en Siria

Por
El petrolero iraní Grace 1, inmovilizado en aguas de Gibraltar.
El petrolero iraní Grace 1, inmovilizado en aguas de Gibraltar. REUTERS

El Gobierno de Gibraltar ha autorizado al superpetrolero iraní Grace 1 a abandonar el puerto del Peñón, pese a las peticiones del Departamento de Justicia de Estados Unidos a las autoridades gibraltareñas para que sigan reteniendo al buque. Así lo ha informado este jueves el diario local Gibraltar Chronicle.

Según este medio, Teherán habría asegurado formalmente y por escrito al ejecutivo gibraltareño que el navío no descargará el crudo que transporta en Siria. Queda desactivado así el motivo inicial que provocó su inmovilización, que han anulado definitivamente este jueves los jueces de la ex colonia, horas después de dejar en libertad a la tripulación.

El Grace 1 se hallaba inmovilizado en aguas de la colonia británica desde hace más de un mes. Washington hizo la petición justo cuando el barco estaba listo para zarpar, después de que un tribunal gibraltareño decidiese dejar de investigar oficialmente a la tripulación y no prolongar su detención. 

El ministro de Exteriores iraní, Mohamed Javad Zarif, ha acusado a Estados Unidos de "abusar del sistema legal para intentar apropiarse de nuestras posesiones en alta mar", y ha calificado la petición de Washington para retener al petrolero como de "intento de piratería".

Sospechas de suministro de petróleo a Siria

Los motivos que llevaron a inmovilizar al Grace 1 han sido las sospechas de que transportaba petróleo a Siria, saltándose así las sanciones europeas. El Gobierno gibraltareño sospechaba que el buque se dirigía a la refinería Baniyas en Siria, propiedad del Gobierno de Bachar al Asad y sancionada por la Unión Europea. 

Las sanciones impuestas por la UE en 2011 contra el régimen de Siria y sus defensores están en vigor hasta el 1 de junio de 2020, puesto que el Consejo de la UE considera que "la represión contra la población civil no ha remitido". Entre ellas destacan el embargo al petróleo, las restricciones a determinadas inversiones y la congelación de los bienes del Banco Central sirio en Europa. 

Tras conocerse la noticia de la liberación del petrolero, el embajador iraní en Londres, Hamid Baeidinejad, ha dicho en la red social Twitter que EE.UU. ha sufrido una "derrota miserable" a pesar de sus "intentos desesperados" por retener al barco, que en breve "volverá a navegar en aguas abiertas".

Noticias

anterior siguiente