Enlaces accesibilidad

Elecciones vascas 2016

Alfonso Alonso, un hombre de Rajoy para hacer de "contrapeso" en Euskadi

  • El exministro de Sanidad es el candidato del PP a lehendakari el 25S
  • El exalcalde de Vitoria propone en su tierra una "alternativa de concordia"

Por
El presidente del PP vasco y candidato a lehendakari, Alfonso Alonso
El presidente del PP vasco y candidato a lehendakari, Alfonso Alonso. EFE

Alfonso Alonso Aranegui (Vitoria, 1967) ha sido el alcalde más votado de Vitoria, uno de los ministros más valorados de Rajoy con la cartera de Sanidad, pero encara las elecciones vascas en el último puesto en la valoración como líder -según el CIS- y, a falta de UPyD y sin saber si Ciudadanos entrará en el Parlamento, como candidato a lehendakari del partido con menor peso. "Un reto muy complicado y difícil", asumía en presencia del presidente del Gobierno en funciones antes de arrancar la campaña.

No obstante, Alonso vuelve a la arena electoral del País Vasco con el objetivo de proponer al Partido Popular como "contrapeso" a las "amenazas y riesgos" que percibe en el próximo Parlamento vasco, ya que, según advierte, PNV, EH Bildu y Podemos comparten, de una manera o de otra, una apuesta por el derecho de autodeterminación y la celebración de una consulta soberanista.

Llamado por Soraya Sáenz de Santamaría, tras perder la alcaldía de Vitoria por un pacto entre PNV y PSOE, Alfonso Alonso llegó a Madrid para trabajar en el grupo parlamentario 'popular', y fue su portavoz desde 2008. Allí se quedó y se ganó la confianza de Rajoy para ser ministro de Sanidad, Política Social e Igualdad desde diciembre de 2014 en sustitución de Ana Mato, en un ministerio con casi todas las competencias transferidas pero que se enfrenta a menudo a polémicas.

Tras la dimisión de Arantza Quiroga y su sustitución como presidente del PP vasco, Alonso era el candidato 'cantado' a la Lehendekaritza para las elecciones vascas del 25 de septiembre, aunque por el medio su historial se ha visto manchado por una sentencia del Tribunal de Cuentas que le condenó junto a Javier Maroto a pagar casi 400.000 euros por los perjuicios ocasionados en los fondos públicos como consecuencia del alquiler de un local por encima del precio de mercado cuando era alcalde de Vitoria.

Cómo le describen

Alonso es considerado uno de los representantes del ala moderada del Partido Popular. Casado y padre de cuatro hijos, es un hombre tímido y lector asiduo. Filólogo y abogado de formación, por sus manos pasan clásicos en latín o griego, aunque no solo tiene aficiones intelectuales, sino también deportivas, ya que gusta de montar en bicicleta y pasear por las playas donostiarras.

Qué mensajes escucharemos a Alonso esta campaña

Bajo el lema de campaña "La voz que nos une", los 'populares' vascos consideran que no es necesario reformar el Estatuto de Gernika, sino las normas que vertebran política y administrativamente Euskadi, como la Ley de Territorios Históricos.

Alonso insistirá en proponer una "alternativa de progreso y de concordia" al proyecto de "construcción nacionalista" del PNV advirtiendo a lo votantes conservadores del riesgo de viraje del "moderado Urkullu" si los nacionalistas se "embarrochan de poder" en Euskadi.

Por cierto, que no solo hará propuestas, sino que también escuchará las de los simpatizantes del partido en una innovadora herramienta de campaña que ha puesto en marcha el PP vasco, una peculiar caravana que fusiona la conocida gastronomía vasca con el fenómeno de los food-trucksel 'Gilda Truck', en honor al popular pintxo.

¿Por qué los vascos tienen que votarle?

Defiende Alfonso Alonso que el PP es "la representación de todos aquellos que creen en los valores de la Constitución, que no creen en identidades excluyentes, que se sienten con naturalidad vascos, españoles, europeos".

"Les decimos que podemos ser de una manera útil y con fuerza un factor decisivo para la representación de la pluralidad del País Vasco, que sirva de equilibrio y contrapeso de las amenazas y riesgos que vemos en el próximo Parlamento", afirma.

¿Qué espera de estas elecciones?

Con diez escaños en el Parlamento vasco, el PP trata de mantener su posición ante el pronóstico desfavorable de las encuestas, resistiendo a la competencia de Ciudadanos, nueva opción electoral en estos comicios.

De paso, una mejora en sus perspectivas electorales que le posicionen como un socio necesario para el PNV acercaría el favor de este partido en la búsqueda de una investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno.

Por eso, apela a los 150.000 vascos que votaron al PP en las últimas generales a que vuelvan a hacerlo en las elecciones vascas para enviar un mensaje "claro" al conjunto de los españoles.

Noticias

anterior siguiente