Enlaces accesibilidad

Irán proclama que casi ha doblado su potencial nuclear en tres meses

  • Ha pasado de tener 3.000 centrifugadoras activas a más de 5.000, según Ahmadineyad
  • Supone un nuevo reto a Occidente, que le dio un ultimátum de dos semanas el día 19
  • El presidente iraní ha sido nombrado 'Héore nacional de la hazaña nuclear'

Por

En tan solo tres meses, Irán casi ha doblado su número de centrifugadoras para enriquecer uranio hasta alcanzar las 5.000, según ha desvelado su presidente, Mahmud Ahmadineyad en la televisión iraní en lengua árabe Al Alam.

Estas declaraciones suponen una nueva amenaza a las potencias occidentales, que dieron el pasado día 19 un plazo de dos semanas para responder a una oferta para paralizar su programa nuclear a cambio de la congelación de las sanciones impuestas por la ONU en 2002 por esta causa.

El último en hacerlo ha sido el candidato a la presidencia de EE.UU., Barack Obama, que ha pedido a Ahmadineyad que no espere a que haya un nuevo presidente norteamericano para paralizar su programa.

Ahmadineyad ha hecho estas declaraciones en una conferencia celebrada en la ciudad iraní de Mashad, donde recibió el título de "Héroe nacional de la hazaña nuclear" de manos de un grupo de catedráticos iraníes adscritos a los "basiyíes", milicias voluntarias fieles al régimen de los ayatolá.

"Hoy tenemos más de 5.000 centrifugadoras activas",  ha proclamado Ahmadineyad.

'Derecho nuclear'

Irán, el cuarto productor mundial de crudo, ha asegurado que solo quiere uranio para producir electricidad y que está dispuesto a negociar con los países occidentales sin condiciones precias.

En este sentido, Ahmadineyad ha subrayado que la "lucha" iraní ha obligado a Estados Unidos a cambiar su postura y a participar en las última ronda de conversaciones sobre la cuestión nuclear de Ginebra.

"Los estadounidenses decían que Irán debía aceptar la suspensión del enriquecimiento de uranio para participar en las negociaciones, pero han participado sin que Irán haya suspendido su programa y nosotros vemos en esto algo positivo", se ha felicitado Ahmadineyad.

Mientras los países del Grupo 5+1 (EEUU, Rusia, Gran Bretaña, Francia y China, más Alemania) insisten en que Irán abandone el enriquecimiento de uranio al sospechar que tiene fines militares, Teherán se niega a suspender sus actividades atómicas y asegura que son civiles y "legítimas".

En 2007, Irán puso en marcha unas 3.000 centrifugadoras en la central de Natanz, pero son del diseño P1, de los años 70, por lo que decidió en abril empezar a desarrollar otras 6.000 más avanzadas.

En su último informe, publicado en mayo, la Agencia de la Energía Atómica detalló que Irán tenía 3.500 centrifugadoras activas.

Noticias

anterior siguiente