Anterior Chile se lleva su primera Copa América en los penaltis Siguiente El mítico Muro de Huy se estrena en el Tour de Francia Arriba
El delantero del Manchester United, Wayne Rooney EFE
El delantero del Manchester United, Wayne Rooney

Rooney, el nuevo ídolo del United tras Ronaldo

  • El 10 del Manchester asume el papel de líder en ausencia de Cristiano

  • Una lesión en el tobillo truncó su carrera hacia la 'Bota de Oro' europea

|

La marcha de Cristiano Ronaldo al Real Madrid fue, paradójicamente, la chispa que terminó de encender ese fuego puro que es Wayne Rooney. El dorsal 10 del Manchester United se ha convertido, a sus 24 años, en el líder indiscutible del equipo.

Tanto es así, que la temporada pasada los médicos trabajaron a contrarreloj para que se recuperara de un esguince de tobillo provocado en la ida de cuartos de la Champions contra el Bayern y que pudiera jugar el partido de vuelta. Su concurso en ese partido no fue completo y su equipo cayó ante los bávaros.

Pero el seguimiento de su lesión fue una muestra de hasta qué punto ha asumido Rooney el papel de líder del United.

Un equipo que apostó por él con tan sólo 19 años, después de dos temporadas en el Everton. En el segundo equipo de la ciudad de Liverpool se relamían con el descubrimiento de un valor de futuro con el que disputar la hegemonía al vecino 'grande'.

Sin embargo, ante la incapacidad de su equipo por lograr una plaza europea apetecible, fue el propio Rooney el que forzó la máquina para buscarse un nuevo equipo, nuevas metas, y ése fue el Manchester United.

El técnico Alex Ferguson siempre se ha caracterizado por dar su confianza a los jóvenes talentos, y Wayne llegó a un conjunto en el que comenzaba a brillar otro 'monstruo' del fútbol de su misma edad: Cristiano Ronaldo.

Con Cristiano, un ataque de ensueño

Juntos lideraron un ataque llamado a lograr grandes metas y pronto empezaron a llegar los primeros títulos, en las competiciones domésticas. Primero fue la Copa de la Liga de 2006 y un año después, la Premier League, que lograrían tres años seguidos.

El conjunto de Ferguson estaba diseñado para hacer época en la Champions League y obtuvieron sus frutos en 2008 con la consecución del título en la final de Moscú ante el Chelsea. Meses después se alzarían con el Mundialito de Clubes, culminando un año triunfal, donde Rooney terminó como 'pichichi' del torneo.

El Manchester United iba a por el triplete en la temporada 2008-2009, pero se cruzó por delante el mejor Barça de la historia y les arrebató la Champions en la final de Roma.

La madurez de Rooney

Fue el último año de Cristiano Ronaldo antes de su fichaje por el Madrid. La marcha del portugués abrió muchas incógnitas acerca del potencial de los 'diablos rojos' en Europa.

Incógnitas que se encargó de despejar Rooney con sus números. El delantero de Croxteth iba lanzado en su carrera con Messi por ser el máximo goleador de Europa, pero la inoportuna lesión en el tobillo en cuartos ante el Bayern truncó su marcha. En total, la nada desdeñable cifra de 34 goles.

No obstante, dejó la sensación de haberse convertido en un talento madurado. Atrás quedaba la imagen de un jugador tan talentoso como controvertido dentro y fuera del campo.

Más contenidos de Deportes

anterior siguiente