Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El Ayuntamiento de la localidad vizcaína de Sestao ha convocado este jueves a los trabajadores de los astilleros vizcaínos de La Naval en ese municipio y en el vecino Zamakona y a los ciudadanos de la región a concentrarse en la Plaza del Kasko, en Sestao, contra la decisión de la Comisión Europea que obliga a algunos inversores a devolver parte de las bonificaciones fiscales de las que se beneficiaron por financiar la construcción de buques en astilleros españoles. Mientras, en Galicia, la Xunta ha solicitado al Gobierno que recurra esa decisión.

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha asegurado que España actuó "en base a derecho" en el sistema que bonificaba fiscalmente las inversiones en el sector naval español, por lo que el Gobierno ha ordenado a sus servicios jurídicos que estudien el planteamiento de un recurso ante el Tribunal de Justicia de la UE contra la decisión de la Comisión Europea de ordenar la devolución de parte de esas bonificaciones concedidas entre 2007 y 2011.

Por su parte, el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Competencia, Joaquín Almunia, ha insistido en que "la decisión no se dirige contra el naval, sino contra quienes, por invertir un dinero sin ser navieros y sin tener relación con el sector naval, se beneficiaron indebidamente de unas desgravaciones fiscales, que tienen que devolver ese dinero a la Hacienda española".

Los trabajadores han esperado la resolución de la Comisión Europea encerrados en algunos casos en los propios astilleros. El ministro de Industria ha dicho que la decisión de Bruselas mejora la propuesta anunciada inicialmente en junio por el vicepresidente de la CE. Sin embargo, el Gobierno deja abierta la posibilidad de recurrir esa decisión en los tribunales.

El experto de la consultora KPMG en el sistema de bonificaciones fiscales aplicado por España en los astilleros, Juan Carlos Castro, considera que la obligación de devolver parte de las bonificaciones fiscales que beneficiaron al sector naval español decretada por la Comisión Europea se deriva de no haber notificado este sistema a Bruselas.

La Comisión Europea ha exigido este miércoles a España que recupere las ayudas fiscales que concedió al sector naval entre 2007 y 2011, al considerar que el sistema de bonificaciones fiscales (tax lease) es "parcialmente incompatible" con las normas de la UE sobre ayudas estatales. Las subvenciones deberán devolverlas solo una parte de los inversores que financiaron la construcción de los buques, pero no los armadores ni los propios astilleros.

La Comisión Europea adopta este miércoles su decisión definitva sobre la devolución de las ayudas recibidas por el sector naval español, consideradas ilegales por el Ejecutivo comunitario. En los últimos días ha trascendido que Bruselas podría reducir las ayudas que tendrán que devolverse, limitándolas a las recibidas desde 2007. También deberá concretarse quién reembolsará los fondos, después de que el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, se inclinase porque lo paguen los inversores que se beneficiaron de desgravaciones fiscales.

El comisario europeo de la Competencia, Joaquín Almunia, ha dicho sentirse preocupado porque "hay quienes, para desviar su propia responsabilidad a la hora de devolver ayudas no compatibles, están metiendo el miedo a los astilleros". Almunia ha hecho esta reflexión en una rueda de prensa que ha ofrecido en San Sebastián antes de participar en un seminario sobre Europa, en el marco de los Cursos de Verano de la Universidad del País Vasco, donde se ha entrevistado con una representación sindical de los astilleros vascos que han protestado en el exterior.