Enlaces accesibilidad

David Villa | Perfil

Adiós a Villa, adiós al máximo goleador de La Roja que dejó huella en sus equipos

  • Tras 19 temporadas se retira el 'Guaje' un jugador al que recuerdan con cariño en todos sus equipos
  • Ganó todos los títulos a nivel de clubes y selección y es, con 59 tantos, el 'Pichichi' de la Roja 

Por
Villa anuncia su retirada

Tras 19 años jugando al fútbol como profesional David Villa ha anunciado su retirada a final de este año. El delantero asturiano pretende colgar las botas tras disputar con el Vissel Kobe, su actual equipo, la Copa Emperador de Japón, un posible título que pasaría a engrosar el palmarés de este futbolista que lo ha ganado todo y que ha dejado huella en todos los equipos en los que ha militado. 

Villa con la Copa del Mundo

David Villa (c) celebra en Madrid el Mundial ganado en Sudáfrica. (EPA) EFE EFE

El primero en el que se le recuerda con cariño es en la selección española. Y es que en su palmarés Villa luce con orgullo la Copa de campeón del Mundo que logró con España en Sudáfrica, además de la Eurocopa de 2008 en Austria y Suiza, donde también se llevó el reconocimiento como 'Pichichi' del torneo.

Pero además de estos dos trofeos con la Roja, el 'Guaje' tiene el honor de ser el máximo goleador de la selección española con 59 tantos, muy distanciado de Raúl González (44) o Fernando Torres (38) que le siguen en el ranking.

14 horas - David Villa en cinco goles

Y todo hace indicar que ostentará ese honor durante mucho más tiempo ya que los jugadores que aún están en activo todavía se encuentran muy lejos de aclancerle. De hecho, el que más se le acerca es Sergio Ramos, con 21 goles en su cuenta personal.

Pero el protagonismo de Villa en el fútbol va mucho más allá de su papel con España. En sus 19 años como profesional, Villa ha militado en cinco clubes españoles y tres de otros países y en todos ellos ha dejado su marca, en forma de goles.

El sueño del Sporting y los primeros títulos con el Zaragoza

Villa en el Sporting de Gijón

David Villa vistiendo la camiseta del Sporting. EFE

Comenzó su carrera en la cantera del Sporting de Gijón, el equipo de sus "sueños de niño" y donde buscó un ascenso a Primera que nunca llegó.

Sin embargo, en los dos años que defendió su camiseta en Segunda supo ganarse a los compañeros y a la afición con un registro goleador de ensueño (18 goles el primer año y 20 tantos el segundo).

Después, en 2003, recaló en el recién ascendido Real Zaragoza, un club donde saboreó por primera vez las mieles del éxito.

Villa en el Zaragoza

David Villa, celebra el segundo gol del Zaragoza en la final de Copa del Rey de 2004. EFE EFE

Jugando en el club maño ganó el primer título de su carrera: la Copa del Rey de 2004 ganada al Real Madrid por 2-3 y donde tuvo su protagonismo aportando un gol de penalti.

Este triunfo, le permitió disputar la Supercopa de España de 2004, que fue su segundo título al derrotar en el global de la eliminatoria al Valencia, equipo por el que terminaría fichando en junio de 2005.

Unos meses antes llegó su primera llamada con la selección, donde debutó en febrero de 2005.

Su consagración en Valencia

VALENCIA CF - FC BARCELONA

Villa celebra tras marcar un gol en Copa del Rey. (EPA) EFE EFE

En el conjunto ché estuvo cinco temporadas y ahí llegó su consagración como futbolista. Se convirtió en el ídolo local y en una de las estrellas del fútbol español al que querían fichar todos los equipos.

Durante esta época, a nivel de clubes, solo ganó la Copa del Rey de 2008, pero también logró tres Trofeos Zarra, que le acreditaban como máximo goleador nacional en 2006, 2007 y 2009.

También lo ganó en 2010 cuando ya era jugador del FC Barcelona.

Campeón de todo con el Barça

Y es que en mayo de 2010, David Villa fichó por el FC Barcelona, equipo con el que lo ganó todo a nivel de clubes en los tres años que jugó como azulgrana.

Villa en el Barça

David Villa celebra con Xavi Hernández el gol que el astiriano marchó en la final de Champions de 2011 ante el Manchester United.Estevez EFE EFE

El primero de ellos fue la Supercopa de España de 2010, aunque después llegaría también la de 2011 y dos Ligas (2011-12 y 12-13) y una Copa del Rey (2012).

A nivel internacional, se proclamó campeón de la Champions en 2011, donde anotó el 3-1 definitivo frente al Manchester United en Wembley. También ganó la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes, todo en un 2011, donde solo se le escapó la Copa ante el Real Madrid.

El gran inconveniente de ese año fue la grave lesión, con fractura de tibia, que sufrió ante el Al-Sadd en el Mundialito y que le obligaron a perderse la Eurocopa de 2012.

Despedida en el Atlético con una Liga

Su última temporada en España la pasó como jugador del Atlético de Madrid. Aunque aún tenía un año de contrato con el Barça, Villa decidió cambiar de aires y tener más protagonismo en otro equipo por eso fichó por los rojiblancos en julio de 2013. 

Villa en el Atlético

David Villa celebra con sus compañeros Gabi y Raúl García la Liga ganada en 2014 con el Atlético de Madrid. (EPA) EFE EFE

Se estrenó como goleador del Atlético en un partido de Supercopa de España ante el Barça y terminó el año ganando la Liga, la tercera en su palmarés, frente a su ex-equipo en el Camp Nou.

Su último partido como colchonero fue la final de Champions de Lisboa en la que el Atlético cayó ante el Real Madrid. No pudo ganar su segunda Champions, pero sí se ganó todo el cariño del Calderón pese a que solo vistió un año la camiseta del Atleti.

Un futbolista sin fronteras

Tras dejar la Liga, emprendió una nueva aventura lejos de España y fichó en el New York City FC, aunque antes jugó unos meses como cedido en el Melbourne City australiano. En ambos casos, Villa siguió ganándose a todos con sus goles ya que su promedio era de 1'5 tantos por partido.

Tras cuatro años en la MLS volvió a cambiar de aires y probó fortuna en el fútbol japonés. Fichó por el Vissel Kobe donde se reencontró con su gran amigo Andrés Iniesta y con el que ha jugado este último año.

Ahora, 19 años después, tras haber recorrido cuatro continentes y haberse ganado a todos con su fútbol y sus goles, Villa colgará las botas para dedicarse a otras labores.

Pero aunque el 'Guaje' deje el fútbol en activo su vida seguirá ligada al balón ya que su nuevo reto es el Queensboro. El austirano ha comprado el equipo de fútbol del barrio de Queens, donde vivió cuando jugó en nueva York.

Es un equipo humilde que compite en la United Soccer Legue pero con su salto a los despachos, Villa pretende seguir llevando "amor" hacia el fútbol que es, ha sido y será su vida. "Es una oportunidad emocionante y única", dice de su nuevo proyecto.

Deportes

anterior siguiente