Enlaces accesibilidad

Resoluciones de EE.UU. y Rusia sobre Venezuela chocan y no prosperan en la ONU

  • La propuesta de Washington, que pedía elecciones libres en el país latinoamericano, ha sido vetada por Rusia y China
  • La iniciativa rusa, que abogaba por la no intromisión en los asuntos internos de Venezuela, ha sido rechazada por siete miembros 

Por
El representante especial de EE.UU. para Venezuela, Elliott Abrams (i) hablando con Vasili Nebenzia (d), embajador de Rusia ante las Naciones Unidas. EFE/Justin Lane

Las resoluciones antagónicas sobre cuál debe ser la solución a la crisis de Venezuela presentadas este jueves por Estados Unidos y Rusia ante el Consejo de Seguridad no han logrado el consenso necesario para seguir adelante y han vuelto a mostrar las diferencias en el seno del máximo órgano de Naciones Unidas.

La propuesta de Washington, que pedía elecciones libres en Venezuela, ha sido vetada por Rusia y China, en una votación en la que no obstante nueve países han respaldado este plan de Washington, tres lo rechazaron y otros tres se abstuvieron.

Minutos después, la iniciativa de Rusia, que abogaba por la no intromisión en los asuntos internos de Venezuela, ha sido rechazada por siete de los miembros del Consejo y solo ha logrado reunir el apoyo de China y Sudáfrica (que votaron contra el plan estadounidense) y Guinea Ecuatorial (que se abstuvo ante la propuesta de Washington).

"Pedimos a los miembros del Consejo que no sean cómplices de esta maniobra polémica y pedimos que se vote en contra del proyecto de Estados Unidos y que se apoye el nuestro que realmente quiere ayudar al pueblo de Venezuela", afirmó justo antes de las votaciones el embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia.

Samuel Moncada, representante de Venezuela en la ONU. Spencer Platt/Getty Images/AFP

Tras la votación, el enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, ha asegurado: "La situación en Venezuela demanda nuestra acción ahora".

"Lamentablemente, al votar en contra de esta resolución, algunos miembros de este Consejo continúan protegiendo a (el presidente de Venezuela, Nicolás) Maduro y a sus amigos y prolongando el sufrimiento del pueblo venezolano", ha agregado.

El texto de Washington proponía declarar ilegítimos los comicios de mayo

La resolución presentada por Washington proponía el inicio de "un proceso político pacífico" en Venezuela que conduzca a unas elecciones presidenciales "libres, justas y creíbles", al considerar que las del pasado mayo, cuando Maduro salió reelegido, no lo fueron.

El texto solicitaba al secretario general de la ONU, António Guterres, que use sus "buenos oficios" para asegurar ese proceso electoral y llama a evitar un mayor deterioro de la situación humanitaria, permitiendo un suministro de asistencia sin trabas para todos aquellos que la necesitan.

El texto de Rusia, según Nebenzia, daba "apoyo a las iniciativas de mediación internacionales para ayudar al pueblo de Venezuela para alcanzar una solución política".

Moscú y Washington han vuelto a representar sus ásperas diferencias sobre cómo resolver la cuestión venezolana y Nebenzia ha calificado la resolución de Estados Unidos de una "burla" y un "teatro absurdo" con el único objetivo de "aumentar la tensión y preparar el terreno para derrocar al Gobierno de Venezuela".

"Solo tienen sanciones, amenazas y el uso de la fuerza en su caja de herramientas", ha sentenciado el diplomático ruso.

Venezuela, en el último lugar del Índice del Estado de Derecho 

Venezuela ocupa el último puesto en el Índice de Estado de Derecho elaborado por el World Justice Project (WJP) entre 126 países del mundo y que analiza factores como ausencia de corrupción, limitaciones de los poderes del Gobierno, justicia y cumplimiento de los derechos fundamentales, entre otros.

El listado, publicado este jueves, lo encabeza Dinamarca, seguida de Noruega, Finlandia, Suecia y Holanda.

Las naciones del final de la tabla sufrieron un descenso con respecto a la medición del año pasado, que incluyó a 113 países.

Además de Venezuela, que repite por segundo año consecutivo en el último lugar del índice, cierran el listado Camboya (lugar 125), República Democrática del Congo (124), Afganistán (123) y Mauritania (122).

En el caso de Venezuela, "no solamente bajó la posición, sino (también) el puntaje absoluto (de 0,29 a 0,28)", explicó a Efe el director de investigación del WJP, Alejandro Ponce, lo que, aseguró, indica que la situación allí "es peor que la del año pasado, más allá de la inclusión de nuevos países".

En 2018, los Estados situados en la parte baja de la tabla fueron Camerún (109), Egipto (110), Afganistán (111), Camboya (112) y Venezuela (113).

El índice, que oscila entre los países con menor y mayor adherencia al Estado de derecho, es elaborado a partir de encuestas a habitantes y expertos de cada una de las 126 naciones analizadas.

El índice evalúa aspectos como los límites al poder gubernamental, ausencia de corrupción, Gobierno abierto, derechos fundamentales, orden y seguridad, justicia civil y justicia penal.
 

Noticias

anterior siguiente