Anterior Chile se lleva su primera Copa América en los penaltis Siguiente Grecia vota en un referéndum que abrirá más preguntas de las que contesta Arriba
Se acercan las 'lágrimas de San Lorenzo'

Se acercan las famosas 'lágrimas de San Lorenzo'

  • La lluvia de estrellas alcanzará su máxima actividad las noches del 12 y 13

  • El momento óptimo para verlas será antes de que la Luna llegue al horizonte

  • El IAC aconseja mirar hacia el nordeste y alejarse de luces brillantes

|

Como cada agosto, expertos y aficionados a la astronomía esperan ansiosos la llegada de las famosas Perseidas, una lluvia de estrellas singular que en esta ocasión alcanzará su máxima actividad las noches del 11 al 12 y del 12 al 13, según ha desvelado el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).

Los expertos del centro astrofísico canario aconsejan alejarse de los centros luminosos e ir a zonas despejadas para disfrutar de este espectáculo. El momento óptimo para observar las Perseidas será durante la primera parte de la noche, una vez que el cielo esté oscuro y antes de que la Luna aparezca en el horizonte.

Sin embargo, las popularmente conocidas como 'lágrimas de San Lorenzo' serán mucho más intensas entre las 14:00 y las 16:00 horas, periodo en el que se espera una media de cien meteoros por hora. Aunque con la intensa luz de esas horas no serán visibles desde España y por ello los astrónomos recomiendan esperar a la noche.

Las llamadas estrellas fugaces son en realidad pequeñas partículas de polvo de distintos tamaños, algunas más pequeñas que granos de arena, que van dejando los cometas a lo largo de sus órbitas alrededor del Sol.

La radiación solar sobre un cometa genera las características colas de polvo y gas

Cuando un cometa se acerca a las regiones interiores del Sistema Solar, su núcleo, que está formado por hielo y rocas, se 'sublima' debido a la radiación solar y genera las características colas de polvo y gas.

La corriente de partículas que resulta de este proceso se dispersa por la órbita del cometa y es atravesada cada año por la Tierra en su movimiento de traslación (recorrido del planeta alrededor del Sol).

Durante este encuentro, las partículas de polvo se desintegran al entrar a gran velocidad en la atmósfera terrestre y crean los conocidos trazos luminosos que reciben el nombre científico de meteoro.

Los científicos del IAC han señalado que la mejor forma de disfrutar de la lluvia de estrellas es a simple vista, sin prismáticos ni telescopios y en una posición cómoda que permita ver el mayor campo de cielo posible.

No obstante, cualquier punto de observación es bueno siempre que se tenga un horizonte despejado hacia el nordeste y esté alejado de luces brillantes.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente