Anterior Al menos 16 soldados afganos muertos por error en un ataque del Ejército americano Siguiente El cine iberoamericano celebra su cuarta fiesta en Madrid con la mira puesta en potenciar la industria Arriba Ir arriba
Penúltimo debate de los aspirantes republicanos antes de las primarias

Fuego cruzado entre Trump y Cruz en el sexto debate republicano

  • Los candidatos conservadores han mantenido varios enfrentamientos personales

  • Cruz ataca a Trump con los "valores neoyorquinos" y el magnate recuerda el 11S

  • Los siete participantes critican el discurso sobre el Estado de la Unión de Obama

|

El magnate Donald Trump y el senador Ted Cruz han sido los protagonistas durante el sexto debate republicano. Los candidatos, que lideran las encuestas a las primarias del partido conservador, han encanbezado las críticas al discurso que el presidente de EE.UU., Barack Obama, dio sobre el Estado de la Unión el pasado martes y han mantenido duros enfrentamientos que han llegado a entrar en el terreno personal.

La tensión ha comenzado con los ataques de Trump sobre Cruz por su lugar de nacimiento. El empresario ha puesto en duda que Cruz pueda ser candidato a la Casa Blanca por haber nacido en Canadá y el senador ha asegurado que su elegibilidad está apoyada por expertos constitucionales. Además, ha aprovechado la ocasión para recordar que Trump, actualmente líder, está cayendo en los sondeos y que su origen no es "plenatemente" estadounidense, ya que su madre nació en Escocia.

Sin embargo, el magnate inmobiliario se ha defendido asegurando que lo hace por el partido ya que teme que los demócratas lo demanden si Cruz gana las primarias.

El segundo choque ha sido aún más lejos. El senador ha acusado a Trump de representar los "valores neoyorquinos" y ante la pregunta de los moderadores, Cruz los ha definido como "progresistas en materia social, proaborto, defensores del matrimonio gay..., centrados en el dinero y los medios".

Ante esto, Trump, originario de Nueva York, se ha mostrado realmente indignado y ha calificado la respuesta de Cruz como "muy insultante". El magnate ha decidido contestar a los comentarios de Cruz recordando los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 contra las torres gemelas y la ejemplar reacción del pueblo neoyorquino. 

"Cuando derribaron el World Trade Center vi algo que en ninguna otra parte del mundo podría haber ocurrido de una forma tan bonita y humana como en Nueva York", ha indicado Trump, arrancando de forma inmediata los aplausos del público y del propio Cruz.

 Debate Candidatos Republicanos a la Casa Blanca en la cadena Fox

Ataques a Obama y a Clinton

Por otra parte, los siete candidatos republicanos a la Casa Blanca que han participado en el debate, organizado por la cadena Fox en Carolina del Sur, han rechazado de forma contundente el optimista mensaje que Obama lanzó hace dos días sobre el liderazgo mundial y la situación económica de Estados Unidos.

"Nuestro país es un desastre", ha asegurado Trump, que ha reconocido sentirse enfadado con las actuales políticas del Gobierno estadounidense. Por su parte, el exgobernador de Florida, Jeb Bush ha señalado que la idea que de que EE.UU. está mejor que cuando comenzó el mandato de Obama pertenece a un "universo alternativo" y el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, ha sentenciado las palabras del presidente como "un cuento".

También han insistido en que el mandatario no está gestionando bien ni la política exterior ni la guerra contra el Estado Islámico y todos se han comprometido a destruir al grupo yihadista. El senador Marco Rubio ha llegado a defender el uso de la cárcel de Guantánamo para conseguir más información de los terroristas y Trump se ha reafirmado en su intención de prohibir la entrada de todos los musulmanes en el país.

Sin embargo, los demás candidatos no comparten esta última medida del empresario inmobiliario. Bush ha vuelto a recordarle que no se puede generalizar y que ese tipo de propuestas debilitan más que fortalecen al país. Trump ha sido directo en su respuesta: "No necesitamos a alguien débil en la Casa Blanca".

Además de criticar duramente a Obama, los candidatos han mostrado su rechazo a Hillary Clinton. Principalmente, han atacado su papel como secretaria de Estado y los problemas legales que la demócrata está teniendo por el uso de correo privado para asuntos diplomáticos: "Alguien que no puede manejar información clasificada, no puede ser presidente de EE.UU.", ha afirmado Rubio.

Otro de los asuntos que ha logrado poner de acuerdo a los conservadores ha sido el control de armas. Todos son contrarios a las medidas ejecutivas que el presidente pretende poner en marcha para restringir su venta. Han recordado que la segunda enmienda es un derecho constitucional, han asegurado que Obama no lo apoya y que quiere acabar con él. Según Rubio, "confiscaría las armas de todos los ciudadanos si pudiera".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente