Enlaces accesibilidad

Juicio a 'La Manada'

Los "hechos probados" según la sentencia a 'La Manada': "desasosiego", "estupor" y "sometimiento"

  • La sentencia describe lo que ocurrió en la madrugada del 7 de julio de 2016
  • Los procesados grabaron siete vídeos con una duración de 96 segundos

Por
Jose Francisco Cobo, magistrado de la Sala Segunda de la Audiencia de Navarra da lectura al fallo contra 'La Manada'
Jose Francisco Cobo, magistrado de la Sala Segunda de la Audiencia de Navarra, da lectura a la sentencia del caso contra 'La Manada'. REUTERS/Vincent West

La sentencia de la Audiencia de Navarra a 'La Manada' que condena a los cinco encausados a nueve años de cárcel por abuso sexual a una joven madrileña de 18 años pero les absuelve del delito de agresión sexual, describe detalladamente el relato de los hechos que se consideran probados en la primera noche de los Sanfermines de 2016.

Los hechos denunciados por la joven se produjeron a las 3:00 de la madrugada del 7 de julio en un portal de la calle Paulino Caballero. El relato de lo ocurrido, que la sala considera probado en su sentencia, es el que recogemos a continuación:

18:30.- La joven denunciante de los hechos llega a Pamplona con un amigo R. y dejan el vehículo en el Soto de Leizkaru.

1:30.- El amigo de la joven se va al lugar donde habían aparcado el coche y ella se queda con un grupo de personas, procedentes de Palencia y Castellón, que habían conocido en la Plaza del Castillo. Ella intercambia el móvil con uno de los chicos de Palencia. Después permanece un tiempo hablando con un chico, novia de una chica de su universidad, hasta que le pierde de vista y trata entonces de dar otra vez con el grupo de chicos de Palencia y Castellón. Al no localizar a este grupo, se sentó en un banco donde se encontraba uno de los acusados, José Ángel Prenda, con el que empieza a hablar. Después se acercaron al banco Ángel Boza y los otros tres acusados.

02:57:09.- La joven denunciante llama con su teléfono móvil al de A. con quien mantiene una conversación durante 25 segundos en la que ambos hablan de lo que piensan hacer después. Tras esta conversación, ella dice a los procesados que se va al coche a descansar y ellos se ofrecen entonces a acompañarle.

03:00:45.- Salen los seis de la Plaza del Castillo y se introducen en la calle Espoz y Mina. Dos de los procesados se acercan al Hotel Europa quedándose retrasada la denunciante. En la entrada del establecimiento piden al encargado de control de acceso una habitación por horas "para follar". El encargado les responde que es imposible y que se dirijan a otro establecimiento, sin que la denunciante escuchara esta parte de la conversación. Siguen su camino por la Avenida Carlos III hacia la Plaza de la Libertad y giran a la derecha por la calle Cortes de Navarra. En este trayecto uno de los procesados empieza a coger a la denunciante por el hombro y la cadera.  Ella empieza a sentirse "incómoda" y propone girar a la izquierda hacia la calle Paulino Caballero.

Entran en un "habitáculo de forma irregular y tamaño reducido"

José Ángel Prenda repara en que una mujer ha entrado en el portal número 5 de esa calle, mantiene una breve conversación con ella en la que simula que se encontraba alojado allí, coge uno de los ascensores y sube al segundo piso. Después baja al portal por las escaleras y abre la puerta de acceso al portal. Mientras, la joven y los otros cuatro procesados permanecen en la pared divisoria de dos garajes ubicados en esa misma calle. La sentencia recoge que Ángel Boza y la denunciante estaban "besándose en la boca" mientras se encontraban en esa situación.

Cuando José Ángel Prenda abre la puerta de acceso al portal diciendo "vamos, vamos", Boza tira de ella hacia él , mientras otro de los acusados, Alfonso Jesús Cabezuelo, la coge de la otra mano. Ambos la apremian, tirando de ella, a entrar en el portal, algo que la denunciante hace, según la sentencia, de "modo súbito y repentino, sin violencia".

Tras introducirla en el portal le dijeron que callara ("calla") y "le significaron que guardara silencio mediante el gesto de llevarse la mano abierta a la boca".

Después los acusados dirigieron a la joven a un "habitáculo de forma irregular y tamaño reducido" (unos 3 metros cuadrados) donde "la rodearon". Se trataba, según detalla la sentencia de una "zona sin salida" de 2,73 cm de largo, por 1,02 cm de ancho y 1,63 cm de ancho "en la parte más amplia".

Hechos en el interior del portal

El escenario de los hechos es descrito en la sentencia como "un lugar recóndito y angosto" con una sola salida, en el que la joven se vio "rodeada por cinco varones de edades muy superiores y fuerte complexión", lo que hizo que se sintiera "impresionada y sin capacidad de reacción". En este momento, según la sentencia, notó cómo le desabrochaban la riñonera, le quitaban el sujetador y le desabrochaban el jersey que llevaba atado a la cintura.

La joven "experimentó la sensación de angustia, incrementada cuando uno de los procesados acercó la mandíbula de la denunciante para que le hiciera una felación" y en esa situación notó como otro de los procesados le cogía de la cadera y le bajaba los leggins y el tanga. La denunciante, continúa, sintió "un intenso agobio y desasosiego, que le produjo estupor y le hizo adoptar una actitud de sometimiento y pasividad, determinándole a hacer lo que los procesados le decían que hiciera, manteniendo la mayor parte del tiempo los ojos cerrados".

La sentencia señala que los procesados "conocieron y aprovecharon la situación de la denunciante en el cubículo al que la habían conducido, para realizar con ella diversos actos de naturaleza sexual, con ánimo libidinoso, actuando de común acuerdo".

La denunciante, según recoge el fallo de la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra, fue penetrada bucalmente por todos los procesados; vaginalmente por Alfonso Jesús Cabezuelo y José Ángel Prenda, éste último en dos ocasiones, al igual que Jesús Escudero Domínguez quien la penetró una tercera vez por vía anal, llegando a eyacular los dos últimos y sin que ninguno utilizara preservativo.

En el transcurso de los hechos, Antonio Manuel Guerrero grabó con su teléfono móvil seis vídeos con una duración total de 59 segundos y tomó dos fotos, mientras que Alfonso Jesús Cabezuelo Entrena, grabó un vídeo, con una duración de 39 segundos.

Los acusados se marchan

03:27:05.- Antes de abandonar el lugar, Antonio Manuel Guerrero Escudero se apoderó del terminal de teléfono móvil que la denunciante llevaba en su riñonera. Los procesados se se fueron marchando "de forma escalonada". El primero en salir fue Ángel Boza Florido "siguiéndole progresivamente los restantes procesados, hasta que formaron un grupo".

Mientras, la joven, tras reparar en que se habían ido todos los procesados, "se puso el sujetador, se subió los leggins y el tanga",  cogió el jersey "atándoselo a las caderas" y buscó la riñonera para coger el teléfono móvil y llamar a su amigo R.. Cuando comprobó que el teléfono móvil no estaba en la riñonera, "se incrementó su inquietud y desasosiego, comenzó a llorar, cogió su riñonera y salió del habitáculo a la calle llorando".

03:29:45.- La denunciante accedió a la Avenida de Roncesvalles, procedente de la Calle Paulino Caballero, continuó caminando sola y sin cruzarse con ninguna persona por dicha Avenida durante unos 20 segundos , hasta sentarse en el primer banco. Tomó asiento en el banco, llorando "desconsoladamente, hasta el punto que llamó la atención de una pareja", que al verlese acercaron para atenderla y llamaron al teléfono 112, personándose poco después una patrulla de la Policía Municipal.

05:20.- La joven es revisada ginecológicamente en el Complejo Hospitalario de Navarra, donde se le administra tratamiento anticonceptivo de emergencia y profiláctico. Como consecuencia de los hechos denunciados, la joven sufrió una "lesión eritematosa en la zona de la horquilla posterior en la zona de las cinco horarias" para cuya curación precisó de una primera asistencia facultativa.

Se le realizó una prueba de detección de alcohol que determinó un resultado positivo "de 0,91 +/- 0,05 g/l de alcohol en sangre y 1,46 +/- 0,06 g/l de alcohol en orina".

08:20.-  José Ángel Prenda , Ángel Boza , Antonio Manuel Guerrero y Alfonso Jesús Cabezuelo, fueron identificados por agentes de la Policía Foral de Navarra, en el callejón de la plaza de toros, dejándoles marchar. Cuando salieron los cuatro procesados de la plaza de toros, Antonio Manuel Guerrero tiró el teléfono móvil de “la denunciante”, en una zona donde había desperdicios situada en la cuesta de Labrit , cerca del frontón, donde fue recogido sobre las 9:30 horas por la denunciante.

06:50.- José Ángel Prenda Martinez envió desde su teléfono móvil mensajes de WhatsApp a dos chats, el de “La Manada”, al que pertenecen todos los procesados excepto Ángel Boza Florido, además de otras personas y a “ Disfrutones SFC.”. En los WhatsApp remitidos a 'La Manada' escribió: “follándonos a una los cinco”, “todo lo que cuente es poco”, “puta pasada de viaje” y “hay vídeo”, mientras que en los mensajes enviados a "Disfrutones SFC" escribió: “follándonos los cinco a una, vaya puto desfase del ATC Madrid era, ja, ja”.

11:15.- Los cinco procesados, integrantes de 'La Manada' son detenidos por agentes de la Policía Muncipal de Pamplona. Desde entonces hasta el momento de conocerse la sentencia han permanecido en prisión preventiva.

Noticias

anterior siguiente