Enlaces accesibilidad

Dimite el presidente del Partido Liberal alemán tras el descalabro electoral

  • Röesler, vicecanciller saliente, dejará de liderar el FPD, según el diario Bild
  • Los Verdes anuncian un congreso para renovar la cúpula del partido

Por
El presidente del Partido Liberal alemán (FDP), Philipp Rösler, tras conocer el escrutinio
El presidente del Partido Liberal alemán (FDP), Philipp Rösler, tras conocer el escrutinio AFP iw

El presidente del Partido Liberal (FDP), Philipp Rösler, vicecanciller y ministro de Economía en esta legislatura, ha anunciado este lunes la dimisión de su cargo al frente de la formación política tras el fracaso electoral de la víspera. Por su parte, Los Verdes han anunciado un congreso para renovar a su dirección.

Los liberales, socios estos últimos cuatro años de la canciller Angela Merkel, han quedado tras estos comicios fuera del Bundestag (cámara baja), del que formaban parte desde la fundación de la República Federal de Alemania.

El FDP obtuvo un 4,8% de los votos en las elecciones, por debajo del 5 % mínimo requerido para acceder al Legislativo y lejos del 14,6 % que logró en 2009, su mejor registro.

Rösler comunicó su dimisión a la dirección del partido, reunida desde primera hora en el Bundestag para analizar los resultados de las elecciones parlamentarias, y luego la ha anunciado directamente a la prensa, informa AFP.

Un partido histórico en el Gobierno

El FDP ha actuado tradicionalmente como partido bisagra en Alemania y ha formado parte de 17 de los 22 gobiernos constituidos en la República Federal desde la II Guerra Mundial, coaligándose tanto a la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel como al Partido Socialdemócrata Alemán (SPD).

Tras conocerse las primeras proyecciones, tanto Rösler como el candidato liberal, Rainer Brüderle, comparecieron anoche ante los medios para decir que ambos asumirían sus "responsabilidades" e insinuaron que podían dimitir.

Brüderle indicó asimismo que se encontraban en una "tarde difícil" y en un "duro momento" y el secretario general del FDP, Christian Lindner, aseguró que la formación se enfrenta a la "hora más amarga" desde su fundación.

Congreso de Los Verdes

Por su parte, Los Verdes han anunciado que convocarán un congreso extraordinario para renovar la cúpula del partido tras perder cerca de un millón de votos y más de dos puntos porcentuales (hasta el 8,4% de los sufragios) con respecto a 2009.

 En rueda de prensa tras la reunión de la dirección del partido, la copresidenta de esta formación, Claudia Roth, ha calificado la derrota de "dolorosa" porque no se logró mejorar el resultado de las anteriores elecciones ni tampoco forzar un cambio de política en Alemania.

"Ha sido una derrota dolorosa porque no hemos alcanzado nuestras metas y ahora tenemos que hacer un análisis intenso para analizar las razones", ha dicho Roth sin especificar cuándo se celebrará el congreso extraordinario. El otro copresidente de Los Verdes, Cem Özdemir, se ha referido concretamente a la discusión sobre la posición del partido ante la pedofilia en décadas pasadas como uno de los motivos que pudo haber afectado el resultado electoral.

Los Verdes se han mostrado dispuestos a aceptar una invitación de la ganadora de los comicios, Angela Merkel, para analizar la posibilidad de una coalición de gobierno. Sin embargo, Roth ha considerado que se trataba de "algo improbable" por las señales que llegaban de la Unión Cristianodemócrata (CDU).

El cabeza de lista en estos comicios, Jürgen Trittin, ha destacado la necesidad de constatar que en Alemania hay una mayoría conservadora y ha estimado que, en ese contexto, era difícil imponer su ideario verde. La propuesta de implantar un "día vegetariano" en las cantinas públicas hizo que mucha gente dejara de votar a Los Verdes porque se sintió coartada en su libertad, ha dicho Trittin, quien ha recordado que él defendió en campaña el programa decidido por las bases del partido.

A su juicio, también les ha perjudicó su clara apuesta por una subida de impuestos.

En rueda de prensa tras la reunión de la dirección del partido, la copresidenta de esta formación, Claudia Roth, ha calificado lo ocurrido como "derrota dolorosa". 

El partido ecologista también llegó a presidir uno de los estados federados más conservadores del país: Baden-Württenberg.

   "Ha sido una derrota dolorosa porque no hemos alcanzado nuestras metas y ahora tenemos que hacer un análisis intenso para analizar las razones", dijo Roth sin especificar cuándo se celebrará el congreso extraordinario.
   El otro copresidente de Los Verdes, Cem Özdemir, se refirió concretamente a la discusión sobre la posición del partido ante la pedofilia en décadas pasadas como uno de los motivos que pudo haber afectado el resultado electoral.
   Los Verdes se mostraron dispuestos a aceptar una invitación de la ganadora de los comicios, Angela Merkel, para analizar la posibilidad de una coalición de gobierno.
   Sin embargo, Roth consideró que se trataba de "algo improbable" por las señales que llegaban de la Unión Cristianodemócrata (CDU).
   El cabeza de lista en estos comicios, Jürgen Trittin, destacó la necesidad de constatar que en Alemania hay una mayoría conservadora y estimó que, en ese contexto, era difícil imponer su ideario "verde".
   La propuesta de implantar un "día vegetariano" en las cantinas públicas hizo que mucha gente dejara de votar a Los Verdes porque se sintió coartada en su libertad, dijo Trittin, quien recordó que él defendió en campaña el programa decidido por las bases del partido.
   A su juicio, también les perjudicó su clara apuesta por una subida de impuestos, iniciativa para la que el país no está preparado.

Noticias

anterior siguiente