Enlaces accesibilidad

Los secretos de Karl Lagerfeld

Por
Karl Lagerfeld y su famosa gata Choputte. noticias

En mayo de 2012 la francesa Tiffany Cooper, desesperada por no encontrar trabajo, decidió como muchos jóvenes de su generación crear un blog. 

Lo llamó ‘Le meilleur des mondes posibles’ (El mejor de los mundos posibles) y en él contaba sus andanzas, sueños y experiencias laborales como asistente en una galería de arte.

Tuvo mucho éxito, tanto que una editorial le propuso escribir un libro. Lo hizo pero también, gracias a su espíritu inquieto, creó una colección de camisetas y pañuelos, trabajó como ilustradoras para revistas y, en los ratos libres, escribió otro libro.

Tiffany Cooper desvela los 'secretos' de Karl. noticias

Pero cuando se cumplieron sus metas, y el vaso de la satisfacción se llenó, se hizo una pregunta. ¿Con quién quiero trabajar? La respuesta fue: Karl Lagerfeld. 

Ni corta, ni perezosa, Cooper, graduada en Artes Decorativas, le envió una carta y, junto a ella, copias de sus ilustraciones, una de sus camisetas y uno de sus fulares.

Una semana más tarde la llamada que esperaba y la respuesta con la que soñaba: “Karl ya conocía su trabajo y le encanta lo que usted hace”, le dijo la responsable de comunicación del diseñador antes de proponerle trabajo y darle una cita.

El cómic recoge toda la trayectoria personal y profesional del 'Káiser' noticias

Hubo reunión y… todo lo que ocurrió después se ha plasmado en un libro: 'Los secretos de Karl'. Un libro ( editado por Kraken, con 144 páginas y un precio de 18,50 euros) que desvela misterios como ¿Por qué Karl adelgazó 42 kilos? ¿Cómo llegó Choupette a su vida? ¿Cómo es su armario?

El tono divertido de los textos y los dibujos esconde un serio, e interesante, retrato de este genio, un hombre vitalista y muy trabajador que triunfa en la moda y en la fotografía pero también en todo lo que se propone.

Karl y su 'peculiar' armario. noticias

Lagerfeld, capaz de reírse de sí mismo- como ha demostrado en varias ocasiones-, dio el visto bueno al libro.

Cooper se lo agradece de corazón, “es usted mi mayor inspiración. Le estaré eternamente agradecida por su confianza y su sentido del humor”, escribe como colofón.

Noticias

anterior siguiente