Enlaces accesibilidad

Elecciones europeas

España, ante su gran oportunidad de ganar peso en Europa

  • El Brexit, el euroescepticismo del gobierno italiano y la situación interna dan una nueva dimensión al papel español en la UE
  • Los expertos creen necesario aprovechar la ocasión con consenso interno | El mapa de las europeas, país a país

Por
Las circunstancias dan una nueva oportunidad a España en la UE
Las circunstancias dan una nueva oportunidad a España en la UE ISTOCK

España acude este domingo a las urnas por octava ocasión en su historia para unas elecciones europeas en las que elegirá 54 diputados al Parlamento comunitario. Y lo hará, según los expertos, en un clima que puede suponer una oportunidad única para lograr un peso que no ha sido capaz de alcanzar desde su ingreso en la Unión, en enero de 1986.

El Brexit, la existencia de un gobierno euroescéptico en Italia y una situación interna de estabilidad política y económica tras un período de turbulencias son factores que dan una nueva dimensión al papel de España en esta legislatura europea que comienza en julio.

Así lo corrobora un informe elaborado por el Real Instituto Elcano en el que cree necesario que, para que España aproveche esa 'ventana de oportunidad' que se le abre ahora es necesario desarrollar una estrategia electoral no partidista, el acceso de sus eurodiputados a puestos clave y consolidar alianzas con países, más allá de las tradicionales con Francia y Alemania.

24 horas - ¿Cómo se prevé el futuro del Parlamento Europeo?

"Hay que luchar por los puestos más importantes"

"España, siendo un país muy proeuropeo, puede jugar un papel muy importante en la Unión Europea. Si se consuma el Brexit, España va a ser el cuarto país más grande de la Unión y con una mayoría proeuropeísta", asegura a RTVE.es Ilke Toygür, investigadora del Real Instituto Elcano.

Toygür añade que en el próximo Parlamento Europeo los partidos políticos españoles como el PSOE, PP o Ciudadanos "van a tener un peso y una delegación muy grande en sus grupos, pero si quieren tener más peso deben intentar luchar por los puestos más importantes, empezando por el liderazgo de los grupos y siguiendo por los comités importantes".

La investigadora cree que, en el caso concreto del PSOE, se está preparando para presidir el grupo socialdemócrata europeo, un deseo que se pudo ver en la convención del Partido Socialista Europeo que tuvo lugar hace unos meses precisamente en Madrid.

En este caso, los sondeos apoyan esta posibilidad, ya que los socialistas españoles serían los más votados de Europa o segundos por detrás de los laboristas británicos, que podrían terminar por abandonar el Parlamento si por fin se hace efectivo el Brexit.

Las claves de las elecciones europeas del 26M

Ventana de oportunidad

"Esa ventana de oportunidad existe, tanto por una especie de demanda europea de España y porque España está ahora en condiciones de ofrecerse como una especie de líder o colíder de la integración europea", señala a TVE Ignacio Molina, profesor de Ciencia Política y Relaciones Internacional de la Universidad Autónomo de Madrid e investigador principal del Real Instituto ElCano.

Molina considera que, en el escenario europeo actual, el eje francoalemán "no es suficiente para seguir tirando de la integración", a lo que hay que unir la existencia de "gobiernos muy hostiles en estados miembros importantes como Italia o Polonia".

Esta circunstancia se produce en un momento en que "España ha sido capaz de recuperarse económicamente y que tiene ahora un panorama político un poco más despejado, lo que hace que se den las condiciones para que cumpla ese papel en Europa que no ha jugado en los últimos años por la crisis económica, política y territorial".

Especial informativo - Debate desde el Parlamento Europeo

España, infrarrepresentada

Es cierto es que España está infrarrepresentada en el Parlamento Europeo en función de su población ya que, con 46 millones de habitantes, el 9,1% del total de la UE, elige 54 diputados, mientras Francia, con 67 millones (13%) contará con 74 representantes e Italia, con 60 (11,8%), tendrá 73 escaños. Una situación que puede variar si se consuma el Brexit, lo que permitiría a España sumar cinco diputados.

"Pero más allá de esa infrarrepresentación está el deseo por jugar un papel más importante", afirma Ilke Toygür. La investigadora cree necesaria una "estrategia común por parte de los partidos políticos españoles para dejar sus diferencias a un lado con el fin de aumentar su influencia a nivel europeo en temas de Estado".

Ignacio Molina añade que "el potencial existe, la voluntad existe pero esto se implementa con ideas, buscando alianzas con otros países miembros, que no tienen que ser siempre Francia o Alemania, pueden ser también países del sur como Italia o Portugal o países del norte, como Holanda y Suecia. Y también buscando complicidad con la Comisión Europea en política concretas en las que España pueda jugar un papel".

Entre esas políticas, el investigador cita "la reforma del euro, cuestiones sociales, migratorias, de defensa, cuestiones de clima o la relación con el Mediterráneo y América Latina".

Consenso interno

"A lo largo de la historia, hemos tenidos grandes éxitos como los fondos de cohesión, la creación de la ciudadanía europea o la euroorden, que han sido promovidos por España y que tenemos que seguir promoviendo porque nos dan prestigio", afirma Manuel de la Cámara, embajador de España en países como Turquía o Finlandia y retirado en la actualidad. 

Pero De la Cámara considera que, pese a esas iniciativas y el peso demográfico y político, España "nunca ha tenido un alto cargo ejecutivo en la Unión Europea: hemos tenido presidente del Parlamento Europeo pero nunca de la Comisión ni del Consejo Europeo, a diferencia de Portugal, Polonia o los países del Benelux".

Por eso, el diplomático cree que en este momento "tenemos que saber jugar nuestras cartas" pero para eso es fundamental "ciertos consensos a nivel interno, que los grandes partidos españoles se pongan de acuerdo porque no podemos estar con esa división izquierda-derecha que nos debilita y no nos lleva a ninguna parte".

El estudio de Elcano recomienda que España cree una "sinergia con los países del sur de Europa" -especialmente con Portugal-, en la línea de la influencia que han ejercido grupos regionales como los de Visegrado o la liga hanseática. Y, sobre todo, cree fundamental frenar "las tensiones independentistas en Cataluña" que, asegura el texto, supone para España un gasto de "energías que bien se podrían dedicar a otros asuntos".

Tres presidentes españoles en el PE

El papel discreto de los representantes españoles es uno de los puntos del informe del Real Instituto Elcano. Tomando como base la distribución de los puestos clave en el Parlamento Europeo desde 1986, fecha del ingreso de España, y en comparación con países como Alemania, Italia, Francia y Reino Unido, los españoles han presidido en tres ocasiones la Eurocámara: el socialista Enrique Barón (1989-1992), el 'popular' José María Gil Robles (1997-1999) y el actual candidato socialista Josep Borrell (2004-2007). Solo los alemanes (cinco ocasiones) han tenido más presidencias que los españoles. El citado Enrique Barón es el único español en presidir un grupo político dentro del Parlamento Europeo, entre 1999 y 2004.

Nuestro país está en cabeza de las vicepresidencias (28) en este período. Pero la tendencia cambia en el caso de las presidencias en las comisiones de la Eurocámara, un puesto clave -según cita el informe- debido a la influencia que ejercen sobre la agenda y los procedimientos de tramitación de informes. En este apartado, los representantes españoles están a la cola, con 32 presidencias, frente a las 51 alemanas, 50 italianas, 40 británicas y 39 francesas.

En total, de los puestos clave en el Parlamento Europeo desde 1986 hasta la actualidad, Alemania ha ostentado 204, Italia 167, Reino Unido 151, Francia 134 y España 125.

Noticias

anterior siguiente