Anterior El Parlament balear prohíbe la muerte del toro durante las corridas Siguiente I Arriba Ir arriba
 Un grupo de jóvenes manifestantes usan sus móviles en medio de la protesta en la principal arteria de Hong Kong.
Un grupo de jóvenes manifestantes usan sus móviles en medio de la protesta en la principal arteria de Hong Kong. AFP AFP PHOTO / ALEX OGLE

La primera Conferencia Mundial de Internet en China busca controlar la red, según Amnistía

  • La conferencia congrega a altos cargos públicos y magnates de Internet

  • Amnistía Internacional teme que la censura china se extienda a todo el mundo

  • Denuncian que el modelo de Internet en China es de prohibición y control extremos

|

Desde este miércoles y hasta el viernes, la provincia oriental de Zhejiang, en China, acoge su primera Conferencia Mundial de Internet sobre el tema "Compartir y coexistir en Internet", según recoge la televisión nacional china.

El encuentro, celebrado uno de los países con menos libertad de expresión del mundo -está en el puesto 175 de 180 países en el ránking de Reporteros Sin Fronteras- no ha sido bien recibido por Amnistía Internacional (AI), que cree que "China está impaciente por promover sus propias normas nacionales sobre Internet como modelo de regulación mundial".

En estos tres días pasarán por el encuentro magnates chinos de Internet, como Jack Ma, el fundador del gigante del comercio electrónico chino Alibaba -que salió a bolsa en Estados Unidos en septiembre-; el cofundador del proveedor de internet Pony Ma y el cofundador del buscador Baidu, Robin Li.

También acudirán altos cargos públicos chinos y líderes de multinacionales como Apple, Amazon y Microsoft para debatir sobre el futuro de Internet.

AI: China promueve normas de internet globales

La ONG defensora de los derechos humanos en el mundo considera, en un comunicado, que el Gobierno chino está realizando "crecientes intentos" para "promover unas normas cibernéticas globales", lo cual supone un "ataque permanente" a la libertad de Internet. 

En este sentido, el investigador de Amnistía Internacional sobre China, William Nee, explica: El modelo de Internet en China es un modelo de prohibición y control extremos. Las autoridades emplean un ejército de censores para actuar selectivamente contra individuos y encarcela a numerosos activistas simplemente por ejercer su derecho a la libertad de expresión a través de Internet".

“Los líderes empresariales que van a acudir a Zhejiang deberían defender públicamente la libertad en Internet y cuestionar el vergonzoso historial del gobierno chino. Los derechos humanos no deben ser un tabú”, ha afirmado William Nee.

AI denuncia que desde que el presidente Xi llegó al poder, cientos de personas han sido detenidas solo por expresar sus opiniones en línea y que las autoridades siguen abusando del derecho penal para reprimir la libertad de expresión.

Activistas detenidos y censura

La ONG indica que en China se detienen y encarcelan activistas por publicaciones en línea que los censores consideran antirreglamentarias. Es el caso de miembros del Movimiento Nuevos Ciudadanos, una red difusa de activistas cuyo fin es promover la transparencia del gobierno y sacar a la luz la corrupción, como Liu Ping.

En septiembre, Ilham Tohti, destacado intelectual uigur y fundador del sitio web Uighur Online, fue condenado a cadena perpetua por “separatismo” en un juicio de motivación política. La prueba principal que aportaron las autoridades fueron los artículos publicados en su página web.

Por otra parte, las autoridades chinas bloquean el acceso a miles de sitios web, entre ellos Facebook, Instagram y Twitter. También estaban prohibidas páginas web de información internacionales como las de la BBC y el New York Times.

En las redes sociales están censuradas decenas de frases, incluidas todas las alusiones a la represión de la plaza de Tiananmen en 1989 o a las protestas en curso en favor de la democracia en Hong Kong.

AI manifiesta que Internet ha tenido un "peso incalculable" en el desarrollo de los derechos humanos al revolucionar el acceso a la información y mejorar la transparencia y la rendición de cuentas.

Sin embargo, gobiernos de todo el mundo siguen socavando la libertad en la red, a juicio de la ONG: "Las autoridades utilizan cada vez más la tecnología web para reprimir la libertad de expresión, censurar información sobre violaciones de derechos humanos y llevar a cabo actividades de vigilancia masiva e indiscriminada en nombre de la seguridad, a menudo en colaboración con las empresas".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente