Enlaces accesibilidad

Casado da funciones a algunos afines a Santamaría en la dirección de los grupos en el Congreso y el Senado

  • Propone a Méndez de Vigo y Montoro para presidir las comisiones de Educación y Economía
  • Sáenz de Santamaría sigue sin aceptar el puesto en el Comité Ejecutivo Nacional del partido

Por
Casado toma las riendas de los Grupos Parlamentarios del PP

El líder del PP, Pablo Casado, ha decidido dar funciones en los grupos del partido en las Cortes a algunos afines a su rival en las primarias, Soraya Sáenz de Santamaría, como el exministro de Educación Íñigo Méndez de Vigo, y ha mantenido en las direcciones de los grupos de ambas cámaras a dirigentes de la etapa anterior que la apoyaron en el Congreso Extraordinario, como Fernando Martínez Maíllo y Javier Arenas, que seguirán como portavoces adjuntos en la dirección del grupo en el Congreso y en el Senado respectivamente.

La dirección del PP ha mantenido esta tarde en la sede de Génova del PP, en Madrid, una reunión con sus diputados y senadores en la que Casado ha anunciado varios cambios en sus direcciones y en diversos puestos, y en la que ha pedido a todos hacer una oposición "responsable y contundente".

Les ha instado además, según fuentes populares, a que no basen su discurso en el "no es no" como hacía Pedro Sánchez antes de llegar a la Moncloa, sino que expongan dicha oposición "con argumentos".

Casado ha expuesto su propuesta de que cuatro exministros presidan comisiones del Congreso: María Dolores de Cospedal, la de Exteriores; Rafael Catalá, la de Interior; y dos afines a Santamaría, Íñigo Méndez de Vigo y Cristóbal Montoro, las de Educación y Economía y Empresa respectivamente.

Esas cuatro presidencias de comisión estaban ocupadas hasta ahora por diputados que apoyaron a Soraya Sáenz de Santamaría en la carrera sucesoria: Pilar Rojo, Teófila Martínez y Rafael Merino y Arturo García-Tizón.

Hernando, Floriano y Bonilla seguirán como portavoces adjuntos

Para el resto de comisiones del Congreso, las de Cooperación, Estatuto del Diputado y la Comisión mixta RTVE, el grupo del PP propondrá al diputado por Badajoz Víctor Píriz, al diputado por Teruel José Alberto Herrero Bono y al catalán Jordi Roca respectivamente.

Además de Maíllo y Arenas, en las direcciones del grupo seguirán como portavoces adjuntos en el Congreso Rafael Hernando, Carlos Floriano y María Jesús Bonilla.

La diputada Isabel Borrego será la nueva secretaria general adjunta, acompañando así a José Antonio Bermúdez de Castro, que ha conservado su puesto de 'número dos' en el Congreso, mientras que como tesorero ejercerá Ignacio Echániz.

Mientras, en el Senado, el nuevo portavoz, Ignacio Cosidó, contará con el gaditano José Ortiz como secretario general grupo del PP, en sustitución de Arenas y saldrá de la dirección la histórica Rosa Vindel, que pasará a ser presidenta de la Comisión de Función Pública. El anterior portavoz en la cámara alta, José Manuel Barreiro, seguirá en la dirección del grupo, como portavoz adjunto y además presidirá la comisión de Ciencia en la cámara alta. 

El exdelegado del Gobierno en Andalucía, el gaditano Antonio Sanz, que ha sido uno de los principales apoyos de Sáenz de Santamaría en la campaña de primarias del PP, se convertirá en presidente de la Comisión de Interior del Senado.

Santamaría sigue sin aceptar el puesto en el Comité Ejecutivo

Fuentes de la dirección del grupo popular han asegurado además que la intención de Casado es seguir integrando exministros dándoles otras presidencias de comisiones, como es el caso de Fátima Báñez y Álvaro Nadal, que estuvieron en la campaña de la exvicepresidenta.

Sin embargo, fuentes cercanas a Báñez han apuntado a Efe que no tiene intención de aceptar este puesto u otro en la dirección del grupo porque no quiere quitárselo a nadie, ya que todos lo hacen "muy bien", aunque la exministra de Empleo mantiene su "compromiso y lealtad" hacia Casado y la nueva portavoz en el Congreso, Dolors Montserrat.

Soraya Sáenz de Santamaría ha estado en esta reunión del PP con sus senadores y diputados aunque sólo unos minutos, porque tenía que marcharse de viaje según han asegurado fuentes populares. La rival de Casado en las primarias sigue sin aceptar el puesto en el Comité Ejecutivo Nacional del partido, y tampoco aparece su nombre entre los cambios en el grupo parlamentario.

Maroto habla de un esfuerzo de integración "sin precedentes"

El nuevo vicesecretario de Organización, Javier Maroto, había anunciado a los periodistas a las puertas de la sede nacional que el PP iba a hacer esta tarde un esfuerzo "sin precedentes" de integración en ambas cámaras, pero no dio más detalles, mientras la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría sigue sin aclarar si entrará en el Comité Ejecutivo Nacional.

Precisamente, el exportavoz del PP en el Congreso Rafael Hernando ha dicho este viernes en declaraciones previas a la reunión que espera que Soraya Sáenz de Santamaría no sea de las últimas en integrarse en el nuevo Partido Popular porque "es un gran activo" de la formación. Hernando, que pasa a ser presidente del comité de Derechos y Garantías además de continuar en la dirección del grupo como portavoz adjunto, ha señalado que los tiempos a veces duran "un poquito más", para explicar la situación de Sáenz de Santamaría.

El propio Maíllo, antes responsable de Organización, ha señalado por su parte que es momento ya de superar el debate de la integración y de "pasar página", y ha indicado que tanto diputados como senadores apoyan a la nueva dirección y ha subrayado que los españoles están esperando a un PP que se tienen que enfrentar "al peor Gobierno de la democracia". "Nunca ha habido corrientes internas. Jamás", ha afirmado el ex coordinador general.

Según subrayan las fuentes de la dirección nacional, un ejemplo de ese esfuerzo para integrar en los grupos parlamentarios es la inclusión de Maíllo en la dirección del de la Cámara Baja.

En este mismo sentido se ha expresado la diputada del PP Celia Villalobos, quien ha asegurado que nunca ha habido corrientes dentro del PP, ni con Manuel Fraga, ni con Jose María Aznar, ni con Mariano Rajoy, ni las va a haber con Pablo Casado. Además, Villalobos ha señalado que ella espera que le vaya bien a la formación y que todas las direcciones que tome Casado vayan en esta misma dirección.

Noticias

anterior siguiente