Enlaces accesibilidad

Fuerzas especiales del Ejército de EE.UU. capturan a un líder de Al Qaeda en Libia

  • EE.UU. acusa a Anas al Libi de los atentados contra varias embajadas en 1998
  • Libia ha reaccionado pidiendo explicaciones a la administración norteamericana
  • Fuentes militares han confirmado otra operación contra Al Shabab en Somalia

Enlaces relacionados

Por
EE.UU. lanza dos operaciones contra el terrorismo islámico

Abu Anas al Libi, uno de los dirigentes de al Qaeda en Libia, ha sido capturado y puesto bajo custodia por fuerzas especiales estadounidenses en operación militar ha tenido lugar en Trípoli este sábado, según fuentes militares estadounidenses que han pedido mantener el anonimato.

Estados Unidos buscaba a Libi por su posible implicación en los ataques a las embajadas de EE.UU. en Kenia y Tanzania en 1998.

El Gobierno de EE.UU. había ofrecido una recompensa de cinco millones de dólares a cambio de información que condujese a la captura de Anas, bajo el programa de Recompensas por Justicia del Departamento de Estado.

Trípoli pide explicaciones

El Gobierno libio ha reaccionado pidiendo explicaciones a la administración norteamericana tras la captura. En un comunicado hecho público este domingo, las autoridades libias mantienen su absoluto desconocimiento sobre ese asunto y que, al enterarse de la noticia, han establecido contacto con Washington

Sin condenar explícitamente la captura de Abu Anas, Trípoli recuerda la "alianza estratégica" que mantiene con EE.UU. y espera que este acontecimiento no lo altere.

"Los contactos entre los dos gobiernos permitirá tratar esta cuestión con respeto de las leyes internacionales, la soberanía nacional y los derechos humanos", señala el comunicado.

El gobierno libio recuerda igualmente el principio de que los miembros de la resistencia libia deben ser juzgados el Libia independientemente de cuáles sean sus acciones.

Al Libi fue detenido este sábado en Trípoli por aparentes miembros de un comando cuando salía de una mezquita, dijo a Efe su hermano. Los autores, según la misma fuente, estaban dentro de tres automóviles aparcados cerca de la mezquita y se aproximaron a su víctima cuando ésta iba a entrar en su vehículo, rompieron los cristales del mismo y la sacaron a la fuerza para llevarla a un lugar desconocido.

Ataque de EE.UU. a Al Shabab

El Pentágono también confirmaba este sábado una segunda operación de las fuerzas especiales de la Marina de Guerra de Estados Unidos (Navy SEAL) contra un jefe del grupo militante somalí Al Shabab en una incursión llevada a cabo este sábado en Somalia.

"Puedo confirmar que militares estadounidenses estuvieron involucrados ayer en una operación dirigida contra un conocido terrorista de Al Shabab", ha afirmado el portavoz oficial del Pentágono, George Little, en su cuenta de Twitter

Aunque inicialmente se ha especulado con que podría haber sido capturado e incluso asesinado, oficialmente no se han dado detalles concretos sobre la operación.

Se cree que la unidad podría haber acabado con la vida de dicho líder del grupo Al Shabab, que el pasado mes de septiembre atacó un centro comercial en Nairobi dejando decenas de víctimas mortales, aunque no se ha confirmado su muerte de manera oficial, dado que las tropas se han retirado antes de poder confirmar la baja, según explica el diario The New York Times en palabras de un alto mando del ejército estadounidense.

EE.UU. lanza una ofensiva contra líderes de Al Shabab en Somalia

El guerrillero, cuya identidad no ha sido revelada por el momento, podría haber muerto en un tiroteo después de que la unidad SEAL haya tomado tierra en Somalia por la población de Barawe.

Un portavoz de Al Shabab ha declarado que uno de sus combatientes había muerto en un enfrentamiento con tropas británicas y turcas, pero su identidad no ha sido revelada. Según el grupo, habría muerto también un militar británico y varios habrían quedado heridos, una información que los ministros de Defensa de ambos países han negado conocer.

La policía somalí afirma que podría haber un total de siete muertos.

El funcionario estadounidense ha explicado al Times que la incursión en Baraawe se planificó hace una semana y media.

Noticias

anterior siguiente