Poppea y Nerone: el drama de la Antigua Roma vestido con la estética kitsch de los ochenta

  • Basada en la última opera de Monteverdi, es un encargo del Teatro Real
  • El público acoge desigualmente este estreno mundial
  • Warlikowski recurre a imágenes del XX desde Riefenstahl hasta Michael Jackson

Ampliar fotoEscena final de Poppea e Nerone

Escena final de Poppea e NeroneTEATRO REAL-Javier del Real

Ampliar foto Imagen del prólogo (la clase de Séneca) de Poppea e Nerone

Imagen del prólogo (la clase de Séneca) de Poppea e NeroneJAVIER DEL REAL-TEATRO REAL

Audios relacionados

Propuesta cultural - Poppea - 18/06/12

JON BANDRÉS 

Lo primero que vemos es la profundidad de un aula de los años 40 del siglo pasado. Un Séneca de traje y corbata (el conocido bajo barítono jamaicano Willard White) plantea las típicas dudas de una clase de filosofía a uno alumnos que serán los protagonistas de una ópera que aún no ha comenzado. Confesando que el temor le ha acompañado toda su vida, concluye abruptamente la lección magistral, y cae desvanecido al suelo.

Las tres limpiadoras que han entrado en la clase se quitan sus batas azules y se transforman -con diademas y bañadores-en tres misses/mister: miss Fortuna,  miss Virtud Mister Love. Ya cantando, protagonizan la típica discusión entre virtudes de la música antigua. Como en un sueño, el profesor se despertará mientras las misses volverán a vestir su cotidiano uniforme de faena para proseguir con sus tareas.

Son tan sólo imágenes de Poppea y Nerone, firmado escénicamente por el polaco Krzystof Warlikowski, y basado en L'incoronazione di Poppea, la última ópera de Claudio Monteverdi en la que abandona el tema mitológico para plantear un asunto tan político como filosófico como es el poder y la corrupción de quien lo ostenta, a través del episodio histórico de los amores de Nerón y Popea. Un tema cuya vigencia, sólo con el libreto, y la propia música (dirigida por el francés Sylvain Cambrelling al frente de Klangforum Wien) quedarían siempre patentes.

Imágenes impactantes, extrañas y provocativas

Pero Warlikowski ha querido más que recalcar esa actualidad, dotar de mayor intensidad al drama, plagándolo de imágenes impactantes o simplemente extrañas o provocativas. Motivos, que, a juicio de los comentarios escuchados en una de las funciones de abono y en vista de  la deserción de parte del público tras la primera parte (Prólogo del aula y acto I), éste parece no haber aceptado.

Hay momentos de indudable belleza. Como la que resulta de unir la acción que tiene lugar en escena con imágenes de estatuas clásicas procedentes de la película que sobre las olimpíadas rodó Leni Riefenstahl.

También en la escena pictórica creada para enmarcar el dúo final de la ópera (Pur ti miro), por fin juntos y poderosos. Rodeados de remeros y sentados sobre dos esclavos negros de rodillas. El, (el tenor Charles Castrenovo) con la cara dividida entre un rostro de hombre y otro de mujer, el torso desnudo y una falda blanca de novia. Ella ( la glamourosa soprano Nadja Michael), con traje maculino negro y la cabeza afeitada.

Decadencia ochentera aplicada a la tragedia

Sin duda, la voz, la forma de cantar y aparecer en escena de Nadja Michael -una gran cantante con físico de modelo- y los juegos eróticos que mantiene en muchos momentos con su partenaire Castrenovo, son lo que más ha podido apreciar el público; más allá de su propio vestuario y de todo cuanto les rodea.

También la presencia de Wilard White como Séneca (incluso, tras su suicidio, permaneciendo presente con un muñeco réplica del cantante) o la de la repudiada Ottavia (la esposa de Nerón) encarnada por Maria Riccarda Wesselling. Y las apariciones de Jadwiga Rappé, como modernísima nodriza de Poppea, cantando y fumando al mismo tiempo (¿sería un cigarrillo virtual?).

Una cámara sobre el escenario se va recreando en lo que ocurre en el escenario, entregándonos una réplica cinematográfica por ejemplo de la decadente, fumadora y bebedora Ottavia (imagen contemporánea de la mujer perdida), con perlas y vestido negro.

Sin embargo, muchas ideas escénica (algunas robadas de los tópicos que más gustan a los replicantes del actual universo gay) injertadas en la historia corrían el riesgo de restar dramatismo a la tragedia. Poco antes del intento de asesinato de Poppea, el contratenor congoleño Serge Kakudji (que en la escena final hara de sonriente asiento para Poppea) cantaba, ataviado con un calzón de lentejuelas doradas, intercalando el canto con pequeñas imitaciones de Michael Jackson.

Viéndole, como antes había visto a Nerón -de la guisa que hemos contado más arriba- una espectadora comentaba: "lo que tienen que hacer hoy en día los cantantes por culpa de los directores de escena".

A pesar de todo, el público que permaneció hasta el final de la función de este pasado lunes 18, aplaudió a los intérpretes, al director musical e incluso al director de escena, después de algo más de 4 horas de representación.

A la salida, otra espectadora, de 40 años, apuntaba: "todo esto lo veo muy antiguo, como de los 80, la música es preciosa pero qué falta de poesía, de sensibilidad en la puesta en escena".  Cerca de ella, una señora de unos sesenta años, concluía: "no puedo decir que no me haya gustado, pero me parece bastante esnobista".

­ ­ ­ ­
Programas para todos los públicos

El PSOE impulsará mociones municipales y un "frente de oposición" a la reforma electoral

Asegura que presentará la reforma constitucional en los próximos meses.

­ ­ ­ ­

Deslucida victoria de España sobre Ucrania

La selección de Orenga se impone 71-63 a Ucrania en un partido gris en el que volvieron a aparecer las carencias en el juego exterior. De nuevo, el juego interior de los hermanos Gasol e Ibaka fue lo más destacado de España.

­ ­ ­ ­
Campaña de información callejera sobre el ébola en la capital de Sierra Leona, Freetown

El ébola puede cobrarse otra víctima: la incipiente economía africana

L. FRANCIA.- El enorme gasto sanitario y de prevención lastrará el crecimiento del PIB. La interrupción comercial y del transporte ha paralizado los países afectados. Los analistas advierten del riesgo energético si Nigeria sufre un foco importante.

­ ­ ­ ­
vídeo
Programas para todos los públicos

Edipo Rey cierra la edición número 60 del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida

La obra de Sófocles sube a escena la tragedia griega con el rey de Tebas como protagonista. Edipo Rey es, junto a Medea, una de las obras más representadas en el Festival de Mérida.

­ ­ ­ ­
Iceberg con dos cuevas en aguas de la Antártida.

Groenlandia y la Antártida pierden 500 km cúbicos de hielo cada año

Un equipo científico ha medido millones de puntos en las dos regiones. Afirman que se ha doblado la contribución al nivel del mar desde 2009.

Espacio reservado para promoción
cid:827