Enlaces accesibilidad

El Gobierno estudia este viernes la retirada de la custodia a los padres maltratadores

  • La medida requiere de una reforma del Código Civil
  • Una condena por maltrato se convertiría en causa de indignidad sucesoria

Ver también: Guía sobre violencia de género. Teléfono de atención: 016

Por

El Consejo de Ministros acordará este viernes impulsar la reforma del Código Civil para prohibir, en los casos de separación o divorcio, que se atribuya la custodia de los hijos al progenitor incurso en un proceso penal por violencia de género, según informa Efe.

En virtud de este acuerdo, el Gobierno encomendará a los ministerios competentes el impulso de las medidas necesarias para acometer las reformas legislativas y otras actuaciones en materia de violencia de género, según fuentes del Ejecutivo.

A la reunión del Consejo de Ministros, que estará presidida por el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, asistirán todos los miembros del Gobierno, a excepción del titular de Justicia, Francisco Caamaño, que participa en Estambul en la XXX Conferencia de Ministros de Justicia del Consejo de Europa, y la responsable de Ciencia, Cristina Garmendia, que asiste en Bruselas a la reunión del Consejo de Competitividad y de Investigación de la Unión Europea.

Limitación en la patria potestad

Los cambios previstos -anunciados ya por el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, para el próximo mes de enero- estarán  referidos a limitación en la patria potestad, la tutela, el régimen de visitas y el derecho sucesorio de los maltratadores.

En ese último aspecto, las fuentes han precisado que el objetivo es introducir como causa de indignidad sucesoria la existencia de una condena firme por maltrato.

Esta modificación puede afectar también a los seguros, de forma que los maltratadores no puedan ser beneficiarios de seguros que tuvieran suscritos sus víctimas.

En un acto homenaje celebrado este jueves en el Instituto de la Mujer la ministra de Igualdad, Leire Pajín, ha asegurado que "se puede acabar con el maltrato pero hay que denunciar".

Una medida "pelirosa" para algunos jueces

Varias asociaciones judiciales creen que la propuesta de la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, de reformar el Código Civil es innecesaria, propagandística y peligrosa.

Según el portavoz de Jueces para la Democracia (JpD), José Luis Ramírez, la propuesta de Pajín puede provocar una inseguridad jurídica "tremenda" y perjuicios "irreparables", mientras que la solución que aporta es puramente "simbólica".

Además, Ramírez ha añadido que el Código Penal ya prevé la posibilidad de que el juez pueda inhabilitar durante un tiempo para el ejercicio del derecho de custodia de los hijos al imputado por maltrato, por lo que no entiende la finalidad de la reforma.

Noticias

anterior siguiente