Vine es el servicio de Twitter para compartir vídeos que no está exento de controversia

  • Permite grabar vídeos de hasta seis segundos de duración
  • Los vídeos se pueden compartir también en Facebook y Twitter
  • Un vídeo porno se cuela entre los vídeos promocionados
Ampliar fotonueva-imagen

Los vídeos en Vine se pueden compartir también en Facebook y Twitter.noticias

NACHO PALOUNACHO PALOU 

Hace unos días Twitter anunció la disponibilidad de la aplicación Vine para móviles —de momento disponible sólo para iPhone— similar al propio Twitter pero que permite compartir pequeños vídeos. Se podría definir como "el Instagram" de los vídeos.

En Vine los vídeos están limitados a seis segundos de duración; una limitación que se asemeja a los 140 caracteres en los mensajes de su hermano mayor, Twitter. La idea es que los contenidos en Vine sean "la versión abreviada de algo más largo", la síntesis expresada en forma de vídeo, según se explica en el blog de Vine.

La forma de grabar esos seis segundos de vídeo es muy simple. Toda la aplicación gira en torno a dos únicas premisas: grabar vídeos y en ver los vídeos de otros usuarios. Y en este sentido Vine resuelve ambas de una forma bastante acertada, con una aplicación rápida, sencilla y funcional, muy similar a Instagram, Path y otras aplicaciones de ese estilo.

En Vine no hay posibilidad de editar el vídeo ni de aplicar filtros. El único control que hay sobre la grabación es que la secuencia de vídeo puede estar formada o grabada por trozos: el vídeo se graba mientras se mantiene pulsada la pantalla del teléfono y la grabación se detiene cuando se deja de pulsar. Cuando se vuelve a pulsar la pantalla la grabación continúa.

Este proceso se puede repetir tantas veces como se quiera hasta alcanzar el límite de 6 segundos de duración total. Esto permite generar vídeos de tipo "time-lapse", muy popular en los últimos años, que están formados por secuencias de fotografías o de vídeo, resultando en una especie de vídeo a cámara rápida que concentra un período de tiempo en una representación visual de menor duración.

Se pueden compartir

Los vídeos grabados en Vine se pueden compartir también fuera de éste, a través de Twitter, donde se muestran de forma integrada en los tuits -como sucedía antiguamente con las fotos de Instagram-, y también se pueden compartir a través de Facebook.

Un servicio correcto pero aburrido La aplicación de Vine -y por extensión el servicio en sí- es más que correcta y acertada en cuanto a su funcionamiento. De hecho resulta relativamente rápida teniendo en cuenta que al fin y al cabo estamos hablando de grabar, publicar y acceder a vídeos con una calidad razonable.

Pero de todos modos usar Vine significa tener que esperar. Esperar a que suba un vídeo. Esperar a que se inicie la reproducción. Y esperar a que cargue un contenido -una página, una foto, un vídeo,…- es un verbo que se practica muy poco en la actualidad. Es verdad que no todos los tuits de Twitter ni todas las fotografías de Instagram merecen la pena.

De hecho en ambos servicios los contenidos que merecen la pena son precisamente la excepción. Pero no es lo mismo descargar y echar un vistazo rápido a mensajes de texto en 140 caracteres o a imágenes en baja resolución, y detenerse sólo en aquellas que puedan interesarnos, que hacer eso mismo con piezas de vídeo de 6 segundos de duración.

Reproducción automática

Además la reproducción de los vídeos y el sonido se inicia de forma automática en el momento en el que pasan por la pantalla. Es decir, no se puede elegir reproducir sólo aquellos de interés, lo cual hace que los vídeos de Vine parezcan más bien los GIF animados de toda la vida. Por si fuera poco se reproducen de forma constante, en bucle, y con sonido.

Ya no es sólo que al final resulta molesto, sino que abrir la aplicación supone un apreciable consumo del tráfico de la conexión móvil a Internet y de la batería del teléfono. Y después de trastear varios días con Vine todavía no he encontrado ningún vídeo que resulte especialmente divertido o interesante. Vine es simplemente aburrido.

Cuando salieron Twitter o Instagram podía ocurrir que no todos entendiéramos del todo de qué iba aquello. Y tenían pocos usuarios y poco contenido. Y desde luego era difícil predecir el éxito que tendrían.

Pero no recuerdo que ninguno de los dos resultase aburrido. Y Vine en cambio sí lo es. Admito que esta puede ser una apreciación subjetiva. Pero la realidad es que antes que Vine ha habido otros intentos por hacer "la versión de Instagram para vídeos" que no han tenido ningún éxito apreciable.

No ha conseguido ninguna aceptación significativa

Entre otros muchos, SocialCam o Viddy. Viddy, por ejemplo, existe desde hace más de dos años y hasta hoy no ha conseguido ninguna aceptación significativa. Pornografía en Vine Desde el videochat Chatroulette no había visto ninguna otra aplicación con aspiración a ser aceptadamente popular alcanzar una proporción de contenido pornográfico tan rápidamente como en Vine.

No sólo hay un montón de secuencias pornográficas en Vine, sino que por si fuera poco recientemente, durante unas horas, el primer vídeo que aparecía al abrir la aplicación correspondía a esa categoría: estaba marcado como "elegido por el editor".

Es decir, se trataba de un vídeo pornográfico promocionado por los administradores del servicio. Todavía no está claro cómo ese vídeo llegó a liderar esa lista. Si fue a propósito o si se trató de un error.

Como sea, el vídeo ha desaparecido de esa lista según escribía este texto, pero continúa estando disponible en Vine, junto a otros muchos similares. Todo lo anterior tiene cierta importancia porque Vine actualmente está sólo disponible para iPhone, aunque saldrá para Android en el futuro.

Y "facilitar el acceso a contenidos pornográficos" es algo que va en contra de la política antipornografía de Apple.

Sobre esa política se podría discutir largamente, pero no es el tema. La cuestión es que fue esa política la que llevó a Apple a retirar, hace sólo unos días, la aplicación del servicio de fotografías online 500px de la tienda de aplicaciones. En 500px, como en Flickr y otros muchos servicios que hay para exhibir fotografías online, hay imágenes de desnudos.

No necesariamente pornográficos, sino en su mayor parte desnudos artísticos. Tal vez Vine tenga en el futuro tanto o más éxito del que tienen actualmente Twitter o Instagram. No se puede saber hoy. Pero visto lo visto ahora mismo su mayor reto es el superar la aplicación de las reglas de castidad que rigen la App Store.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

Brasil decide el rumbo de un país polarizado entre Rousseff y Neves

142,8 millones de votantes regresan a las urnas para elegir en segunda vuelta a su presidente y a 14 de los 27 gobernadores.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

Cospedal: el PP trabaja para que la corrupción no se repita

Señala que el PP está "tan escandalizado" como el conjunto de la sociedad. Pide "sentido de la responsabilidad".

­ ­ ­ ­

El Madrid se divierte con un Barça desguarnecido

RUBÉN HERAS

Los errores defensivos condenan al Barça en el Bernabéu. Cristiano, Pepe y Benzema levantaron el gol inicial de Neymar. Iniesta se retiró en el minuto 70 con una lesión en el sóleo y se someterá a una revisión este domingo.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

Europa desvela la solvencia de sus bancos con los test de estrés

El BCE examina el estado de salud de 128 bancos. Ha evaluado la calidad de sus activos y ha realizado una prueba de tensión.

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

El jurado de la Seminci jugó
bien sus cartas

CONXITA CASANOVAS. - Maymon y Granit ganan la Espiga de Oro con una cinta que mira con humor al drama de la vejez.

­ ­ ­ ­
Un kit de 'primeros auxilios digitales'

Un kit de 'primeros auxilios digitales'

ÁLVARO IBÁÑEZ 'ALVY'.- Muchos usuarios y empresas evitan el "oscuro y complejo" tema de la seguridad.

Espacio reservado para promoción
cid:62930