Enlaces accesibilidad

Camps afirma haber devuelto en 2008 regalos que procedían de la trama Gürtel

  • Afirma no haber conocido a Francisco Correa y Pablo Crespo
  • Camps y Costa han rechazado aceptar un acuerdo de conformidad
  • Algunos definen a Camps como "racanillo", dice su abogado
  • La Fiscalía advierte al tribunal de que acusados pueden mentir
  • Ricardo Costa defienderá mañana su inocencia en el caso

Por
Camps ha dicho que todo es consecuencia de un terrible montaje

El expresident de la Generalitat Francisco Camps ha declarado durante cerca de cuatro horas, en la primera sesión del caso de los trajes que le supuestamente vincula a la trama Gürtel, por un delito de cohecho pasivo.

Durante su declaración, se ha declarado "absolutamente inocente" y, aunque reconoce haber recibido los regalos que "el Bigotes" le envió a él y a su familia en la Navidad de 2008, ha negado haberlos aceptado y ha asegurado que las prendas de vestir que adquirió en Madrid las abonó en efectivo y sin pedir los tiques porque él nunca solicita comprobantes de nada.

Camps ha expresado que este proceso comenzó tres años atrás, y que se trata de un "terrible montaje" y de un "ataque político muy importante" así en el juicio que se sigue contra él preguntado por su abogado por las llamadas que realizó al sastre José Tomás cuando éste prestaba declaración ante la policía.

El expresident ha explicado que llamó al sastre cuando se enteró de que un diario iba a publicar que había recibido trajes de la trama Gürtel por valor de 30.000 euros.

Según ha declarado, el sastre le dijo que estuviera "tranquilo" porque "había pagado" y le explicó que le habían "llamado desde la Fiscalía" para ser interrogado y para preguntarle "si hacía trajes a personas importantes" y si le habían pagado trajes de Camps.

Afirma que paga "en efectivo porque nunca lleva tarjeta"

El expresidente de la Generalitat ha asegurado que su patrimonio se reduce a una casa en Valencia que comparte con su mujer y a un coche "del año 95 que está dado de baja porque no va, no se puede poner en marcha".

"Pago en efectivo todo porque la tarjeta no la utilizo nunca, jamás, excepto en viajes fuera de España" dijo el expresidente autonómico ante los nueve ciudadanos -seis hombres y tres mujeres- que componen el jurado popular y que determinarán al final del juicio si él y el también acusado Ricardo Costa, exsecretario general del PP en Valencia, son culpables o inocentes.

Camps ha explicado que decidió acudir en la primavera de 2006 a la tienda que Milano tenía en la calle Serrano de Madrid, sitio en el que conoció al sastre José Tomás, porque los trajes allí "valían la mitad" que en el Corte Inglés, donde suele encargar sus atuendos. "Al final uno tiene el sueldo que tiene e intenta arreglarse", señaló.

El jurado escucha la grabación del 'amiguito del alma'

Los seis hombres y tres mujeres que conforman el jurado popular que juzga al expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps, acusado de un delito de cohecho imprompio, han podido escuchar en la sala, junto con el resto del público y medios de comunicación, la grabación telefónica entre Alvaro Pérez 'El Bigotes' y el exjefe del Consejo valenciano, en la que éste se dirigía al responsable de la empresa Orange Market como ámiguito del alma'.

El presidente del tribunal, el magistrado de la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (Tsjcv) Juan Climent, tuvo que llamar la atención a Camps. "Acostúmbrese a guardar silencio cuando no tiene el uso de la palabra", le dijo cuando ha intentado explicar porqué había utilizado el valenciano en una parte de su declaración, algo que el expresidente autonómico atribuyó a un lapsus.

La grabación se ha puesto en la sala, junto con otras conversaciones de Alvaro Pérez y otros interlocutores como Bernabé Cano, alcalde de la Nucía (Alicante), o Pablo Crespo, a petición de la acusación popular que ha podido formular las preguntas que tenía pensado realizar a Francisco Camps, aunque éste ha ejercido su derecho a no contestar por considerar que había venido a "hacer Justicia y no política".

Durante la reproducción, Camps ha hecho una mueca sonriente al escuchar las expresiones recogidas en la conversación, como las de que le quería "un huevo" y que esperaba contar con su lealtad toda su vida.

En su informe inicial de esta mañana, el letrado de Camps, Javier Boix, había hecho referencia a esta conversación y ha advertido al jurado de que iba a haber expresiones "llamativas" de Camps, pero les ha dicho que él "es así" ya que lo ha descrito como "extremadamente afectuoso".

Los trajes los devolvieron su chófer y su escolta

Allí se probó un traje "de unos 600 euros", el sastre le hizo varios arreglos y le envió a su domicilio en Valencia un total de cuatro vestidos "con la ilusión de que me los quedase".

Camps se los probó y finalmente, a través de su escolta, acabó devolviendo los trajes -sin pedir ningún tique-, "y ahí se acabó Milano para siempre".

El acusado ha afirmado en este sentido que las pruebas que reflejan supuestamente que encargó varios trajes a la tienda de Milano deben estar basadas en "documentación falsa".

Posteriormente recibió una nueva llamada de José Tomás en el que el sastre le comunicó que se había trasladado a trabajar a la tienda Forever Young y que le gustaría enseñarle unos trajes.

Camps afirma que finalmente, en enero de 2007, encargó dos trajes a Tomás en la tienda Forever Young. Unos meses después se compró otro traje y unos zapatos. Según ha declarado, todas estas prendas las abonó al contado.

El expresidente autonómico negó en cambio haber adquirido corbatas u otros trajes en el citado establecimiento.

Camps renuncia a contestar a la acusación ejercida por el PSPV

"Con el respeto al jurado y acogiéndome a mi derecho, renuncio a contestar a quien representa al partido con el que he competido desde hace ocho años y al que siempre he tenido la suerte de ganar", ha argumentado.

Según afirma, lleva "tres años contestando al portavoz socialista todos los jueves en debates públicos en el parlamento" autonómico, y rechaza contestar ahora porque, a su juicio, no representa a una acusación popular sino a "una parte estrictamente política".

En el turno previo de la fiscal anticorrupción Concepción Sabadell, Camps ha lamentado que desde mayo de 2009 "nunca" se le ha formulado en sede judicial por los regalos que recibió presuntamente de la trama Gürtel, de manera que no ha tenido "la oportunidad" de explicarse" y eso le ha "costado" abandonar la Presidencia del Gobierno valenciano.

La relación con "el Bigotes" comenzó en 2002

El expresident de la Generalitat Francisco Camps ha contado ante el jurado que conoció al supuesto cabecilla de la trama "Gürtel" Alvaro Pérez "el Bigotes" en 2002, año desde el que se encargó de organizar la infraestructura de casi todos los actos de partido del PPCV.

Según ha dicho a preguntas del Ministerio Fiscal en el juicio que se sigue contra él y Ricardo Costa en la llamada "causa de los trajes" del caso Gürtel, no sucede así con los otros dos supuestos cabecillas de la red, Francisco Correa y Pablo Crespo, a quienes asegura no conocer.

Tras un primer acto de proclamación desarrollado en Alicante, con el que quedó muy satisfecho, "el Bigotes", que también organizaba actos de su partido a nivel nacional, según ha dicho, se "vinculó" al PPCV tras las elecciones de 2004 y desde entonces, participó en "todo tipo de actividades" similares en la Comunitat Valenciana.

Tras Camps, declararán Costa, Crespo y Correa

La declaración de Camps es la primera de las previstas esta tarde en el juicio por un supuesto delito continuado de cohecho pasivo. Tras él declarará su ex "número dos" en el PPCV, Ricardo Costa, y después comparecerán Crespo, Correa, Pérez, el exvicepresidente del Consell Víctor Campos y el exjefe de gabinete de la Conselleria de Turismo Rafael Betoret.

Al inicio de la vista oral, y antes de comenzar los interrogatorios, el expresident de la Generalitat Francisco Camps se ha declarado inocente y, por tanto, no ha aceptado un acuerdo de conformidad en la causa de los trajes, relacionado con la investigación de la trama Gürtel.

Aceptar la conformidad supondría admitir su culpa en la imputación de delito continuado de cohecho pasivo por el que se le juzga este martes en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, como ya hicieron dos de los cuatro impurtados.

Tal y como establece la Ley del Jurado, el dimitido president se levantó del banquillo para declarar su inocencia. "Soy absolutamente inocente", dijo.

El también acusado Ricardo Costa, exsecretario general del PP de Valencia, emuló a Camps y también manifestó su inocencia. "No me voy a conformar", afirmó.

Camps, definido como "racanillo" por su abogado

Durante la vista, Javier Boix, letrado de Camps, aseguró que algunas personas tildan al expresidente de la Generalitat Valenciana de "racanillo" y lo definen como una persona que siempre mira cuánto cuestan las prendas que se compra, por lo que no tiene sentido que se afirme que va "de gorra por la vida". 

"Si una persona va de gorra por la vida no pregunta cuánto cuestan las cosas", sentenció.

Boix comenzó señalando que los hechos que se atribuyen a su cliente "no son ciertos" y constituyen "un absurdo" fruto de "una pura invención". "Eso que dicen de que es una persona de gran austeridad es cierto", dijo.

La defensa también afirmó que Camps suele "pedir efectivo a su mujer", Isabel Bas, cuando tiene que efectuar gastos, como por ejemplo "cuando se va a Madrid a comprarse un traje". Esto significa que el expresidente valenciano "no carga a protocolo" este tipo de gastos, lo que demuestra que "es muy austero".

Los acusados tienen derecho a no decir la verdad

La representante del ministerio fiscal ha pedido al jurado que se "olviden" de todo lo que han oído hasta ahora del caso y se centren en las pruebas del juicio.

En su intervención, la fiscal ha hecho hincapié en que en este caso, los hechos "son mucho más sencillos de lo que parece".

"Los acusados aceptaron regalos en consideración a la función pública que desempeñaban", en el caso de Camps entre los años 2005 y 2008 y en el de Costa entre 2007 y 2008, realizados por los considerados presuntos cabecilla de la trama: Álvaro Pérez, Francisco Correa y Pablo Crespo a través de las tiendas Milano y Forever Young.

Correa llega al juicio en ambulancia

Por su parte, los supuestos cabecillas de la trama Gürtel Francisco Correa y Pablo Crespo se encuentran ya en el interior del Palacio de Justicia de Valencia, tras llegar, respectivamente, en una ambulancia y un furgón policial.

El tercer principal encausado por la trama Gürtel, Álvaro Pérez "el Bigotes", aún no ha llegado a la sede del TSJCV, como tampoco lo ha hecho otro testigo citado para este martes, el exvicepresidente del Consell Víctor Campos, quien aceptó en septiembre su culpabilidad en la causa y el pago de una multa de 9.600 euros.

El expresident de la Generalitat Francisco Camps ha llegado al Palacio de Justicia de Valencia este martes a primera hora en compañía de su abogado y al ser preguntado sobre cómo afronta esta jornada ha dicho: "Con tranquilidad, como siempre".

Camps ha llegado al tribunal 4 horas antes de la vista oral

Camps ha llegado a la sede del Tribunal Superior de Justicia valenciano un cuarto de hora antes de la hora a la que se ha fijado el inicio de la vista oral,  alrededor de las 08.45 horas, en un todoterreno negro conducido por su exjefe de gabinete Pablo Landecho.

A su llegada a la sede judicial, ha posado brevemente para los medios de comunicación y a diferencia de ayer lunes, ha entrado directamente en el Palacio de Justicia, pues esta mañana no había nadie a quien saludar y no hay ninguna concentración de apoyo o protesta a las puertas de la sede del TSJCV

Entre los ciudadanos que guardan cola para acceder a la sala de vistas como público se encuentran el presidente de Les Corts Valencianes, Juan Cotino -quien ayer conducía el coche que trajo a Camps al TSJCV-, la directora del IVAM, Consuelo Císcar, y varios simpatizantes del PP. 

Diez horas para elegir al jurado

El Palacio de Justicia de Valencia acoge desde las 09.00 horas la segunda jornada del juicio, tras la maratoniana selección de los miembros del jurado, que consumió ayer lunes la sesión en la que iban a declarar Francisco Camps y Ricardo Costa.

El inicio del juicio quedó aplazado hasta este martes ante la prolongada duración de la constitución del jurado (integrado por seis hombres y tres mujeres como titulares), que se extendió hasta las 22.00 horas de ayer, postergando la comparecencia de los acusados.

Noticias

anterior siguiente