Anterior Chile elimina a Perú con un doblete de Vargas y se clasifica para la final Siguiente Tsipras: "Cuanto más fuerte sea el no, mayores serán las posibilidades" de lograr un buen acuerdo Arriba
Siria sufre dos atentados con coche bomba

Los observadores de la ONU entran en la localidad siria de Haffeh

  • Kofi Annan y EE.UU. habían mostrado preocupación por su población

  • Una multitud enfurecida impidió su entrada el martes

  • Varios muertos en el estallido de dos coches bomba

|

Un equipo de observadores de la ONU ha llegado este jueves a la localidad de Haffeh, en Siria, dos días después de que los mediadores internacionales fueran atacados por una multitud enfurecida que impidió su entrada.

Haffeh ha sido escenario de enfrentamientos recientes en la guerra civil de facto que desangra el país. El enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Kofi Annan, mostró el lunes su preocupación por que los habitantes de esta localidad estuvieran atrapados, mientras que Estados Unidos aireó sus sospechas de una "matanza potencial".

Atentados con bomba

Mientras tanto, dos coches bomba han estallado este jueves causando un número indeterminado de muertos, según fuentes oficiales y opositoras. El primer vehículo ha hecho explosión en las inmediaciones de Damasco. Según la agencia oficial de noticias Sana, el coche ha explotado en un garaje en la zona de Al Sayeda Zainab y ha causado heridas a dos personas y daños materiales.

La agencia ha mostrado imágenes de los destrozos causados por la explosión, entre ellas las de autobuses y otros vehículos que se encontraban estacionados en el garaje y fueron calcinados. La red opositora Shams y el Observatorio sirio de Derechos Humanos también han informado del suceso y han destacado que no ha habido víctimas mortales.

El otro vehículo ha estallado en un control militar en Idleb, y en esta ocasión sí se ha producido un número aún indeterminado de muertos y heridos.

Pese a la presión internacional y al despliegue sobre el terreno de observadores de la ONU, la violencia persiste en Siria, donde el miércoles murieron decenas de personas en bombardeos de las fuerzas del régimen de Bachar al Asad y se registraron también combates entre los rebeldes y el Ejército.

También este jueves, Amnistía Internacional ha hecho público un informe en el que acusa al gobierno de Bachar al Asad de crímenes de guerra.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente