Enlaces accesibilidad

Rivera pone como meta "controlar a Sánchez" para que "no machaque" con "impuestazos" a las familias

  • El líder de Ciudadanos ha prometido ante su grupo parlamentario que confrontará al Gobierno de una forma diferente
  • Asegura que bajarán los tramos impositivos en las comunidades autónomas donde gobiernen para "compensar"

Por
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera y el secretario general de la misma formación, José Manuel Villegas
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera y el secretario general de la misma formación, José Manuel Villegas. EFE/Paco Campos

El líder de Cs, Albert Rivera, ha puesto este lunes como meta de su partido, en una reunión ante su grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados, "frenar los impuestazos y las ocurrencias de Pedro Sánchez" para que "no machaquen a las clases medias" y "vigilar" el cumplimiento de la Constitución.

Ciudadanos, que contará con 57 diputados en la próxima legislatura (25 más que en la anterior), ha sido el primer grupo parlamentario en reunirse en la Cámara Baja antes de que el próximo 21 de mayo de inicio la nueva legislatura y lo ha hecho también estrenando sala, la Ernest Lluch, mucho más grande que las que utilizaban antes.

Ante de los diputados de su grupo, Rivera se ha comprometido a ser "la voz" de los españoles que están "tristes" por la victoria en las urnas de Sánchez, comprometiéndose a protegerles y a "defender sus bolsillos", sus familias y su sentido de Estado. 

Así, ha asegurado que ante el "impuestazo de 26.000 millones de euros, el dieselazo, la subida de IRPF y de los costes de cotizaciones sociales" anunciados, según Rivera, por Sánchez y por el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ofrecerán "un salvavidas naranja" a los españoles y harán "contrapeso" bajando los impuestos en los tramos autonómicos para "compensar cómo van a machacar a las clases medias".

Oposición leal y de Estado

El presidente de Ciudadanos se ha autoproclamado nuevamente líder de la oposición y ha prometido que va a confrontar al Gobierno de una forma diferente a la que han ejercido el PP y el PSOE, porque no van a "fingir peleas en público para luego tapar la Gürtel o los ERE y repartirse los jueces", ni harán "pasteleos en privado".

El grupo de Ciudadanos, que ha sido el primero en reunirse, también ejercerá una oposición leal y de Estado, ha dicho Rivera: "Nuestra camiseta no es naranja, es rojigualda" y con ella, según ha asegurado, impulsarán también pactos de Estado por la Educación, la despoblación, el terrorismo, la inmigración y otras cuestiones de envergadura que requieran de consenso.

Se ponen así en marcha, con tres ejes de actuación para esta etapa legislativa: en primer lugar, la protección y ayuda a las familias con una primera proposición de ley que registrarán en cuanto se constituyan las Cortes y que prevé, entre otras cosas, deducciones fiscales y otras medidas para las familias numerosas y monoparentales con un hijo, con un coste de entre 4.500 y 5.000 millones de euros.

El segundo eje se centrará en la defensa de la Carta Magna "en todos los pueblos de España" y frente a los "socios" de Sánchez, y habrá una tercera línea, dedicada a las reformas y a impulsar los pactos de Estado en cuestiones "transversales".

Primera proposición: una "ley de protección de las familias"

Con mucho más peso que en el periodo anterior, Rivera ha dicho que se "pellizca" cuando entra por la puerta al tener el privilegio "de servir a los españoles", y aunque las urnas le han dado el Gobierno a Sánchez, les han dado la fuerza necesaria para liderar la oposición.

Entre los anuncios que ha hecho se encuentra el de la primera proposición de ley que su partido presentará en el Congreso en esta legislatura que será para favorecer la natalidad a través de ayudas económicas a las familias con hijos y la universalización de la educación de cero a tres años.

Una "ley de protección y ayuda a las familias", que el grupo parlamentario registrará próximamente, según ha señalado Rivera, que incluiría algunas de las promesas que Ciudadanos hizo durante la campaña electoral de las generales.

Entre otras medidas, las familias con dos o más hijos pasarían a considerarse familias numerosas, las de tres o más hijos serían de categoría especial, las monoparentales con hijos tendrían los mismos beneficios que las numerosas y las familias con dos o más hijos tendrían los beneficios reconocidos a las de categoría especial.

Noticias

anterior siguiente