Anterior Nadal peleará en la final por su décimo Conde de Godó Siguiente Los Veintisiete piden a Londres "garantías reales" para los ciudadanos europeos en Reino Unido Arriba Ir arriba

El Banco de España: la bajada salarial es más intensa de lo que reflejan las estadísticas

  • El motivo, que la mayor destrucción de empleo precario distorsiona la media

  • Al ser despedidos los que menos cobran, parece que el resto percibe más

|

La moderación experimentada por los salarios que comenzó en 2010 "podría ser algo más intensa" de lo que indican las estadísticas sobre costes laborales, según un análisis elaborado por el Banco de España. El motivo es que, desde que comenzó la crisis en 2008, "la intensa destrucción de empleo observada ha estado concentrada en los colectivos de trabajadores con menor nivel de formación y experiencia" que, de promedio, "cobran unos salarios inferiores al salario medio de la economía".

Se trata de los trabajadores más jóvenes, extranjeros, con menor nivel educativo o con menos antigüedad en la empresa, algo que se dio con especial énfasis en el caso de los contratos temporales. Así pues, la edad, la experiencia y la cualificación han sido factores clave que han influido en la composición del empleo y que dan respuesta a la más moderada rebaja salarial mostrada por las estadísticas oficiales.

El organismo destaca que los salarios crecieron en términos reales durante la fase inicial de la crisis, en parte por las variaciones registradas en la composición del empleo. Al haber sido despedidos los que menos cobran, han ganado un mayor peso relativo de los trabajadores con mayor formación y experiencia, quienes en promedio perciben salarios más elevados.

A partir de 2008, coincidiendo con el inicio del proceso de destrucción de empleo, el efecto de la composición del empleo sobre los salarios empezó a aumentar "de manera significativa", según el Banco de España. Concretamente, calcula que las variaciones en la composición del empleo habrían contribuido en 1,3 puntos porcentuales cada año del periodo 2008-2012 al incremento de las bases de cotización, lo que resulta "coherente" con el mayor peso relativo de los trabajadores con mayor remuneración media durante la crisis.

Pérdida de peso de los grupos con menos niveles salariales

En este sentido, el organismo señala que los cambios en la composición del empleo registrados desde 2008 han sido "muy intensos" y, en general, "han estado sesgados hacia una pérdida importante del peso relativo de aquellos grupos con menores niveles salariales".

De esta forma, los trabajadores más jóvenes redujeron su participación en el empleo total en casi nueve puntos entre 2008 y 2012, y los extranjeros la recortaron dos puntos.

Los trabajadores con menor nivel educativo disminuyeron su peso desde el 14,8% de 2008 al 10,2% en 2012, en tanto que la participación de los trabajadores con menor antigüedad en la empresa se redujo "con intensidad", como consecuencia del mayor impacto de la crisis sobre el empleo temporal.

Así, los trabajadores con más de tres años de experiencia pasaron de representar el 61,7% del empleo en 2008 a un 73% en 2012.

Sólo a partir de 2010, precisa el Banco de España, los salarios comenzaron a mostrar un comportamiento "más acorde" con la debilidad del mercado laboral. La institución entiende que este proceso de moderación salarial puede ser más intenso de lo que reflejan las estadísticas sobre costes laborales.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente