Enlaces accesibilidad

París afirma que Trump no podrá impedir la aplicación del acuerdo climático

  • El presidente electo de EE.UU. es un "negacionista" en cuestiones ambientales
  • Durante la campaña, avanzó que su intención era anular este tratado
  • Usará el dinero para "arreglar la infraestructura de agua y medioambiental de EE.UU."
  • Especial: Elecciones en Estados Unidos

Por
El republicano Donald Trump sucederá al demócrata Barack Obama en la presidencia de EE.UU.
El republicano Donald Trump sucederá al demócrata Barack Obama en la presidencia de EE.UU. AFP

La ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal, ha afirmado que la victoria en las presidenciales de Estados Unidos de Donald Trump no podrá impedir la aplicación del acuerdo sobre el cambio climático suscrito en diciembre del pasado año, teniendo en cuenta la marcha de las ratificaciones.

En una entrevista a la emisora RTL, Royal ha recordado que ya son 103 los países que han ratificado el Acuerdo de París, firmado en la capital francesa en diciembre de 2015, y que representan el 70% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Ha insistido en que Trump, que durante la campaña había avanzado su intención de anular ese tratado al considerar una broma el calentamiento climático, “no puede impedir” que entre en vigor. “No puede, en contra de lo que dijo, denunciar el Acuerdo de París”, subraya Royal.

Trump aseguró que “retiraría” todos los fondos de EE.UU. para la ONU que tengan que ver con el cambio climático.

Nada más asegurarse en mayo pasado la candidatura republicana a la presidencia de los Estados Unidos, el multimillonario Trump se mostró partidario de “cancelar” los acuerdos sobre medioambiente de la convención de París celebrada el año pasado y suscritos por más de 170 países. Aseguró que “retiraría” todos los fondos de EE.UU. para las Naciones Unidas que tengan que ver con el cambio climático.

Según anunció, el objetivo sería "cancelar los pagos por valor de miles de millones de dólares a los programas de cambio climático de la ONU y usar el dinero para arreglar la infraestructura de agua y medioambiental de Estados Unidos".

Polémico oleoducto Keystone XL

Durante su campaña electoral Donald Trump explicó que su política energética y medioambiental pasaba también, entre otras, por resucitar el polémico proyecto del oleoducto Keystone XL. Ante miembros de la industria petrolífera en Bismarck (Dakota del Norte), Trump se mostró abierto a aprobar la construcción de Keystone XL, que el Gobierno de Barack Obama rechazó en noviembre pasado por su impacto medioambiental.

“Quiero que se construya, pero quiero una parte de los beneficios. Así es como haremos a nuestro país rico de nuevo”, indicó Trump, quien aseguró que sería necesario “un pacto mejor” para EE.UU. y sus ciudadanos.

Los yacimientos canadienses de petróleo pesado, las terceras mayores reservas de crudo del mundo tras las de Arabia Saudí y Venezuela, son considerados entre los más contaminantes del mundo.

Además, en su plan de acción de los primeros 100 días de gobierno, Trump se ha propuesto "levantar las restricciones sobre la producción de esquisto, petróleo, gas natural y carbón limpio de las reservas de Estados Unidos".

Mensaje conciliador de la ONU a Trump

En una escueta declaración hecha pública en Marrakech, donde se celebra la cumbre de la ONU sobre el cambio climático (COP22), Espinosa, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, ha felicitado a Trump como presidente electo y a continuación le ha lanzado un mensaje de tono conciliador. "Espero poder trabajar con esta Administración para llevar adelante la agenda de la acción climática en beneficio de la población del globo", ha dicho Espinosa.

La eventual retirada de Estados Unidos del Acuerdo de París, en caso de que sea legalmente posible, supondría dejar sin efecto su entrada en vigor dado que este país es, junto con China, el responsable de la mayor cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero en el mundo.

Noticias

anterior siguiente