­ ­ ­ ­
­ ­
­ ­ ­ ­

Croacia 0 -1 España

DAVID RAMOS- Las claves del partido.

­ ­
­ ­ ­ ­

España pasa a cuartos como primera de grupo tras ganar a Crocia (1-0) en su peor partido oficial en mucho tiempo. Sin brillo, con mucho sufrimiento y una pizca de suerte. Así se planta 'La Roja' en la siguiente fase. Porque el encuentro ante Croacia se complicó hasta rozar la eliminación. La campeona, asfixiada por la espectacular presión croata, no encontró su identidad en ninguna fase del juego. Se dejó llevar y faltó cabeza para impedir que los de Bilic se fuesen arriba. Ni siquiera tuvo el control. Hubo miedo y nervios. España jugó con fuego, sin profundidad en ataque y concediendo contras peligrosas. Y si no se quemó del todo fue porque su capitán volvió a ser decisivo bajo los palos, sacando de la portería un balón que nos echaba de la Eurocopa. Del Bosque sacó la alineación tipo y la primera parte no fue de nadie, pero se complicó la vida en el segundo acto con un planteamiento que obligaba a España a jugar en contra de sus necesidades y de la propia lógica. Lo mejor, la única jugada que pudieron trenzar los de arriba y que terminó con el balsámico gol de Navas en el '87, que de paso aupaba a España de nuevo a la primera plaza evitando el lado más duro del cuadro, en el que estarán Alemania y previsiblemente Francia.

audio

1-0. Jesús Navas puso fin al sufrimiento español y le dio la victoria a 'la Roja' al culminar una contra en boca de gol.

No había nadie para sacar partido a sus centros, pero al menos le puso otra velocidad al ataque español durante la media hora que estuvo en el campo. Sin demasiada fortuna y por su cuenta, fue el único que aportó algo de verticalidad al equipo con tres internadas peligrosas por su banda. Obtuvo su premio en forma de gol, empujando a la red un balón que Iniesta le puso en bandeja cuando el partido expiraba. Toda España reventó ese balón con él y respiró aliviada. 

El de Paraguay, el de Holanda... el de tantas y tantas veces. Casillas volvió a ser el santo que vela por 'La Roja' cuando todo está a punto de venirse abajo. El minuto 58 de partido, con empate a cero en el marcador, Modric desplegó todo su talento para inventar una jugada letal. Arrastró a los defensas hasta el pico del área con el balón controlado, se giró y esperó a la incorporación de Rakitic al segundo palo para servirle con el exterior de su pie derecho un balón inmejorable. El sevillista, en carrera y con todo de cara, remató a bocajarro. Era medio gol. Pero cuando la grada croata estaba ya en pie para explotar de alegría, apareció 'san Iker' para sacar la pelota en posición acrobática. Otra del repertorio de reflejos del capitán, que vuelve a salvar los muebles. De haberse adelantado Crocia, y atendiendo al poco peligro que llevaban los de Del Bosque, quizá estaríamos hablando de la vuelta a casa de la campeona.

prueba david

Día para olvidar de la sociedad Silva-Iniesta. Los dos grandes talentos de España sufrieron una desconexión sin precedentes en lo que va de Eurocopa. El canario completó un partido nefasto. Siempre rodeado de defensas, no encontró apoyos y cometió demasiados errores en la entrega. Muy solo, lento e individualista. Por su parte, el manchego tampoco tuvo su día. Perdió muchos balones en línea de tres cuartos y llegó tarde al último pase. Sin embargo salvó su partido en su última intervención. Iniesta recogió una cuchara de Cesc, la bajó con el pecho y habilitó a Navas para que éste solo tuviese que empujarla. Pero lo más preocupante para España no es que sus 'genios' tengan un mal día, sino la tremenda dificultad para tirar a puerta. Ahí está el verdadero apagón. Se les hace de noche cuando están en posiciones de disparo. El mejor ejemplo lo escenificó Busquets en el tramo final del partido, todavía con empate a cero. Recibió un balón en profundidad y, cuando se plantaba solo ante Pletikosa, como si tuviese miedo, reculó en busca de un último pase hasta perderla. Ni siquiera miró al portero, y ese es el mal de este equipo. El toque es para llegar, el resto se convierte en vicio.

                                      El despliegue físico croata para realizar la presión fue una auténtica pesadilla para España. Bilic salió al campo con dobles laterales, coloncando a Srna por delante de Vida y a Pranjic ayudando a Strinic, Esto permitió a Croacia defender siempre en superioridad numérica cada vez que el balón llegaba a la banda. Vukojevic y Rakitic se vaciaron en las ayudas a los laterales para conseguir hacer un tres para uno constante en defensa, una presión que España no logró quitarse de encima en ningún momento. El equipo esperó a 'la Roja' en su campo para no desgastarse y mordió con éxito cuando la pelota pasaba de la divisoria. Una defensa perfecta, con línea de cinco o de seis por momentos, que solo se descompuso obligada por el resultado, 

El planteamiento de España fue a contracorriente, al revés. Tras un primer tiempo discreto y muy disputado, el encuentro entró en zona peligrosa. Tras el gol de Italia en el otro partido del grupo, Croacia estaba fuera y tenía que atacar. Con el paso de los minutos, los croatas se abrirían y dejarían espacios a la contra. Sin embargo, Del Bosque retiró del campo a Torres para dar entrada Navas. Metía un extremo pero le privaba de un rematador que conectara con sus posibles pases. ¿Qué sentido tiene quitar al punta en el momento del partido en el que más espacios va a tener? ¿Qué sentido tiene sacar a un hombre de banda puro si no tiene a quien colgarle un balón? ¿Realmente buscaba la victoria? El seleccionador dejó sin la referencia de un delantero al equipo y provocó un planteamiento absolutamente estático y previsible que dio alas al contrario. España sufrió el acoso de una selección croata que se crecía por momentos y ni siquiera ejerció un dominio claro sobre la pelota. Sin nadie que generase espacios y con el equipo ya cansado, cedió aún más terreno, con el inconveniente de no tener armas para contragolpear. Del Bosque hizo campeón del Mundo a este equipo y si algo le sobra es crédito, pero el gol de Navas no lo tapa todo.

En planteamiento de Bilic era de acoso total. Mucho despliegue físico, muchas ayudas y defensa en superioridad para recuperar y salir a la contra. Este tipo de planteamientos requieren una dosis de agresividad que depende del árbitro valorar. A Stark habría que decirle que no solo la entrada violenta es tarjeta, también debe serlo la reiteración. El colegiado perjudicó a España permitiendo un partido trabado con constantes interrupciones fruto de las llamadas faltas tácticas. Se guardó unas cuantas cartulinas y tardó más de 25 minutos en enseñar la primera. Perdonó la segunda a Srna, aunque Ramos también se libró tras un entradón a Mandzukic.

Espacio reservado para promoción
cid:'EUROCO743'