Enlaces accesibilidad

Desaparece un avión de Air France que volaba de Río de Janeiro a París con 228 personas a bordo

  • La compañía confirma que viajaban 216 pasajeros y 12 miembros de la tripulación
  • El último contacto de la aeronave con los controladores aéreos fue cerca de Senegal
  • El avión puede haber sido alcanzado por un rayo
  • El director general de Air France: "Estamos ante una catástrofe aérea"
  • Sarkozy visita a los familiares de los pasajeros en el aeropuerto Charles de Gaulle
  • Francia y Brasil lanzan sendas operaciones de rescate al punto de la desaparición

Por
Ver Desaparece un avión de Air France en un mapa más grande

Un avión de Air France que volaba desde Río de Janeiro a París con 228 personas a bordo ha desaparecido de los radares aéreos, según han informado fuentes aeroportuarias. La compañía aérea ha confirmado que en la aeronave, un Airbus A330-200, había 216 pasajeros y 12 miembros de la tripulación. En la lista de pasajeros hay 7 niños y 1 bebé, además de 126 hombres y 82 mujeres, entre los que había dos españoles y pasajeros de otras 31 nacionalidades.

Air France informa de que la aeronave envió automáticamente un mensaje de que tenía un cortocircuito tras una fuerte turbulencia. Ese mensaje se recibió a las 2.15 horas GMT -4.15 hora peninsular española-, tan sólo 15 minutos después de atravesar la turbulencia. Según el director de Comunicación de Air France, "existe la posibilidad de que la aeronave haya sido alcanzada por un rayo y haya sido fulminada", ya que atravesaba una fuerte tormenta, aunque los aviones están preparados contra fenómenos eléctricos de este tipo.

Según fuentes oficiales, el avión hizo su último contacto con los controladores aéreos brasileños cuando se disponía a entrar en el espacio aéreo de Senegal. Ese contacto se produjo anoche a las 22.33 hora local (01.33 GMT - 03.33 hora peninsular española-) con el Centro de Control de Área Atlántica (Cindacta III), señaló el Comando de la Fuerza Aérea en un comunicado, y el vuelo informó de que ingresaría en el espacio aéreo de Senegal a las 23.20 hora local (02.20 GMT), aunque a esa hora la aeronave de Air France "no efectuó el contacto de radio previsto con el Cindacta III, por lo que fue informado al Control de Dakar". 

Según la Fuerza Aérea de Brasil, a las 02.48 horas GMT, el avión salió de la zona de alcance del radar brasileño y volaba "normalmente a 35.000 pies de altitud y una velocidad de 840 kilómetros por hora".

El director general de Air France, Pierre-Henri Gourgeon, ha dado una rueda de prensa de urgencia en el aeropuerto Charles de Gaulle, en donde debía haber aterrizado el avión a las 11.00 horas, para asegurar que  "estamos ante una catástrofe aérea".

El presidente francés, Nicolás Sarkozy, que ha mostrado su más "viva preocupación" en un comunicado oficial, ha llegado al aeropuerto alrededor de las 18.00 horas para estar con las familias de los pasajeros, que han sido aisladas en una sala. Allí ha reconocido que las posibilidades de que haya supervivientes son "ínfimas".

En el aeropuerto de Río de Janeiro también se han vivido momentos de angustia entre los familiares.

La compañía aérea francesa ha puesto establecido unos números telefónicos para dar información sobre el incidente aéreo: 0800 800 812 (para llamadas desde Francia) y +33 157021055 (para llamadas desde España y el extranjero en general).

Los últimos contactos

Según los datos facilitados por Gourgeon, el avión despegó de Río a las 22.19 GMT (00.19 hora peninsular); a las 02.00 GMT (04.00 hora peninsular española) el avión entró en una zona de turbulencias y a las 02.14 GMT los mensajes automáticos remitidos por la aeronave reportaron una serie de deficiencias, como un corte de luz.

Hacia las 05.00 ó 06.00 GMT "parece que el avión ha tenido un problema importante", según el director general de Air France, que ha añadido que se hizo un llamamiento a las autoridades militares para localizar el eco de la aeronave. A las 7.30 GMT, la situación pasa a "grave".

Su aterrizaje estaba programado para  las 11.10 horas en el aeropuerto Charles de Gaulle, en París, pero el avión no ha llegado.

El Gobierno galo descarta un secuestro y cree que lo más probable es que el avión haya sufrido un accidente. En caso de confirmarse el siniestro, sería el primer accidente de Air France desde julio de 2000, cuando se estrelló un Concord en Charles de Gaulle y murieron las 109 personas que viajaban a bordo.

Francia pide ayuda al Pentágono y España colabora con un avión


La Armada Francesa ha enviado desde su base senegalesa de Dakar un avión de búsqueda, el "Atlantique 2", para tratar de localizar al avión de Air France desaparecido, según ha informado un portavoz militar galo.

El avión "Atlantique 2" es el único especializado en este tipo de operaciones, lleva 13 tripulantes y tiene una autonomía de vuelo de 15 horas. Partió a las 12.14 GMT (14.14 hora peninsular española) y se dirigió a la zona situada entre las aguas brasileñas y las islas de Cabo Verde, donde se perdió el contacto con el vuelo de Air France, señaló la fuente.

Además, Francia ha pedido la ayuda del Pentágono estadounidense para buscar el aparato.

Un portavoz de la Fuerza Aérea brasileña ha aseguarado a Efe que el contacto se perdió cuando la aeronave sobrevolaba una extensa área oceánica entre el archipiélago brasileño de Fernando de Noronha y la Ilha do Sal, perteneciente a Cabo Verde. Desde ahí han lanzado las autoridades brasileñas una operación de rescate integrada por aviones de la Fuerza Aérea Brasileña, a la que se han sumado tres navíos de la Marina y que se concentra en una zona del Atlántico situada a unos 565 kilómetros de la costa de la región de Rio Grande do Norte.

Las autoridades de Cabo Verde también colaboran en la búsqueda del aparato por si hubiera caído en las aguas del Atlántico cercanas a la ex colonia portuguesa.

También se ha unido a la búsqueda un avión español del servicio de Fronteras Exteriores de la Unión Europea (Frontex) con base en Dakar, destinado al control de la inmigración, según una fuente diplomática española en Senegal, que ha añadido que el aparato es un CASA 235 de la Guardia Civil.

El ministro de Ecología y Energía galo, Jean-Louis Borloo, ha asegurado que "ahora mismo, la aeronave está por debajo de sus reservas de queroseno, por lo que es de esperar el escenario más trágico".  Los radares aéreos no tiene un alcance mayor a 200 ó 300 millas, por lo que una vez que una aeronave se adentra en el océano no hay contacto directo y constante con las aeronaves. Los pilotos mantienen el contacto por radio con los controladores de tráfico cada 20 ó 30 minutos.

En el aeropuerto Charles de Gaulle, se ha creado un gabinete de crisis, al igual que en el aeropuerto de Río de Janeiro, desde el que ha partido el avión.

Según informa el corresponsal de RNE en la capital gala, Luis Miguel Úbeda, los esfuerzos en la búsqueda también se estarían centrando en las costas de Marruecos. El vuelo AF447 de la compañía francesa aparece como "retrasado" en las pantallas de información del aeropuerto Roissy Charles de Gaulle".

Noticias

anterior siguiente