Enlaces accesibilidad

El Banco de Portugal paraliza la venta de Novo Banco

  • Las ofertas quedaban muy por debajo de los 4.900 millones de su rescate
  • El proceso se para hasta después de las elecciones legislativas del 4 de octubre

Por
La sede de Novo Banco en Lisboa
La sede de Novo Banco en Lisboa. REUTERS Rafael Marchante

El Banco de Portugal ha decidido no seguir adelante con el proceso de venta de Novo Banco, la entidad surgida en agosto de 2014 y que aglutina los activos saneados del quebrado Banco Espírito Santo (BES).

"Una vez que el Banco de Portugal entiende que esta no es la mejor oportunidad, respetamos su decisión", ha dicho el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, en declaraciones a la prensa, adelantándose a la confirmación oficial del banco central luso.

De este modo, todo parece indicar que el proceso de venta de Novo Banco queda pospuesto hasta después de la celebración de las elecciones legislativas en Portugal, que tendrán lugar el próximo 4 de octubre.

El periódico luso Diario económico destaca la advertencia del Banco Central Europeo (BCE) sobre las potenciales necesidades de capital de la entidad portuguesa, que podría tener que ampliar capital en unos 1.000 millones para cumplir con la ratio de capital mínimo impuesta.

Según el rotativo, en las últimas semanas el Banco de Portugal había mantenido negociaciones con la china Fosun International y la estadounidense Apollo, aunque las conversaciones no fructificaron, puesto que las ofertas presentadas quedaban muy por debajo de los 4.900 millones invertidos en el plan de reestructuración y recapitalización del BES, que pasó a llamarse Novo Banco.

Los fondos inyectados en Novo Banco procedieron de un crédito público de 3.900 millones y otros 1.000 millones aportados de forma proporcional por el sistema financiero portugués, que quedaron agrupados en el llamado Fondo de Resolución, actual propietario de la entidad.

Actualmente, el Novo Banco cuenta con activos valorados en más de 70.000 millones y una cuota de mercado del 18%, lo que le convierte en el tercer banco de Portugal por detrás del estatal Caixa Geral de Depósitos (CGD, con 100.000 millones) y el Banco Comercial Portugués (BCP, con 78.800 millones).

Noticias

anterior siguiente