Enlaces accesibilidad

Nueva suelta de linces ibéricos este otoño

  • La reintroducción se repetirá en la comarca de Guadalmellato (Córdoba)
  • La repoblación se llevará a cabo con ejemplares nacidos en la naturaleza
  • Esta temporada sólo han nacido nueve cachorros en cautividad

También te puede interesar: Especial 'El lince' en '30 años sin Félix'

Enlaces relacionados

Por
 Un lince ibérico corriendo por la sierra de Córdoba
Un lince ibérico corriendo por la sierra de Córdoba REUTERS REUTERS/Marcelo del Pozo

Nivel de amenaza

La Unión Intenacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ha catalogado al lince ibérico como una especie en peligro de extinción, el mayor nivel de amenaza establecido. Es el felino más amenazado del planeta porque su población apenas supera los 200 ejemplares en libertad entre Sierra Morena y Doñana.

La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía repetirá el próximo otoño la reintroducción de linces ibéricos en la comarca cordobesa de Guadalmellato (Córdoba) tras el éxito obtenido en la experiencia piloto a finales del año pasado.

En esa ocasión se soltaron 7 ejemplares en una finca preadaptada donde copularon las tres parejas liberadas y una de las hembras adultas, 'Charqueña', ha sacado adelante una camada de tres cachorros. El próximo otoño se repetirá la experiencia en esta zona y se ensayará la iniciativa en la comarca de Guarrizas, el otro núcleo elegido para la reintroducción de este felino en peligro crítico de extinción.

La repoblación se llevará a cabo con ejemplares nacidos en el medio natural y no en cautividad como estaba previsto, porque "en el programa de cría en cautividad habría que trabajar en la adaptación de los cachorros a la vida silvestre", ha explicado el director del programa LIFE para la conservación del lince ibérico, Miguel Ángel Simón.

Menos nacimientos en cautividad

Esta temporada sólo han nacido nueve cachorros durante la temporada de cría en cautividad que finalizó a principios del mes de junio. Es la cifra más baja de los últimos tres años debido, principalmente, a dos motivos: la Enfermedad Renal Crónica, que afecta a la mitad de la población de los ejemplares en cautividad, y las fuertes lluvias que provocaron el retraso del periodo de celo.

En esta ocasión (el próximo otoño) se liberarán menos ejemplares, aunque todo dependerá de la supervivencia de los individuos liberados a finales del año pasado en Guadalmellato, porque el índice de mortandad de ejemplares reintroducidos en el medio natural es del 50%.

Simón insistió en que la reintroducción con ejemplares nacidos en libertad en Doñana y Sierra Morena "ha dado muy buen resultado y si sobreviven acelerarían la rebaja del nivel máximo de amenaza de la especie".

Se puede reducir el nivel de amenaza

Además, dos de los ejemplares liberados ya han conectado con la población de linces ubicada en Andújar, lo que manifiesta la conexión entre ambos núcleos; "pensábamos que se iban a dispersar de manera muy lejana y no iban a volver, pero en principio están todos por aquí y la creación de un nuevo núcleo de población podría ser más rápido de lo que habíamos estimado", subrayó Simón.

Noticias

anterior siguiente