Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, ha asegurado este martes que está dispuesta a cambiar las leyes que protegen los "derechos humanos" si eso sirve para combatir el terrorismo, en un endurecimiento de su discurso tras las críticas recibidas al saberse que uno de los autores del atentado de Londres estaba fichado por las fuerzas de seguridad británicas y otro, por las italianas. Así, en un acto de campaña a dos días de las elecciones generales británicas, May ha defendido la necesidad de "hacer más para restringir la libertad y los movimientos de sospechosos de terrorismo cuando haya pruebas suficientes para saber que suponen una amenaza".

"Si nuestras leyes de derechos humanos nos lo impiden, cambiaremos las leyes para poder hacerlo. Si soy elegida primera ministra el jueves, ese trabajo comenzará el viernes", ha prometido. May, que fue ministra de Interior entre 2010 y 2016, ha sido blanco de las críticas después de que se conociera el amplio historial extremista de Khuram Butt, uno de los autores del ataque de Londres, el tercer atentado terrorista que sufre Reino Unido en menos de tres meses tras los de Westminster y Manchester.

  • Ha abogado en campaña por limitar la libertad de los sospechosos de terrorismo
  • Propone restringir sus movimientos aun cuando "no haya pruebas suficientes"
  • A dos días de las elecciones, endurece su postura tras los últimos atentados
  • Uno de los autores del ataque en Londres estaba fichado por la policía británica

Tras el parón por el atentado en el centro de Londres, la campaña electoral ha vuelto a reactivarse en esta jornada con el debate sobre la seguridad sobre la mesa. El candidato laborista, Jeremy Corbyn, ha pedido la dimisión de Theresa May, a la que responsabiliza de los recortes que han limitado los medios de las fuerzas de seguridad.

Las prioridades del Reino Unido ante su salida de la Unión Europea y las medidas sociales han centrado los argumentos que han ofrecido este viernes ante la audiencia de la BBC la primera ministra británica, la conservadora Theresa May, y el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, en nuevo cara a cara indirecto que se ha celebrado con las encuestas cada vez más ajustadas.

La primera ministra británica Theresa May adelantó las elecciones para lograr más fuerza con la que negociar el brexit y el brexit ha dominado buena parte de la campaña electoral que entra ya en su última etapa. Los británicos votan el próximo jueves y, si se cumple el calendario previsto, once días después, el 19 de junio, Londres y Bruselas se sentarán frente a frente y empezarán a negociar.

El Laborismo del izquierdista Jeremy Corbyn ha conseguido acortar a solo tres puntos la diferencia con los conservadores de la primera ministra británica, Theresa May, en una nueva encuesta publicada en el diario The Times. El sondeo, hecho por la firma YouGov a tan solo una semana de las elecciones generales británicas, otorga a los laboristas el 39% de apoyo, un alza de tres puntos frente a otra del pasado fin de semana, mientras que los tories bajaron un punto hasta el 42%. Hace un mes, la diferencia entre las dos principales formaciones británicas era de casi veinte puntos.

  • La primera ministra busca reducir el dominio nacionalista en los comicios de junio
  • Los sondeos vaticinan una subida de los tories y una caída del SNP en Escocia
  • Sin embargo, los nacionalistas seguirían siendo la principal fuerza en la región
  • Nicola Sturgeon, ministra principal escocesa, cree que eso legitima otro plebiscito