Enlaces accesibilidad

López quiere que los candidatos a las primarias se comprometan a no hacer oposición si pierden

  • Plantea primarias sin avales y con segunda vuelta para elegir al secretario general
  • También apuesta por limitar el mandato de las gestoras a seis meses

Por
Patxi López en Valladolid
El candidato a la Secretaria General del PSOE Patxi López, en la sede socialista en Valladolid, este jueves. EFE NACHO GALLEGO

El diputado vasco y aspirante a la Secretaría General del PSOEPatxi López, quiere que los candidatos a estas primarias socialistas se comprometan a "colaborar lealmente" con el ganador de esta votación y renuncien, de esta forma, a "organizar una oposición interna sistemática".

Esta es una de las propuestas que el exlehendakari incluye en su propuesta de modelo de partido, que tiene como objetivo fundamental "unir a los socialistas, porque el primer problema y "más grave" que, a su juicio, tiene el PSOE es "la división interna".

Por eso, su primera propuesta para el debate de cara al 39 Congreso, que tendrá lugar los días 17 y 18 de junio, después de la votación de los militantes, es que la apuesta por "la integración real y leal". Para ello, defiende que la candidatura que gane cuente "con todos los militantes, hayan votado lo que hayan votado", y los que pierdan, colaboren "lealmente en las tareas de la nueva dirección".

Pero, además, el ex presidente del Congreso defiende que el PSOE tiene que llevar a cabo una revisión a fondo de su modelo orgánico, desde los principios de "apertura, modernización, eficacia y calidad democrática", pero sin renegar del pasado.

"No coincidimos con aquellos que justifican sus propuestas de cambio con una descalificación general a nuestra historia y a nuestra organización", señala el documento, en el que no menciona directamente a ninguno de sus dos contrincantes.

En esta tarea de revisión, López defiende que hay que reflexionar sobre la manera de hacer del PSOE un partido "más abierto y más ágil", pero no comparte "ese falso dilema que plantean algunos entre la democracia representantiva y la democracia directa en el partido".

A su juicio, no hay que elegir" porque, en el día a día, deciden "los órganos democráticamente elegidos y en las ocasiones importantes" se consulta a la militancia.

Nuevo reglamento de participación de la militancia

Como base de este sistema, el aspirante a las primarias propone la máxima de "ningún militante sin voz y ningún cargo sin control". Los afiliados, según dice, quieren "participar de manera abierta y clara, pero sin asamblearismos estériles", y los liderazgos deben ser "colectivos y plurales, sin salvadores ni cesarismos".

En este marco, propone un nuevo 'reglamento de participación de la militancia', que determine los asuntos que tienen que ser sometidos mediante votación al conjunto de la militancia. En particular, propone que los militantes decidan de forma directa para elegir a su secretario general y para relevarlo en caso de "moción de censura".

Además, quiere que voten también para pronunciarse sobre acuerdos o coaliciones de gobierno, revisiones del programa electoral, acciones con relevancia política a realizar desde el gobierno no recogidas en el programa electoral y cualquier cuestión propuesta por la mayoría del Comité Federal o por el 20% de la militancia.

Primarias sin avales y a dos vueltas

El proyecto de López también incluye cambios en las normas de las primarias para elegir secretario general: propone prescindir de los avales en una primera vuelta e introducir una segunda vuelta definitiva entre los dos candidatos más votado.

Una vez elegido, sólo podrá ser removido de su cargo "por la misma militancia en votación de censura, a propuesta del Comité Federal, o de confianza, a propuesta del propio secretario general".

La propuesta para el modelo de partido de Patxi López se completa con una apuesta por reactivar el partido y su vida interna, a través de una secretaría de dinamización de agrupaciónes locales a nivel federal y regional y una secretaría local de la Casa del Pueblo; la instauración de una convención anual de balance y estrategia, para que toda la militancia debata; una actualización del Código Etico del partido y un Código de Redes.

Asimismo, quiere que el 39 Congreso plantee planes estratégicos para que la próxima dirección cumpla propósitos determinados, como el aumento de la militancia, la organización del partido en las grandes ciudades y la acción política efectiva en ámbitos rurales.

Proponer limitar las gestoras del PSOE

Además, López apuesta por limitar las gestoras. Recoge la idea de que "las comisiones gestoras que sustituyen excepcionalmente a las direcciones orgánicas deben tener un plazo máximo de actividad de seis meses, transcurrido el cual ha de convocarse de manera automática la elección democrática correspondiente".

Desde que lanzara su candidatura a liderar el partido, López no ha cuestionado la labor de la dirección interina que está al frente del partido, pero sí la tardanza en convocar el Congreso Federal y, en consecuencia, las primarias a la Secretaría General del PSOE.

Para la candidatura del expresidente del Congreso y del Gobierno vasco, "el PSOE debe resolver problemas pendientes en la organización: el primero y más grave es el de la división interna", porque se lleva "demasiado tiempo gastando energías y perdiendo credibilidad ante los españoles a causa de las controversias en el seno de nuestro partido".

Por ello, indica que si no se supera "esta grave limitación para el buen gobierno de nuestra propia casa", será "muy difícil convencer a la mayoría de la sociedad española de que estamos preparados para gobernar el país".

Noticias

anterior siguiente