Anterior Al menos 16 soldados afganos muertos por error en un ataque del Ejército americano Siguiente El cine iberoamericano celebra su cuarta fiesta en Madrid con la mira puesta en potenciar la industria Arriba Ir arriba
Biodiversidad en 3D explicado por David Vieites

Biodiversidad en 3D, un proyecto científico que muestra animales en versión interactiva

  • Son animales reales accesibles en 3D a través de dispositivos

  • Se puede saber más de animales del museo de Ciencias Naturales in situ

  • Un investigador del CSIC ha impulsado el proyecto con el fin de divulgar más allá de la vitrina

|

Seguro que muchas personas recuerdan los realistas dinosaurios de la primera película de Jurassic Park (1993), con dinosaurios animados e imágenes generadas por ordenador. La producción, dirigida por Steven Spielberg y basada en la novela de Michael Crichton, fue bastante innovadora en cuanto a efectos especiales para la época.

Años después se han sucedido diversas películas de animación -algunas de animales- muy sonadas, como las de Pixar Studios o la más reciente, que mezcla realidad y ficción con tecnología 3D, Avatar.

La iniciativa de un investigador del CSIC en el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) ubicado en Madrid no es una superproducción de cine, pero sí una forma diferente de conocer los animales, que usa tecnología 3D y está adaptada a unos nuevos tiempos de dispositivos móviles.

El proyecto Biodiversidad en 3D, se puede considerar como un second screen (segunda pantalla) del MNCN. Es decir, los animales, aves, mamíferos, reptiles y otros elementos de su colección -diez por el momento-, se pueden ver en vivo en el propio museo, pero también en un smartphone, en una tableta o en el propio ordenador.

Animales en 3D

Y es que el investigador del Departamento de Biogeografía y Cambio Global del CSIC, David Vieites, tuvo la idea de mostrar especímenes de la exposición del museo "de otra manera, sacarlos de las vitrinas" y el proyecto se puso en marcha con un equipo del MNCN y otros colaboradores.

Para su trabajo diario, como el de otros investigadores, es habitual escanear a los animales o réplicas para estudiarlos sin necesidad de manipularlos. Incluso se dan casos de científicos que piden ejemplares a museos de otros países si no cuentan con ellos en su lugar de trabajo y se envían por correo.

A Vieites se le ocurrió la idea de unir la técnica del escaneado 3D y la visualización e interatividad de los dispositivos táctiles para mostrar los especímenes de una forma más cercana y con información adicional que conduce a publicaciones científicas en abierto de un repositorio del CSIC, PubMed y Google Scholar.

A través de la página web del proyecto se puede escanear un código QR y entrar directamente en la ficha de cada animal o especies del género homo. Se puede ver desde todos los ángulos un puma, un pangolín indio o un hombre de Neandertal, entre otros.

Está previsto que el museo coloque, junto a los animales, sus correspondientes códigos QR y se pueda acceder al ejemplar en 3D desde un dispositivo in situ. Para ello habilitarán una conexión wifi de alta velocidad en las instalaciones.

Según ha revelado a RTVE.es Vieites, este verano llevaron a cabo una actividad piloto con niños y tabletas que tuvo mucho éxito. También consiguió atraer la atención de otros investigadores en un congreso científico cuando presentó el proyecto. Ahora les reclaman escaneos de animales de la colección de otros países, aunque se enfrentan a dos problemas: la falta de personal  y el tiempo que requiere obtener uno de estos modelos.

Escaneo de los ejemplares

Los investigadores David Vieites y el estudiante de doctorado Javier Santos, escanean los especímenes del museo principalmente con dos aparatos: un escáner de luz blanca y un escáner láser. Obtienen varias imágenes con distintos ángulos, cuyo tiempo de escaneo varía dependiendo del del ejemplar que sea.

Cuando es un animal con pelo o escamas el trabajo puede llevar varias horas, al igual que cuando es un ejemplar de gran tamaño, ya que lo escanean por partes, según ha indicado Santos, quien ha explicado que después van alineando las imágenes. "La tortuga es más fácil, pero el cocodrilo, por ejemplo, requiere una combinación de los dos escáneres", ha subrayado.

Santos ha apuntado que la ventaja de esta tecnología es que capta el color real y tienen una precisión muy alta en cuanto a geometría y definición de la imagen, de hasta 15 millones de Mpx. Después cuentan con software que procesa las imágenes y añade textura a los modelos. "Se podrían llegar a imprimir en 3D o incluso aprovechar para una película de animación", ha subrayado David Vieito.

El proyecto Biodiversidad en 3D es un proyecto financiado por el CSIC y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).

Vídeo que acompaña la noticia: Carlos Ruscalleda

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente