Enlaces accesibilidad

Reino Unido

El Gobierno británico firma la extradición de Julian Assange a EE.UU. a la espera de la decisión judicial

  • El ministro de Interior, Sajid Javid, ha confirmado que este miércoles validó la petición presentada por Washington
  • Con todo, la decisión final corresponde a los tribunales de justicia, ante los que Assange comparecerá de nuevo el viernes

Por
El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, es trasladado tras su arresto.
El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, es trasladado tras su arresto. REUTERS/Peter Nicholls/File Photo

El Gobierno británico ha firmado ya la orden para extraditar al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a Estados Unidos, que le reclama por la publicación de miles de documentos clasificados sobre las guerras de Irak y Afganistán, a la espera de que los tribunales de justicia tomen la decisión definitiva sobra su entrega.

Así lo ha confirmado este jueves el ministro de Interior, Sajid Javid, en una entrevista a la BBC: "Ayer firmé la orden de extradición y la certifiqué, para que esté ante los tribunales de justicia mañana. La decisión última corresponde a los tribunales".

Assange tiene previsto comparecer este viernes antes el Tribunal de Magistrados de Westminster que lleva su caso, aunque lo hará por videoconferencia debido a que su delicado estado de salud le impide acudir a la vista, en la que se espera que se fije la fecha definitiva para el juicio sobre su extradición.

"Estoy muy contento de que la policía fuera capaz finalmente de arrestarle y, ahora, está apropiadamente entre rejas, porque violó la ley de Reino Unido", se ha felicitado, en la misma entrevista, Sajid Javid.

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - Assange acumula nuevos cargos que podrían costarle 170 años de cárcel

La decisión final, en manos de los tribunales

En cualquier caso, su firma tan solo establece que la petición de extradición estadounidense es válida, aunque serán los jueces quienes tomen la decisión final, considerando aspectos como la posibilidad, invocada por los abogados de Assange, de que su entrega podría vulnerar sus derechos fundamentales.

El Gobierno estadounidense le imputa a Assange un delito federal por conspirar para acceder ilegalmente a un ordenador gubernamental, por el cual podría ser condenado a hasta cinco años de cárcel, así como otros 17 cargos por violar la Ley de Espionaje, que podrían elevar la pena a más de 170 años.

El activista y periodista australiano permanece en una prisión de Londres desde su detención en abril, cuando los agentes entraron para arrestarlo en la embajada de Ecuador, que le retiró la inmunidad diplomática tras acogerle durante siete años.

Además de Estados Unidos, Suecia también persigue a Assange por dos presuntas agresiones sexuales pero, aunque la Fiscalía sueca ya ha anunciado su intención de pedir su extradición, por el momento no ha presentado una petición formal.

Noticias

anterior siguiente