Anterior Pau Gasol: "Jugar con la selección no es una obligación, es un orgullo" Siguiente Rafa Nadal, a la final con susto tras vencer a Seppi Arriba
Numerosas muestras de cariño para la delegación española a su llegada
Londres 2012 | España

La delegación española ya está en nuestro país

  • Craviotto: "Ser abanderado ha sido un momento muy especial en mi carrera"

  • Fuentes y Carbonell, orgullosas por la plata: "Somos un buen matrimonio"

  • Alabau: "Estoy súper motivada y espero estar en Río para luchar por el oro"

  • Andrea Blas (waterpolo): "Espero que esto no se olvide en dos semanas"

|

Tras la ceremonia de clausura de Londres 2012, parte de  la delegación española ya ha regresado a casa. Los deportistas españoles, luciendo sus medallas, han sido recibidos con gran expectación en los aeropuertos de Madrid y Barcelona.

El ganador de la medalla de plata en la categoría de K-1 200 m en piragüismo en aguas tranquilas, Saúl Craviotto, ha señalado que ser abanderado en la ceremonia de clausura ha sido "un momento muy especial" en su carrera deportiva.

"Es una experiencia increíble. Ha sido un regalo para mí y estoy muy agradecido al Comité Olímpico Español por haberme ofrecido esta oportunidad".

El doble medallista olímpico ha comentado que tras los Juegos, "va a descansar antes de volver a preparar otras competiciones".

"Necesito unas vacaciones, desconectar un poco de la piragua, de la pala, y tomar un tiempo de relax para volver con muchas ganas y energía para preparar con ganas los Juegos de Río de Janeiro".

Por su parte, la regatista Marina Alabau, campeona olímpica en Londres 2012, en vela, clase RS:X, ha comentado a su llegada a Sevilla que espera "estar en los Juegos de 2016 en Río de Janeiro.

La sevillana se ha referido a las gestiones del presidente de la federación española de vela para que en los Juegos de Río de Janeiro pueda disputarse la modalidad de windsurfing en lugar del kite surfing (con una cometa).

"Me ha dicho el presidente de la federación que hará lo posible por solucionarlo y que en noviembre tendremos noticias" ha explicado, aunque ha matizado que si no le dan "la oportunidad" lo tomará "como un nuevo reto" en alusión al kite surfing.

Las chicas de balonmano, felices con su medalla

También está ya en España Marta Mangué, capitana de la selección española de balonmano, quien ha afirmado a su llegada a Barajas que están "contentísimas por el éxito logrado".

"Hoy sacaremos la mejor sonrisa, porque esto es muy grande, estoy muy feliz. No esperábamos esto, teníamos un grupo muy difícil, estaban los mejores del mundo y cada partido era una final".

Su compañera de equipo, Beatriz Fernández, ha afirmado que "no" esperaban "conseguir una medalla", pero que es una "satisfacción enorme".

"Es increíble la sensación que tenemos de sentir que hemos hecho bien el trabajo. Hemos estado cuatro años trabajando muy duro para llegar este momento. No esperábamos conseguir una medalla, teníamos el grupo considerado de la muerte, pero hemos trabajado mucho y estamos encantadas".

Las nadadoras españolas de natación sincronizada Andrea Fuentes y Ona Carbonell, plata en dúo y bronce en la competición por equipos, han asegurado a su llegada a Barcelona que se sienten "orgullosas" por lo conseguido.

"Somos un buen matrimonio, hemos competido bien por una medalla y en un camino hacia ella muy intenso y profundo y me ha encantado".

En este sentido, celebraron la constancia que han tenido juntas y que el mucho trabajo realizado haya dado tan buenos frutos. "Hemos tenido constancia y fe, y con trabajo todo se consigue".

Vuelta a la normalidad

La luchadora y medallista de bronce Maider Unda ha regresado hoy a España con "ganas de descansar y de intentar volver lo más rápido posible a la normalidad" en su caserío de la localidad alavesa de Olaeta, donde se dedica a fabricar quesos.

"He tenido tiempo de digerirlo y de darme cuenta de lo que he conseguido, pero lo que quiero ahora es volver a casa y encontrarme con mi familia".

Medalla de bronce en la categoría de - 72 kilos de lucha libre, la deportista cree que este primer metal que ha logrado para la lucha libre española en una cita olímpica servirá para "cambiar bastante" la repercusión de esta especialidad.

"Así es como se llega a las metas. Me ha costado muchísimos años, pero con constancia y trabajo lo hemos conseguido. Sabía que era mi oportunidad. Tenía las cosas muy claras y han salido bien".

También se ha mostrado feliz la jugadora de la selección española femenina de waterpolo Andrea Blas, quien ha pedido que este éxito "no se olvide en dos semanas".

"La verdad es que espero que esto en dos semanas no se olvide y que se siga hablando de waterpolo en los medios. Ha sido impresionante, no tengo palabras para describirlo".

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente