Enlaces accesibilidad

Kim Dotcom vuelve a la carga con Mega

  • El dueño del polémico Megaupload tiene ya perfilado su nuevo servicio de alojamiento de archivos
  • El cifrado de los archivos que contendrá será clave para evitar problemas legales
  • La tecnología sigue yendo muy por delante de las leyes

Por

Mientras se aclara todo el embrollo legal acerca del cierre de Megaupload y conviene recordar que las autoridades implicadas parecen haber dado unos cuantos pasos en falso, su fundador anuncia sus planes para lanzar un nuevo servicio llamado Mega.

Mega se parecerá mucho a Megaupload, y en él los usuarios podrán almacenar cualquier tipo de archivo, pero con una salvedad: todos los archivos subidos a Mega estarán cifrados mediante una clave que el usuario conocerá pero los responsables del sitio no.

De este modo, será imposible que puedan saber lo que contienen los archivos albergados en Mega, y será decisión del usuario compartir con otros usuarios la clave para acceder a su contenido o no.

Además Mega se compromete a eliminar cualquier archivo sobre el que reciba una reclamación de que vulnera derechos de autor, algo que por otra parte ya hacía Megaupload.

Pero para que eso suceda los titulares de esos derechos serán los que se tengan que hacer de alguna forma con la clave para acceder al contenido del archivo y así demostrar que en efecto se están vulnerando sus derechos.

 A salvo de problemas legales Así, Kim Dotcom y los expertos legales que lo asesoran creen que Mega estará a salvo de acciones legales; de hecho creen que la única forma de impedir que funcione sería declarar ilegal el cifrado de archivos, algo a todas luces impensable.

En cualquier caso, y para evitar que una intervención policial como la que se incautó de los servidores de Megaupload pueda provocar el cierre de Mega el nuevo servicio utilizará desde el principio servidores duplicados albergados en dos países distintos. Y en sus planes está ir añadiendo mayor redundancia al sistema con el tiempo, algo similar a lo que The Pirate Bay acaba de anunciar.

Finalmente, Mega no implementará ninguna función que impida a sus usuarios tener múltiples copias de un archivo, con lo que un propietario de derechos de autor que crea que los suyos han sido violados necesitará obtener las claves de todos y cada uno de los archivos sospechosos para poder demostrarlo y solicitar su eliminación.

En definitiva, el que Kim Dotcom pueda estar dispuesto a volver a la carga con un nuevo sistema que haciendo uso de tecnología perfectamente legal complique mucho las cosas a los titulares de derechos de autor demuestra, una vez más, que es imposible poner puertas al campo y que la tecnología va muy por delante de las leyes y de modelos de negocio que quizás habría que revisar.

Noticias

anterior siguiente