Anterior El presidente de Polonia veta la controvertida reforma de la justicia de su propio Gobierno Siguiente Unanimidad parlamentaria para sentar las bases del pacto de Estado contra la violencia de género Arriba Ir arriba
COLITA, GALARDONADA CON EL PREMIO NACIONAL DE FOTOGRAFÍA 2014
Fotografía de archivo del 03/04/09 de la fotógrafa Colita (Isabel Steva Hernández) que ha sido galardonada con el Premio Nacional de Fotografía 2014 que concede el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. EFE jcr

Colita también renuncia al Premio Nacional por la "situación de pena" de la Cultura

  • Justifica su decisión en uno de los valores que le reconocía el jurado

  • El 30 de octubre Jordi Savall también renunció al Premio Nacional de Música

  • Con la renuncia también rechaza los 30.000 euros de la dotación del premio

  • La fotógrafa niega que su condición de catalana tenga relación con la renuncia

|

La fotógrafa Isabel Steva Hernández 'Colita' ha renunciado al Premio Nacional de Fotografía por considerar al ministerio de Educación, Cultura y Deporte responsable de que la cultura y la educación en España se encuentre en una situación de "pena, vergüenza y dolor de corazón".

Es la segunda premiada que rechaza el galardón tras la renuncia el pasado día 30 de octubre del músico Jordi Savall al Premio Nacional de Música.

En una carta distribuida este viernes a través de las redes sociales y que ha dirigido al ministro de Cultura y Educación, José Ignacio Wert, Colita agradece al jurado del premio que hayan pensado en ella para esta distinción, pero justifica su decisión precisamente en uno de los valores que le reconocía el jurado, "el compromiso con su época". Y ha señalado que "proviniendo dicho premio Nacional de Fotografía del Ministerio de Cultura, Educación y Deporte, me veo -subraya- en la obligación de rechazarlo". 

También ha añadido: "Ignoro dónde reside este ministerio, e incluso si existe como tal. En cualquier caso, yo no lo conozco". En opinión de la autora, la situación de la cultura y la educación en España es "de pena, vergüenza y dolor de corazón", por lo que, asegura, "no es posible que exista dicho ministerio".

"Malos tiempos" para la lírica

Considera Colita que "habrá que esperar con ilusión, otros tiempos, otras gentes, otros gobiernos, que nos devuelvan a nosotros el orgullo y a ellos el honor". Tras indicar al ministro Wert que "de momento", no le "apetece" salir con él "en la foto", Colita aclara en una posdata: "mi condición de ciudadana catalana y la situación actual nada tiene que ver con mi renuncia. No hagan inventos. Yo creo y milito en la Cultura Universal".

En declaraciones a Cataluña Ràdio recogidas este viernes por Europa Press, Isabel Steva ha dicho que "No tiene sentido que estés todo el rato militando contra el PP y, después, salir corriendo a Madrid para que me den una pasta". "No lo veo correcto", ha justificado la fotógrafa catalana después de rehusar el premio, dotado con 30.000 euros.

La decisión de Colita se ha producido un día después de que la fotógrafa mantuviera un elocuente silencio tras darse a conocer el fallo del premio, y a pesar de las reiteradas peticiones de los medios de comunicación para recabar sus primeras impresiones. Fuentes del Ministerio de Cultura han señalado a EFE que no tienen constancia de esta renuncia.

Comprometida con su época

Colita (Barcelona, 1940) está considerada la fotógrafa de la denominada Gauche divine barcelonesa y está especializada en retratos. Tras acabar el preuniversitario de Letras, se trasladó un año a París, para estudiar Civilización Francesa en la Universidad de la Sorbona.

A su vuelta conoció a los fotógrafos Oriol Maspons, Julio Ubiña y Xavier Miserachs, de los cuales aprendió el 'oficio', y se profesionalizó como fotógrafa. En 1961, trabajó un año con Xavier Miserachs, como laboratorista y estilista, y en 1962, trabajó en el archivo de personajes de la película Los Tarantos del director Rovira Beleta, y trabó amistad con su protagonista, la bailaora de flamenco Carmen Amaya.

Se aficionó al arte flamenco y se trasladó a Madrid, donde se instaló dos años. En esta época, realizó las fotografías de promoción de Antonio Gades y la Chunga. Fruto de este período, es su libro Luces y sombras del Flamenco (Lumen, 1975), reeditado y ampliado en 1998.

Durante la transición democrática, colaboró con publicaciones como Interviu, Reporter, Cuadernos para el Diálogo, La Calle, o Boccaccio, entre otras. Con la desaparición del franquismo se especializó en fotografiar su ciudad, Barcelona, y su área metropolitana, evidenciando sus cambios y evolución, y siempre reflejando la vida cultural y social de Cataluña.

Su obra figura en la colección del Museo Nacional D'Art de Catalunya. En 1998, el Ayuntamiento de Barcelona le impuso la Medalla al Mérito Artístico, junto a los fotógrafos Oriol Maspons y Leopoldo Pomès, y la Generalitat de Catalunya, la Creu de Sant Jordi 2004. Colita, en 44 años de profesión, ha realizado más de 40 exposiciones y publicado más de 30 libros de fotografía.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente